Review

Front Row Seat to Earth

Weyes Blood

2016

9
Por -

Natalie Mering ha logrado con su tercer trabajo uno de los discos más asoladores y al mismo tiempo más repleto de belleza de toda la temporada. La norteamericana siempre se ha movido en un formato de canción lánguida, entregada a su gran apartado vocal, a la par de conseguir aflorar siempre un afligimiento marchito. Una artista que tras publicar su LP The Outside Room, recurriendo a todo el misticismo sintético que lograron también Beach House en su debut, decidió reducir el número de elementos al mínimo para conseguir unas canciones lo más transparentes posibles. Esto es lo que nos ocurre en Front Row Seat to Earth, esta nueva entrega donde los anhelos, el desamor y las ganas de escapar del interior personal guían los temas.

A modo de experiencia liberadora, Natalie enfoca el trabajo recuperando recuerdos para presentar de lleno un estado de ánimo de aparente fragilidad, algo que se acaba contraponiendo a la fortaleza con la que nos presenta la mayoría de los temas. Y es que lejos de dejarse llevar hacia el dolor sin medida, la artista deja una puerta abierta hacia algo mejor, hecho expresado desde el principio con el melancólico I’ll change my mind presente en ‘Diary’. Recurriendo siempre a un piano cuyos acordes recorren los temas de una forma cabizbaja, la artista nos presenta una intensidad creciente en los temas, siempre al filo de la máxima pasión posible. Esto es lo que ocurre en ‘Generation Why’ y su agónico comienzo para avanzar hacia tiempos mejores, curiosamente gracias a la nueva tecnología.

Como si se tratase de una llama que resiste a apagarse, Natalie contrapone los momentos de gran resignación de canciones como la completamente desnuda ‘Can’t Home’ con ‘Seven Words’ y su Now I face Tomorrow, reflejando siempre sus ansias de escapatoria. Con más dicotomías como entregarse al amor o continuar un camino en solitario, ‘Be Free’ lograr uno de los momentos más arrebatadores del trabajo, sentenciando con una identificativa frase como es I will live never fear when you’re not with me. Una línea de entrega al sentimiento amoroso que para nada delimita la identidad personal, sino que la fortaleza siempre está más que presente. Unas constantes que nos recuerdan por momentos a la Cat Power más arrebatadora.

Encontrándonos con más de esos momentos capaces de provocar las lágrimas en el oyente, ‘Do You Need My Love’ se erige como la canción más desoladora del trabajo, planteándose una cuestión tan desesperada como es Do you need me the way I need you? Un amor ciego y doloroso al que es imposible escapar, adentrándose una espiral también sonora que guía la canción hacia un esplendoroso final, donde la incertidumbre se acaba sobreponiendo. Más momentos que generan desasosiego se presentan de forma irremediable en ‘Used to Be’ y el desengaño amoroso, todo ello aderezado por unas florituras vocales impecables. Una muestra más de lo sentido y totalmente presentado sin filtros que resulta uno de los discos esenciales en esta recta final del año.

Conclusión

Weyes Blood logra su trabajo definitivo, exhibiendo unas canciones repletas de un doloroso amor al que sin embargo también aguarda cierta esperanza. De forma apasionante y con unas letras que hielan la sangre por momentos, Natalie Mering consigue canalizar sus sentimientos más desoladores en un trabajo de extrema y exultante belleza.

9

Álbum

Front Row Seat to Earth

Artista

Weyes Blood

Año

2016

Discográfica

Mexican Summer

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *