Review

House of Sugar

(Sandy) Alex G

2019

9
Por -

Alex G nunca nos entregará un disco similar dos veces. Esta es la conclusión a la que podemos llegar una vez más después de escuchar al completo House of Sugar, encontrándonos ante un músico que se apoya en recursos más que identificativos de su trayectoria pero que también sabe cómo explorar caminos difusos que lo alejan del cálido núcleo melódico del llamado bedroom pop que un buen día encabezó. En estas nuevas composiciones refuerza su carácter esquivo a la hora de mezclar voces y conseguir que las bases pregrabadas se fundan con los sonidos más orgánicos,  intentando al mismo tiempo que la combinación no sea del todo homogénea. Resulta interesante comprobar como a pesar de que este disco esté marcado por los contrastes, la sensación general es que la distancia que separa a los temas no es tan grande como podría aparentar en una primera escucha. Para ello el músico se encarga de acomodarlo todo a través de un apartado ambiental donde logra que ocurran multitud de cosas de fondo, pudiendo prestar atención tanto a las melodías que están teniendo lugar en un primer plano como todos los recovecos relacionados con la saturación de sonido.

Con el paso de los discos es curioso observar como a partir de ideas mucho más mínimas que en anteriores ocasiones Alex G es capaz de sacar gran provecho a sus composiciones.  Temas como la inicial ‘Walk Away’ o ‘Project 2’ suponen la nota más extraña y alejada del disco, partiendo de estructuras repetitivas que se acaban enredando en una maraña cercana a un alegato a la negación personal en el primer caso y un bullicio de sonidos MIDI en el segundo, sacando a relucir de este modo un subconsciente agitado. Estas pequeñas piezas sirven para sacudirlo todo al igual que ocurriese en anteriores trabajos, otorgándose total libertad en su confección.  Mucho más lejano a ellas se encuentran cortes más reconocibles en su trayectoria como puede ser el caso de ‘Hope’, ‘In My Arms’ o ‘Crime’, tratando de imprimir un cierto sonido sureño, donde el análisis de los momentos cabizbajos se puede tornar en la perfecta cura de las heridas y dejarnos por el camino estampas de belleza que quizás no pudieron ser asimiladas en el momento en el que tuvieron lugar. Esta cara que un buen día nos enamoró parece realmente inagotable, encerrándonos una y otra vez en el consuelo que sabemos que solo se puede encontrar en el paso del tiempo.

No podemos pasar por alto puntos álgidos del disco donde es posible sumergirse en un formato de hacer canciones a estas alturas totalmente reconocible, evocando estampas en las que encontrar alivio y con las que saber cómo convivir con todas aquellas cosas que duelen. Este puede ser el caso de la hermosa ‘Southern Sky’ interpretada junto a Emily Yacina, donde los sonidos acústicos lo impregnan todo a parte de incorporar las cuerdas que tan buen resultado le dieron en su anterior Rocket. Tampoco parece estar lejos de esa extrañeza que con el paso de los años se convierte en un sentimiento familiar el single ‘Gretel’, una canción que curiosamente posee una gran inmediatez de principio a fin, todo ello sin renunciar a lo comedido y una vez más encerrado en sí mismo, evidenciando como las influencias estilísticas del norteamericano proceden de nuevo de su interior. Para rematar todas las buenas sensaciones que nos deja el disco, la final ‘House of Sugar’ llega grabada totalmente en directo, dejándonos con una de las interpretaciones más pasionales de su carrera donde el influjo de piano bar lo acaba tomándolo todo para ofrecernos una cara bien distinta pero igualmente arrebatadora.

Conclusión

(Sandy) Alex G vuelve a demostrarnos como acercar toda la extrañeza sonora de sus composiciones a un plano de lo más familiar y reconfortante, ofreciéndonos al mismo tiempo algún que otro experimento agresivo con buen resultado. Todo ello evidencia como la mayor influencia de sus composiciones consiste en remover una vez más su interior y todos los recuerdos que resultan difíciles de asentar.

9
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

House of Sugar

Artista

(Sandy) Alex G

Año

2019

Discográfica

Domino

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *