Review

Marathon

Mujeres

2015

9.5
Por -

Voy a intentar partir de la premisa de ser lo más objetivo posible en este nuevo trabajo de Mujeres, ya que lo mío con este grupo es algo incontrolable. Disco tras disco, cuando parece que toda melodía saltarina y profundamente vital está inventada, llegan de nuevo y se sacan otras 12 nuevas canciones arrojadizas, capaces de hacerte superar los peores baches de tu vida y darte cuerda para una buena temporada. Marathon se pega a tus momentos de euforia real o infundada, las situaciones en las que las cosas en tu cabeza quieren cambiar y que a base de introducirte en un desenfreno logras la escapatoria. El salto sin red en el que sabes que la caída será eterna y gustosa, esperándote la nada o el todo, envuelto en un espíritu cuanto menos vigoroso. Eso es todo lo que Marathon me provoca tras varios días de intensas escuchas.

Cada trabajo de los catalanes es un nuevo punto de inflexión tanto en su sonido como en las vidas de los oyentes. En esta ocasión se han dejado llevar más por lo que Yago viene haciendo últimamente en Univers. El sonido C86 más pegajoso, el que no esconde ninguna tiniebla ni falsas intenciones, es el que se da la mano en este nuevo trabajo de Mujeres junto a su garage de carretera polvorienta. El resultado quizás podemos decir que es algo más directo que en anteriores ocasiones y seguramente garantía de involucrar a un mayor número de personas en los pogos de sus directos. Las guitarras mantienen su papel de escupir riffs perfectos y escarbar en esa melodía que no aborrecerías nunca, incluso si es la que sonase en tu despertador cada mañana.

11093001_847708181956124_1701351672_n

A lo largo de Marathon observaremos como el liberador descontrol que citábamos antes se presente de formas muy diferentes. En unas ocasiones como en ‘Lose Control’, es algo arrollador, con un ritmo rutilante y una confianza con la que es imposible que algo salga mal. Unas guitarras más crudas que de costumbre que nos hacen ver que el grupo es capaz de expandir sus fronteras sonoras hacia nuevos territorios. Primer pildorazo de muchos que vendrán a continuación. Sin a penas respiro llega apabullando ‘Feels Dead (Siento Muerte)’. Algo incansable, que gira en mil direcciones y que provoca que nunca se vaya a apagar eso que hay dentro de ti. Poco más de dos minutos donde el grupo se saca de la manca un estribillo que fomenta las ganas de abrazar y besar a tus amigos en el momento cumbre de la noche.

Avivando la hoguera de sentimientos descontrolados llega ‘On & On’, una canción de tiempos a cual más acelerado, donde no sabes lo que va a pasar ni como va a acabar. Las comparaciones con los clásicos The Oh Sees, Black Lips y tal se quedan muy cortas, ya que Mujeres encuentran la justa medida entre intensidad y disfrute melódico. Todo encaja, todo es perfecto para que pueda darse esa remota posibilidad que llevas dando toda tu vida por perdida. Sin embargo no te obsesiones y que todas las preguntas que vengan sean de la mano de temas como ‘I Wonder’. Aquí hemos bajado las pulsaciones pero seguimos con la cabeza bien alta, agarrando la guitarra con fuerza y comprobando como la persona amada está realmente bien. Tremendo el tramo final del tema, donde se entrelazan las voces y todo parece disolverse en un mar de dudas con final feliz.

10838676_341722099347114_1237094495_n

Avanzando en el trabajo nos encontramos más canciones agradables con cambios de registros no arriesgados pero sorprendentes. ‘Perpetual Motion’ se presenta como la típica canción que cualquiera adoptaría para su banda y que resumiría muy bien todo lo que quieren expresar. Hurgando ahora ya sí en la herida de una forma muy fuerte, se presenta ‘Vivir sin Ti’. El amor no se ha ido, nunca se irá, parece imposible de superar y seguramente no se superará. Queda la hora de tomar las últimas soluciones, de romper a llorar si es preciso, pero que todo eso sea con un himno. Mujeres nos lo ofrecen. Seguramente todo salga mal y que en nuestra cabeza quede un recuerdo un poco amargo que esperamos que se avive lo menos posible.

Llega el momento de volver a resucitar y regresar apretando los dientes. En ‘Radiant Border’ el grupo de nuevo pisa a fondo el acelerador, dejándonos uno de los momentos más arrolladores del trabajo. Todo parece que va a saltar por los aires en cuanto prenda la mecha. Cuidado. Aún queda mucho disco para que esto ocurra. Llega otro instante muy cerrado y oscuro de la noche en el que paradójicamente te lo estás pasando bien. ‘Night Bloom’ juega esa baza de disfrutar sin más en medio del embrollo, de lo que seguramente no te acordarás a la mañana siguiente. Bueno, miento. Si escuchas esa línea de bajo, en algún momento de la mañana siguiente si que la recordarás.

Más momentos de saber que todo está más o menos bien. ‘Uncertain Glory’ es otro de los grandes tapados del trabajo y que representa muy bien la intensidad instantánea que tiene la carrera de fondo que es Marathon. Pon tu cabeza en esa situación en la que pisas el suelo después de un montón de horas de viaje y te sentirás escuchando este tema. No podemos decir lo mismo de lo que llega a continuación. ‘She Brought the Darkness’ es agridulce la mires como lo mires. Todo parece en calma pero en realidad no, hay recaídas bastante acusadas. Los sonidos de este tema las recogen de una forma magistral, uniendo un estribillo que lo disfrutas desde los malos momentos. Dualidades de la vida, que se le va a hacer.

Llegando al tramo final del trabajo llega eso de pasar de todo. ‘Golden Lane’ nos invita a ello con esos coros y la explosión de felicidad que aparece al final del tema. Diferentes etapas, en las que parecemos sentir por sentir, pero teniendo la cabeza despejada. Otra de esas canciones que perfila el sentimiento de plenitud del trabajo. Y ahora sí, se consuma el fin de Marathon. ‘Galgo y Diamante’ se podría equiparar al final de la noche, el momento en el que caminas por una cuesta con los primeros rayos del sol cegándote. El tema más largo del trabajo, otro de los que más te agita y retuerce por dentro. No sabes si hay dolor o no, solo quedan los últimos lamentos.

Conclusión

Cuando parece que Mujeres no pueden superar el listón del trabajo anterior, reinventan su fórmula, atacan con fuerza y logran todo lo necesario para poder tildar sus álbumes de completos. Completos por todas las etapas que pasas escuchándolos, el salto hacia lo desconocido que sabes que no puede ser peor que el presente y esa sensación de poder hacer las cosas. Derrochando dinamismo por todas las partes, los trabajos de Mujeres se adecuan a muchas vidas.

9.5
Nota Usuarios (3 votos)

vota:

8.2

Álbum

Marathon

Artista

Mujeres

Año

2015

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *