Review

Freetown Sound

Blood Orange

2016

7.7
Por -

Dev Hynes al frente de Blood Orange decidió publicar con unas cuantas semanas de antelación su nueva entrega Freetown Sound. Seguramente esta nueva referencia no le sirva para jugar en una liga mediática mayor como la de Frank Ocean y compañía, pero lo que sí que deja claro es que estamos ante uno de los mejores trabajos que combinan R&B y pop del año. El salto mostrado en este trabajo hacia las melodías de salón de los 80 le ha sentado muy bien, consiguiendo una sensación de apacibilidad idónea para mostrarnos la radiografía de lo que implica ser afroamericano en Norteamérica. Para ello tira de referencias a años anteriores y momentos personales mucho más difíciles que dulces, integrando a la perfección todos estos elementos en sus canciones.

La línea conductora del trabajo va a ser una intimidad compartida a través de temas que huyen de convertirse en singles, aportando una cohesión mayor al asunto planteado. Desde el inicio del trabajo con ‘By Ourselves’, vamos a sentir muy de lleno como la interpretación de Dev en este trabajo se vuelca en un lado mucho más entregado que en anteriores entregas. El mimetismo total con las invitadas de excepción del trabajo como son Nelly Furtado, Empress Of o Carly Rae Jepsen es otra de las claves del disco, consiguiendo que sus voces se desplacen totalmente al significado del trabajo. El recogimiento hacia el mundo emocional del artista, consigue trasladar a todo aquel que participa en el trabajo, encontrándonos como los temas sirven de contexto tanto a nuestro protagonista como todo lo que le rodea. Un claro ejemplo lo podemos encontrar en ‘Hadron Collider’, pudiendo extender una conversación entre dos a algo mayor (But we’re too far from Heaven/ A thousand halos in the light).

Más momentos de enorme belleza y sentimientos a flor de piel llegan con ‘With Him’, un breve tema que sirve como perfecta transición al siguiente y que parte de un espiritualismo que artistas como James Blake no han dudado en incorporar en sus más recientes referencias. Como parece lógico pensar, a lo largo de las 17 canciones que encontramos en el trabajo, nos vamos a encontrar un abanico de referencias abundante. De este modo podemos pasar de los matices funk y la lucha de ‘E.V.P’ a los jugueteos con el motown en ‘Love Ya’. Unas líneas que a menudo resultan muy finas y que a la postre encajan muy bien con la continuidad de la que está dotada el trabajo. En esta mencionada continuidad aparecen temas cruciales como ‘Hands Up’, que representan el toque de distinción y el peso de todos los coros y arreglos que rodean a Dev para conseguir la contraposición del tono sereno con la crispación de los fragmentos grabados a pie de calle.

Acercándonos cada vez más al final del trabajo nos encontraremos con más canciones que se adentran de lleno en las relaciones sentimentales inherentes a los escenarios donde se desarrollan. Así va a llegar ‘Squash Squash’, con una introducción que ya hemos escuchado en ‘With Him’, del mismo modo que ‘Juicy 1-4’ introduce la religiosidad de una forma muy clara en el trabajo. Por su parte la bonita ‘Thank You’, en la que colabora Ava Raiin, sostiene pulsiones esperanzadas y abatidas a partes iguales, para acabar con un simple del ‘Stakes is High’ de De La Soul. El cierre definitivo del trabajo llega con ‘Better Numb’, recuperando estrofas del anterior ‘E.V.P’ con una base más tenue y reposada, mostrándonos lo bien medidos que están los elementos dentro del trabajo.

Conclusión

Blood Orange logra un trabajo de enorme actualidad en los tiempos que corren para la comunidad afroamericana en Estados Unidos. En un disco plagado de colaboraciones estelares, resulta admirable como el artista relaciona todos los elementos de las relaciones sentimentales con el contexto social en el que se desarrollan, logrando de este modo uno de los discos de R&B y pop con mayor sentimiento de la temporada.

7.7

Álbum

Freetown Sound

Artista

Blood Orange

Año

2016

Discográfica

Domino Records

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *