Review

Bestia Bebé - Gracias Por Nada

Bestia Bebé

2020

8.6
Por -

Bestia Bebé siguen manteniendo muy alto el listón con Gracias Por Nada, su nuevo trabajo con el que siguen buceando en narrativas cercanas y que al mismo tiempo tienen la capacidad de conducirnos hacia ese lado ciertamente nostálgico que rodea las acciones más comunes de nuestra vida. Encarando estas nuevas canciones sin perder su brillo guitarrero característico, pero también buscando un mayor acomodo en los medios tiempos, logran sin lugar a dudas un sonido más compacto con el que afrontar sus letras de una forma envalentonada.  De esta forma es como el formato balada reluce más que nunca en su repertorio y así ganarse una vez más a pulso el ser auténticos clásicos contemporáneos a la hora de facturar canciones rock para los días más introspectivos. Intentando siempre contener los temas y enfatizar solo de este modo los pasajes que más lo requieren, llama la atención lo bien que funciona este trabajo en su conjunto, teniendo la sensación de que en esta ocasión no hay singles tan claros como en trabajos pasados. Sin embargo, la línea argumental donde el grupo mira más que nunca hacia dentro de sí mismos provoca que las canciones de este trabajo guarden una conexión íntima no solo en el sonido, sino también en la forma de darle vueltas a los problemas que rondan por su cabeza.

Teniendo en cuenta como Las Pruebas Destructivas consolidó definitivamente al grupo a la hora de plasmar fielmente situaciones cargadas de momentos agridulces, todo ello con una línea lírica de lo más honesta y destinada a poder involucrar de lleno al oyente en ella, en este nuevo trabajo vuelven a recorrer el camino donde los sucesos agraciados no llegan de forma inmediata. Así es como imprimen un gran realismo en los temas, describiendo los días más extraños y exprimiendo al máximo la necesidad de contar con las personas cercanas. Desde la inicial ‘La Chispa’ podíamos decir que se aferran a una forma de ver el mundo que conserva la esperanza, al mismo tiempo de encarar los golpes de frente. La sensación de infelicidad e inconformismo que revolotea sobre los relatos del disco es la que ayuda a construir el núcleo sólido del trabajo, encontrando siempre los perfectos momentos de rebelión a través de fragmentos instrumentales tan destacados como el inicio de ‘Un Documental Sobre Mí’ y esa reconocible sensación de querer huir de la fiesta en el momento necesario.

Indagando en la cara donde apuestan por una aceleración de herencia más garagera, ‘El Podio del TC’ emerge como uno de los temas más apasionados y entregados hacia la persona querida, volviéndonos a dejar frases para la colección como “y ganarle a las estrellas otra vez”. Estos momentos de euforia que llegan sobre el desastre suponen otra de las características destacadas que el grupo ha sabido lograr a lo largo de los años, incluso cuando se acercan más que nunca al desastre como es el caso de ‘Me Olvidé de tu Cumpleaños’, la canción que sirve de cierre pero que lograr encararlo todo a través de un ritmo incisivo con el queconsiguen deshacerse de ciertas preocupaciones. Con más canciones donde apuestan por imprimir su cara más rock, aquella que viene acompañada por un tono de voz más alto, ‘Media Docena de Maleducados’ o ‘El Descontrol’ ejemplifican muy bien esta nueva etapa del grupo donde las canciones se mueven por impulsos nerviosos provocados por esas situaciones donde el enfado está muy presente.

Si nos centramos en las canciones más fascinantes del trabajo y que aportan el toque distintivo, no podemos pasar por alto ‘El Fin Del Mundo’, introduciendo unos sintetizadores con los que coger aire a la hora de rogar unas reflexiones ejecutadas con un semblante serio. Tampoco podemos olvidarnos de la bonita ‘Eucalipto’, sintiendo como las situaciones más solitarias se pueden afrontar con un tono más amable y así ablandarnos el corazón al máximo con la que puede ser la canción más emotiva del disco. De una forma también bastante emocionante, pero con unas coordenadas estilísticas muy diferentes, ‘Música de Suspenso’ nos deja ante una historia apasionante, pasando de la calma a lo intrépido en cuestión de segundos y así demostrarnos de nuevo lo infalibles que son contando anécdotas que se dispersan entre estribillos con los que dejarse la garganta. Una habilidad innata con la que redondear siempre sus temas y encontrar una vez más la química perfecta para sentir que cualquier cosa puede ocurrir en sus temas.

Conclusión

Bestia Bebé siguen consolidándose como unos narradores infalibles de historias que indagan en el brillo que desprenden las situaciones cotidianas, logrando un trabajo más reflexivo donde los medios tiempos destacan más que nunca y los conducen hacia unas canciones de rock eufórico con las que resumir nuestras vidas.

8.6
Nota Usuarios (2 votos)

vota:

9.2

Álbum

Bestia Bebé - Gracias Por Nada

Artista

Bestia Bebé

Año

2020

Discográfica

Sonido Muchacho

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *