Review

Tú Siempre Ganas. Parte 2. Tú y yo (y todos los demás)

Hazte Lapón

2018

7.5
Por -

Todo se acaba y la carrera de Hazte Lapón no es una excepción. El que probablemente haya sido el grupo de pop nacional que mejor ha actuado de psicoanalista dice adiós de forma permanente con La Vida Adulta, un doble LP publicado en dos partes. La primera de ellas llegó con la llamada de la primavera, encontrándonos ante un grupo que ya no deja ningún cabo suelto en sus canciones, alcanzando de este modo el perfeccionismo en los arreglos, algo que ya vimos venir en su anterior LP No Son Tu Marido, pero que ahora ya destaca sobremanera. Ahora en esta segunda entrega, la que a la postre será la definitiva, llega de una forma ligeramente optimista, o mejor dicho poco pesimista frente al asentamiento en la vida adulta. El tira y afloja mostrado en la primera parte, entre alcanzar esa etapa en la vida de madurez y encontrar la estabilidad, parece que se evapora en estas nuevas canciones, ofreciendo una perspectiva narrativa más serena. Tampoco es que la dirección emprendida sea la de contar batallitas acumuladas con los años, sino más bien se trata de transmitir esas cosas que se comparten y se disfrutan en pareja, viniendo acompañada con alguna que otra reflexión de lo más romántica. De este modo es como el dúo formado por Lolo y Saray firman lo que es un  disco de exposición a la honestidad total, todo ello ejecutado como siempre con esa lírica que sin resultar retorcida logra los giros de guion deseados.

Escuchando estos 10 nuevos temas aparece por la cabeza más que nunca una reivindicación, seguramente involuntaria, de los momentos en los que Astrud se encerraban en sus propios pensamientos, saliendo a relucir ese espíritu de celebración  paradójicamente encerrado en las cosas que siempre acaban tendiendo hacia el tedio. Esto es lo que ocurre un poco en ‘Todas Las Fiestas’, un tema que al final acaba adoptando la angustia existencial pero narrada con total serenidad, como si ya no importase nada de lo que va a pasar. No es que Hazte Lapón hayan caído en la despreocupación total, sino que más bien son capaces de expresar todo lo que provoca miedo de una forma nada dramática. No en vano la palabra miedo se volverá a repetir en algún punto del trabajo, con un sentido mucho más relacionado con la sensación que produce cuando desaparece. Un síntoma más de cómo en algunos puntos del disco el ambiente que reina es el de un desenlace bastante feliz. Muestra de ello es la hermosa ‘Catalizadores del Amor’, una canción que se sostiene únicamente en voz y cuerdas, sacando a relucir lo bonito que resulta ser servidor del amor. Aunque esto suene muy bíblico, lo que esconde en el fondo es una auténtica declaración de felicidad a la coincidencia de encontrar a tu media naranja.

Más de esos momentos en los que no hay ninguna barrera a la hora de expresar el sentimiento amoroso llegan en ‘Tú Siempre Ganas’, logrando una canción que se ciñe muy bien a lo que es sentirse correspondido sin resultar para nada pastelosa. A pesar de destacar esta cara más sonriente del trabajo en cuanto a las cuestiones del corazón, Hazte Lapón tampoco se han querido olvidar del formato de pop más trotón, ese en el que cada estrofa parece arrojar una pequeña conclusión como ocurre en ‘Sorprendido del Truco’. Un camino que muestra la desesperación humana afrontada con valentía, incluyendo la perseverancia como virtud, algo que nunca está de más recordar. Sin perder el ritmo animoso, centrándose una vez más en un núcleo acústico sobre el que pivotan matices sintéticos dispuestos muy al estilo de Stephin Merritt, llega con ‘La Paz Mundial’ otra canción que refleja a la perfección esas dulces contradicciones que nos ha dejado el grupo a lo largo de estos años, concentrándolas a la perfección en ese “quién nos va a salvar de la paz”. Una frase que bien puede representar su curiosa filosofía de análisis, siendo una de esas bandas que nació siendo un grupo de culto y lo dejó de la misma forma.

Conclusión

La despedida de Hazte Lapón con la segunda entrega de ‘Tú Siempre Ganas’ muestra el lado más romántico posible del grupo. A pesar de ello no se dejan cegar por completo por este sentimiento, haciendo relucir al mismo tiempo su gran capacidad para mostrar contradicciones de lo más realistas. Un adiós que evita caer en el dramatismo para intentar sumar más momentos sonrientes a la escucha de sus temas.

7.5

Álbum

Tú Siempre Ganas. Parte 2. Tú y yo (y todos los demás)

Artista

Hazte Lapón

Año

2018

Discográfica

El Genio Equivocado

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *