Review

Hopelessness

ANOHNI

2016

7
Por -

Desde el blues que se mezclaba entre la arpillera y el algodón, a la máquina de matar fascitas de Woody Guthrie, desde la gacetilla radiada en el gueto de Public Enemy a la lucha de clases de The Clash, pasando por  las consignas anti-Putin de las Pussy Riots; la historia de la música está trufada de cientos de ejemplos donde el teclado y el papel cedían el paso al micro y el altavoz, dando lugar a la llamada canción protesta o de contenido social.

Anohni, el proyecto de Antony Hegarty (voces) y Hudson Mohawke y Daniel Lopatin (productores, teclados y demás fanfarria digitales) es la última entrada a este apartado y lo hace cargado de bilis y de refunfuños: dardos al cambio climático, a la situación actual de los transgéneros o al desengaño político de Obama. Antony está harto del mundo de hoy en día y enseña la peineta.

No es la primera vez que coquetea con la electrónica, de hecho, quizá su mayor hit fue ‘Blind’ junto a Hercules and the Love Affair, allá por 2008, pero es aquí cuando se ha lanzado por un álbum electrónico en su totalidad, aunque realmente aquí lo que prima y brilla es sobre todo la magnífica voz de Hegarty que asoma por encima de la techumbre electrónica brindada por el dúo de productores. En concreto, el británico había colaborado anteriormente en el último largo de Mohawke Lanterns, regalando su voz cabaretera a ‘Indian steps’.

Es Hopelessness en cierto modo un nuevo principio para Antony- a quien a partir de ahora hemos de referirnos como “ella”-prescindiendo por primera vez de The Johnsons  y alejándose de cierta huella culta y de circuito reducido que había tomado su carrera en los últimos años, con colaboraciones con Franco Battiato o Marina Abramovic.

Tampoco podemos olvidar su colaboración en el documental Racing Extiction con la canción ‘Manta Ray’, que le valió una nominación a los Oscars de este año no exento de polémica al no estar invitada a la gala para representarla.

Lo que en un principio podría sugerir un disco arisco o conceptual finalmente se ha transformado en el disco más pop de Antony, con ganchos como: ‘4 degrees’, ‘Watch me’ o la inicial ‘Drone Bomb Me’; curiosamente toda ellas aliñadas por el productor escocés Hudson Mohawke, que, en esta batalla a dos platos gana los laureles a Daniel Lopatin, con cortes más ariscos y planos , como en ‘Obama’.

Hopelessness es efectivamente hijo de su tiempo, y sus surcos están impregnados de inquina al nuevo orden mundial, es, en cierta forma, un catálogo de los males que azotan a la humanidad: el calentamiento global ‘4 degrees’, el drama de Guantánamo ‘Crisis’, cómo somos constantemente espiados ‘Watch Me’ o la política colonialista de Estados Unidos en ‘Drone Bomb Me’.

Posiblemente el mayor problema del álbum sea su catalogación, y es que lo primero que llama la atención es que salga a la luz publicado por un sello alejado de la electrónica como Secretely canadian, hogar de proyectos de folk y pop en su mayoría. Atendiendo a lo musical, tildarlo como un “disco de música electrónica” sería quedarse en la pegatina promocional; para empezar, que nadie se espere bailar con ninguna de las once canciones, si acaso podrá sufrir un ligero espasmo pélvico con las mencionadas ‘4 degrees’ o ‘Watch Me’, pero la mayoría de las composiciones han sido diseñadas para escucharse  en el respaldo de un sillón y no en la algarabía de un club.

Es más, entre ellas hay algunas que perfectamente habrían encajado en la anterior discografía de Antony, como es el caso de ‘I don´t love you anymore’, un delicado tema , quizás el  más personal del álbum, alejándose de la temática ecologista y política que campa a lo largo de todo el disco.

De cualquier forma, no todas son loas: ‘Obama’ y ‘Violent man’ no aportan nada al conjunto, es más, restan puntos al final, pero la sensación general es estar ante un trabajo interesante con el estimable punto de partida de “reflexionar mientras bailas” , aunque ¿quién quiere inyectarle creatina a los beats con temas tan especiales como ‘Marrow’ o la balada ‘Why did you separate me from earth?’

 

Conclusión

Un excelente trabajo que más que trascender géneros nos regala un puñado de buenas canciones y supone un interesante punto de partida para la carrera de Antony y que, podemos afirmar, está llena de esperanza.

7
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Hopelessness

Artista

ANOHNI

Año

2016

Discográfica

Secretly Canadian

Ruben
Ruben

Oriundo de La Línea pero barcelonés de adopción, melómano de pro, se debate entre su amor por la electrónica y el pop, asiduo a cualquier sarao música y a dejarse las yemas de los dedos en cubetas de segunda mano. Odia la palabra hipster y la gente que no calla en los conciertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *