Review

FIBS

Anna Meredith

2019

8.3
Por -

La artista escocesa nos entrega una nueva obra repleta de colorido y rincones fascinantes, demostrándonos como en su ideario sonoro resulta totalmente ilimitado, tratando siempre de ampliar horizontes en torno a una combinación de sonidos orgánicos y sintéticos. Si su debut Varmints en 2016 supuso una auténtica revolución a la hora de integrar un apartado electrónico dentro de una pequeña orquesta, en esta ocasión trata de ir más allá intentando que las líneas que separan ambos se disuelvan completamente. Para ello su labor como compositora de bandas sonoras a lo largo de estos últimos años ha supuesto el impulso perfecto para revolucionar aún más este FIBS.

 Otro de los puntos fuertes que posee el trabajo seguramente sea el de lograr una mayor cohesión entre los temas, logrando que los sonidos MIDI y la percusión electrónica sea capaz de guiarlo todo de buena forma. A través de estos derroteros será capaz de mostrarnos un mundo de sueños por realizar y estampas que apuntan hacia un lado donde la evasión supone una forma de realización personal. Apoyándose al mismo tiempo en todo aquel imaginario sonoro que subyace en las composiciones de k pop, los temas encerrados en este trabajo tienen en todo momento un punto explosivo arrebatador con el que entrar de lleno en su propuesta.

Introduciéndonos de lleno en este trabajo vamos a comprobar como todos los efectos logrados para trasladarnos a atmósferas de lo más excitantes no resultan en vano. De esta forma es capaz de sacar el máximo partido a los ambientes in crescendo logrados a partir de bibliotecas de sonido propias de las bandas sonoras futuristas de los 90. Claro ejemplo es el que nos encontramos en ‘Calion’, sin olvidarnos también de los tintes atonales capaces de reflejar en una ‘Bump’ que funciona como un ascensor de paradas totalmente aleatorias.

Con el factor sorpresa constante y el sentimiento que atañe a la música clásica contemporánea, Anna y su banda no se rinden a la hora de reflejar como sus canciones se pueden percibir a modo de impulsos nerviosos, todo ello sin perder las estructuras lógicas como ocurre en ‘Moonmoons’. Con su buen planteamiento, momento de apogeo y un final que remite a los sonidos iniciales, nos demuestra como el caos no se apodera de sus composiciones, sino que todo resulta perfectamente estudiado y conectado. Detalles que nos acaban acercando aún más a una forma de hacer canciones que nunca dejará de fascinarnos.

Conclusión

Anna Meredith no para de sorprendernos a base de unas canciones donde discernir entre lo orgánico y lo sintético resulta complicado, todo ello abriendo la puerta a un explosivo mundo de pop electrónico que abraza lo vertiginoso y excitante en todo momento.

8.3
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

FIBS

Artista

Anna Meredith

Año

2019

Discográfica

Moshi Moshi

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *