Review

Microsifht

Hookworms

2018

7.4
Por -

La banda británica comandada por MJ vuelve a mostrar todas sus particularidades en una nueva exhibición de fuerza a la hora de integrar toda la explosividad de sus bases electrónicas con unas guitarras repletas de efectos relacionados con el kraut. El tercer trabajo de los de Leeds guarda características comunes con sus predecesores, pero también muestra un afán por suavizar sus bordes y acercarse a más que nunca al sonido DFA. Manteniendo los ritmos tan precipitados, donde los golpes de batería siempre permanecen abriendo el camino, en estas nuevas canciones vamos a poder encontrar de nuevo cambios de ritmo al límite que dinamitan los temas hasta lo frenético. Esta seña de identidad que han sabido mantener a lo largo de sus trabajos es un elemento totalmente diferenciador, sin embargo este nuevo Microshift esta no va a ser su principal baza, ya que nos vamos a encontrar con tres temas de larga duración que vertebran el trabajo y giran hacia unos sintetizadores relacionados con los ambientes psicodélicos más sintéticos, apareciendo por momentos en nuestra cabeza figuras como Moon Duo.

Los tres temas mencionados anteriormente sostienen esta concepción de crear ambientes atmosféricos con los planteamientos siempre presentes en sus composiciones. Por un lado siempre vamos a tener un torrente distorsionado que por momentos parece unirse con la línea de bajo, sin olvidarnos de los destellos propios de las bases cercanas a los 16 bits, sonando en octavas graves y dando la mano a las rectificaciones precisas de MJ en los sintetizadores. Por ello  tanto ‘Negative Space’, como ‘Ullswater’ y ‘Opener’, comparten en común una sólida estructura a la que poco a poco se van añadiendo elementos de una forma pegajosa, mutando en ocasiones tanto a ritmos motorik como hacia el lado más perverso de Primal Scream exhibido en el XTRMNTR. En medio de todo esto nos encontramos con una producción más cuidada que nunca, donde todos los elementos planteados se distinguen a la perfección, resultando curioso como a pesar del caos final que alcanzan los temas nos encontramos con unas pistas de audio totalmente limpias y definidas.

Sin nos adentramos en la otra parte del trabajo, donde las canciones ven su duración reducida, nos vamos a encontrar agradables sorpresas. Así es como nos llega la cristalina ‘Each Time We Pass’, la que seguramente sea la canción más relajada en formas de toda la trayectoria de la banda.  Revistiendo todo tipo de agresividad y encontrando una bonita melodía en progresión, logran una reinvención más que valiosa. Otro punto del trabajo donde la banda se abre hacia nuevas influencias llega en ‘The Soft Season’, reflejando un lado que los sitúa hacia la música espiritual perfectamente sintetizada, una combinación de lo más curiosa en un tema en constante ascenso, que partiendo del susurro logra que entre de lleno en una luz cegadora bien representada en las modulaciones de los sintetizadores. Con todas estas novedades planteadas, la recta final del trabajo supone una exploración un tanto espacial de nuevas texturas totalmente aferradas a la experimentación ambiental como ocurre de lleno en ‘Reunion’. A pesar de ello, ‘Shortcomings’, el tema que cierra de forma definitiva el trabajo, salta hacia unas coordenadas más pop pero sometidas de nuevo a todos esos recovecos inesperados que nos ha aguardado todo el trabajo. El ejemplo perfecto de equilibrio y liberación de tensión que ha supuesto este trabajo para los británicos.

Conclusión

Hookworms alcanzan con su tercer LP el equilibrio perfecto entre su faceta electrónica más caótica y la concepción de ambientes relacionados con el kraut. Vertebrando su trabajo en tres temas que configuran totalmente su carácter, se adentran en una experimentación controlada hacia un sonido espacial donde no pasan por alto el minimalismo ni pasajes propios de la música espiritual.

7.4
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Microsifht

Artista

Hookworms

Año

2018

Discográfica

Domino Recordings

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *