Review

Make Way For Love

Marlon Williams

2018

8.6
Por -

Marlon Williams va camino de convertirse en un clásico instantáneo, no solo por las sonoridades de crooner en las que se mueven sus canciones, sino también por definir completamente su estilo en su segundo LP titulado Make Way For Love. Si en su debut homónimo nos encontramos con grandes canciones que se adentraban desde un apartado folk con querencia por la americana más vitalista hasta la canción de autor compungido, en este segundo trabajo las piezas encajan mucho mejor, moviéndose por el segundo apartado y notando lo cómodo que se encuentra en él. Seguramente este factor de diferenciación, el de no encontrarnos alguna guitarra que sobresalga más allá del bonito entumecimiento al que someten las canciones, sea un factor importante para sentir que la evolución del neozelandés se ha producido por el camino correcto. Quizás algo también haya tenido que ver en ello la ruptura con su novia Aldous Harding, encontrándose todo el trabajo impregnado de esa sensación de anhelo por todo lo perdido y lo difícil que resulta olvidar todo lo bonito que ocurrió. Una temática muy propicia para desarrollar un tipo de canciones que por momentos nos ponen en la cabeza al Richard Hawley de Lady’s Bridge.

La riqueza arreglista exhibida también juega a favor de los temas, encontrándonos con una instrumentación de lo más clásica en la que salvo algún que otro arreglo sintetizado, todo evoca a una estética muy a lo Lee Hazlewood o incluso a Gene Clark en los momentos de más presencia de guitarras. Canciones como ‘Can I Call You’ suponen la máxima expresión de la habilidad para conseguir una canción capaz de impresionar prácticamente desde el speech, ya que muchas de las estrofas que presenta no se adecúan para nada a la melodía presentada. Es en estas situaciones donde nos damos cuenta de la completa naturalidad que adquieren los temas, consiguiendo sugerir mucho con muy pocos elementos. Buena muestra de ello nos la encontramos con ‘Love is a Terrible Thing’, llegando casi apagada, como si no quisiese haber sido compuesta nunca.  Los acordes de piano que poco a poco van cayendo hacia tonalidades más graves encajan a la perfección con certeras frases del estilo a “I feel about as lucky as a snowman in the spring”. Cayendo en esta espiral de autodestrucción emocional, el disco nos sigue dejando fragmentos más y más duros, donde la voz de Marlon incluso se oscurece para dar paso a canciones como ‘I Didn’t Make a Plan’ donde el dramatismo final se eleva gracias a un final instrumental que parece evocar el fatalismo.

A pesar de que quizás la parte más interesante y en la que observamos la nueva perspectiva del músico de acercarse a sus canciones resulta ser la más desnuda y con menos florituras, también merece la pena hablar de ese otro lado en el que se muestra más trepidante. Todos aquellos momentos de inicio del disco que parecen directamente heredados del momento inmediatamente posterior a su ruptura sentimental. Desde una ‘What’s Chasing You’ que se encarama al aparatado de pop británico ochentero más serio hasta el cierto nerviosismo que se atisba en ‘Party Boy’ y la conducción hacia la decadencia. Si nos paramos a pensar en la estructura del disco nos encontraremos claramente las fases que llegan después de haberse esfumado el amor, sumergiéndose todo en un estado melancólico del que parece inevitable salir. Más aún si en la penúltima canción del disco aparece la voz de la persona amada como sucede en este caso con ‘Nobody Gets What They Want’, tema interpretado junto a Aldous y compuesto seguramente cuando ya se avecinaba algo. Quizás para paliar todos los efectos perjudiciales de la recreación en un sentimiento ya a estas alturas imposible y enfocado desde la primera persona, llega el tema final titular del disco donde parece tomar aires condescendiente con el destino incierto. Una actitud que sin embargo sigue sin dejar de lado todo lo relacionado con el romanticismo.

Conclusión

Marlon Williams encuentra su zona de confort en su segundo trabajo, dejándose llevar hacia las tonalidades más crooner y coherentes con todas las posibilidades que le ofrece su timbre. Sumergiendo las canciones en la tristeza amorosa que provocó su ruptura con Aldous Harding, nos entrega un trabajo de canciones con el corazón en la mano y la belleza precisa para que no suenen recargadas.

8.6
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Make Way For Love

Artista

Marlon Williams

Año

2018

Discográfica

Dead Oceans

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *