Review

Love Letters

Metronomy

2014

7.8
Por -

Metronomy regresan con un disco bastante diferente a lo que nos tienen acostumbrados. Tras las melodías contagiosas y bailables de The English Riviera, los británicos vuelven a apostar por la misma base pero con un resultado muy diferente. Bastante alejados de los hits a los que nos tienen acostumbrados, en esta ocasión Oscar y compañía quieren que disfrutemos su música de una forma más relajada.

Love Letters se presenta como un disco muy sorprendente en la primera escucha. Las guitarras cercanas a un lado ambiental predominan en muchos de los temas como el inicial ‘The Upsetter’. No fue extraño que el primer tema que presentasen del álbum fuese ‘I’m Aquarius’, ya que encaja de una forma perfecta con la esencia del álbum. Temas que como siempre no nos parecen muy elaborados pero que encierran el toque de frescura y calidad que al final los hace irresistibles.

Avanzando por el trabajo, aparecen canciones que de nuevo incorporan teclados y bases ya presentes en otros puntos de la discografía de la banda. Sin embargo, en este disco están empleados de un modo muy diferente. El mejor ejemplo lo supone ‘Monstrous’ donde los teclados y percusiones nos recuerdan un montón a su anterior trabajo. Sin embargo, las sensaciones que nos transmite el tema ya no tienen la misma vitalidad que antaño.

Metronomy siguen guardando ese toque tan minimalista que los hace tan especiales. Si lo piensas muy bien, no son una banda de multitud de instrumentos y arreglos. La mejor forma de comprobarlo es la homónima ‘Love Letters’. El tema con más vocación de single en el que únicamente emplean la buena voz de Anna, unos cuantos teclados, un saxofón y poco más. Sacar tan buenas melodías con tan poco es una virtud digna de admirar.

Continuando con la escucha, nos volvemos a encontrar con temas reconfortantes, alejados de cualquier atisbo de música de baile. Este es el caso de ‘Month of Sundays’. El ambiente empieza a cambiar ligeramente en la instrumental ‘Boy Racers’, donde echan mano de unos sintetizadores algo más oscuros transmitiéndonos ese ambiente de desconcierto que a veces está presente en sus temas.

Seguimos avanzando por territorios de un pop electrónico cristalino que en muchos acabaría por cansar, pero que sin embargo en Metronomy engancha un montón. De este modo surge ‘Call Me’ donde la templanza de los británicos se pone una vez más de manifiesto. El ánimo se torna un poco más gris un a medida que va llegando el final. Así se presenta ‘The Most Immaculate Haircut’, uno de los temas más logrados y emocionantes del álbum.

El final se acerca y Metronomy parece que quieren despertarnos de nuestro disfrutable letargo. Lo intentan con ‘Reservoir’, un tema que a pesar de contener un ritmo más acelerado sigue conservando ese aire de serenidad que impera en general en todo el trabajo. El último corte, se reduce al mínimo. ‘Never Wanted’ aparece como un fino hilo que se va desvaneciendo para cerrar el álbum.

Conclusión

Metronomy siguen con su fórmula de innovar en cada trabajo. Quizás el salto producido entre The English Riviera y este Love Letters sea menos abrupto que el producido en Nights Out y The English Riviera. Lo que en una primera escucha nos parecería flojo, poco a poco va ganando coherencia hasta encontrar un significado completo. No podemos disfrutar todos los discos de Metronomy en la pista de baile y Love Letters viene a resumir muy bien esta premisa.

7.8

Álbum

Love Letters

Artista

Metronomy

Año

2014

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *