Review

La Onda de Juan Pablo

Juan Wauters

2019

9
Por -

El músico uruguayo ha publicado su tercer trabajo mostrándonos como su cuaderno de viajes le ha llevado lo más lejos posible, plasmándolo todo ello en unas canciones que surgen cómo fruto de la observación más cotidiana en los países de Latinoamérica. Sus aventuras vividas en los últimos años en México, Perú, Chile, Argentina y su Uruguay natal han propiciado un disco cargado de fascinación por las cosas sencillas pero imprescindibles para poder afrontar la vida cargada de ilusión. Mostrándonos a través de su página web a través de un mapa interactivo los países donde compuso la mayoría de las canciones, Juan intenta transmitirnos fielmente ese lado cotidiano en el que se encuentran basadas sus canciones, afrontando su primer trabajo íntegramente en castellano. Resulta curioso comprobar la evolución mostrada a lo largo de estos años, comenzando en los garageros The Beets para acabar prácticamente dedicándose a las canciones en solitario y de núcleo acústico, todo ello intentando dejar en sus composiciones los elementos estrictamente necesarios. Así es como ha sido capaz de dotarlas de un particular encanto, encontrándonos con unos personajes de lo más entrañables y con esa capacidad para poder extenderlos a personas cercanas del oyente. Un sentimiento de despreocupación para mostrar unas historias amables, donde aparece de vez en cuando algún matiz de nostalgia pero con aires pasajeros, algo que podemos comprobar en buena forma en ‘El Señor’.

El pequeño homenaje a los diversos sonidos latinoamericanos aflora más que nunca en este trabajo, culminando de este modo los ritmos vivaces que ya inició en temas como ‘Escucho Mucho’ de su debut  N.A.P. North American Poetry. La diferencia es que su vertiente de cantautor más enrabietado se ha esfumado prácticamente, salvo en alguna canción como la inicial ‘Machete’. Esto no implica que sus canciones hayan girado hacia un lado más insignificante ni mucho menos, ya que el ejercicio de observación realizado en este trabajo lo ha llevado hacia esos territorios de encontrarse con uno mismo a través de interpretar las relaciones diarias con los demás. Sin ir más lejos la bonita ‘Mi Vida’ ejemplifica muy bien todo lo positivo que ha logrado sacar el músico a partir de este trabajo, encontrando en esa vida alejada de cualquier tipo de ruido, la idónea. Aceptando cargas y pasando de las ensoñaciones al realismo, las divagaciones mostradas en este tema precisamente son las que le guían en la conclusión final de saber encontrar los detalles más entusiasmantes a lo que tenemos. Todos estos matices reflexivos se entremezclan a la perfección entre un tono narrativo que logra insertar a la perfección en canciones como ‘Blues Chilango’, sabiendo cómo moverse por esa fina línea entre lo recitado y lo ligeramente melódico que acaba marcando las diferencias.

Los arreglos presentes a lo largo del trabajo también resultan dignos de estudio, ya que en todo momento resultan de lo más mínimos pero inesperados. El gusto por mantenerlo todo en ambientes acústicos, muy rítmicos y con algunos vientos de lo más ligeros, resulta todo un acierto para no alejarse de la esencia de la música popular de los países visitados. Lo mejor de todo ello es la capacidad para sacar precisamente a relucir los rasgos comunes de sus músicas propias, contando para ello con colaboraciones de artistas como Luciano Fuentes Borquez o Alejandro Domínguez. Tan solo hace falta observar la inventiva encerrada en los coros femeninos de ‘Guapa’, un elemento que sin lugar a dudas se mete en tu cabeza al mismo tiempo de servir como el puente de unión de las diversas estrofas del tema. También resulta de enorme atractivo ‘A Volar’, una canción lograda íntegramente a través de un acordeón, relatando en esta ocasión la monotonía desde un lado más bien sonriente. Así es como una vez más vuelve a mostrar esa capacidad de cambiar la cara a las cosas sin caer en el sentimentalismo facilón, sino en el propio hecho de enfocar las cosas desde perspectivas diferentes.

Conclusión

Juan Wauters afronta su primer disco íntegro en castellano a modo de álbum cargado de postales de sus viajes por Latinoamérica. Mostrando una pasmosa cotidianidad donde cada acción recogida en los temas llega cargada de una gran vitalidad, el uruguayo es lo más parecido que podemos encontrarnos a un trovador en pleno siglo XXI.

9
Nota Usuarios (1 votos)

vota:

8.8

Álbum

La Onda de Juan Pablo

Artista

Juan Wauters

Año

2019

Discográfica

Captured Tracks

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *