Review

Olden Yolk

Olden Yolk

2018

8
Por -

Olden Yolk sin lugar a dudas son uno de los grandes animadores de la escena de folk más evolutivo en esta primera parte del año. El dúo compuesto por Shane Butler y  Caity Shaffer ha logrado un notable LP debut aventurándose hacia un espectro de canciones de lo más cálidas, de corazón pop de lo más latente pero en las que tan poco falta el buen gusto por presentar algún que otro elemento atmosférico que tira hacia la psicodelia más pastoril. Tenemos que tener en cuenta que Shane proviene de Quilt, una banda que también presenta una especial querencia por el folk, aunque en su caso quizás todo está más enfocado hacia la brillantez del pop donde los rasgos de la canción americana hacen a veces acto de presencia. Ya que hemos entrado en cierta comparativa con la canción americana, podríamos decir que Olden Yolk también conservan alguna que otra pulsión propia de figuras como Townes Van Zandt, sobre todo en aquellos momentos de carácter más serio y con mayor desesperanza como es el caso de ‘Espirit de Corps’. A pesar de ello las coordenadas del disco seguramente se mueven en un apartado más contemporáneo, mucho más relacionado por momentos con un movimiento arty propio de artistas como Cate Le Bon, sólo que más cercano a un apartado melódico continúo.

Escuchando a fondo el disco, vamos a encontrarnos con un conjunto de temas muy bien ornamentados mediante elementos propiamente acústicos, que no buscan la espectacularidad ni ninguna situación con tendencia a la grandilocuencia. Es más, parece que en todo momento son conscientes de que poner el pie en el freno tiene su encanto, algo que podemos observar en cortes como ‘Cut the Quick’. Los pasajes casi siempre íntimos que recrean de esta forma son otro de los valores añadidos del trabajo, encontrando en la ensoñación y un cierto toque barroco grandes aliados para que aparezcan temas del corte a ‘Gamblers On a Dime’. Quizás en este tema también es donde nos damos más cuenta de todo lo que ocurre de fondo en sus canciones, ya que el silencio nunca es una opción. Un efecto que si bien no resulta determinante es enormemente influyente a la hora de crear una perfecta predisposición para que la escucha del disco sea de lo más inversiva. Salvando las distancias y de forma muy marcada, este recurso ha sido utilizado no hace mucho en el With Light and With Love de Woods, logrando la cohesión total de buena parte de sus temas.

Los momentos en los que la banda es capaz de encontrar una mayor luminosidad resultan otro de los puntos más disfrutables del disco. Desde un ‘Vital Sign’ interpretado por Caity, hasta un ‘Hen’s Teeth’ que parece que poco a poco se va apagando como si se tratase de una hoguera en mitad del bosque, constituyen esas situaciones de mayor empuje y corte más vitalista que contrasta con los momentos puramente más experimentales. En este segundo apartado no resulta muy difícil dejarse llevar por canciones con tendencia a un apartado espiritual entendido como algo recogido y personal. Unas situaciones que tienen lugar tanto desde el folk de corte más estricto como ocurre en ‘Takes One to Know One’, como desde lo evasivo una ‘After Us’ que supone la pieza más lacrimosa del disco. Estos dos temas integran el final de un trabajo que han sabido estructurar de una forma muy acertada, pasando de canciones con mayor dinamismo hasta concentrarse en lo más disperso y heterogéneo. Por todo ello el ya nombrado ‘Takes One to Know One’ constituye un enredo perfecto de loops de guitarra, ambientes con tendencia a lo desafiante y ese carácter díscolo tan bien desarrollado a lo largo del trabajo.

Conclusión

Olden Yolk logran con su carta de presentación uno de esos discos que evidencia la riqueza de influencias entorno al folk más evolutivo, logrando unas canciones que en muchos casos apelan a un carácter recogido. Alternando el dinamismo melódico con los momentos ambientales más crípticos, no sucumben en ningún momento ante el afán de enrevesar por completo todo lo que ocurre en el segundo plano que presentan sus temas.

8
Nota Usuarios (1 votos)

vota:

9.4

Álbum

Olden Yolk

Artista

Olden Yolk

Año

2018

Discográfica

Trouble in Mind

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *