Review

When

Tomorrows Tulips

2014

9.2
Por -

Dentro de todo el entramado de sonidos velvetianos siempre ha habido bandas que se han limitado a avanzar continuando con el sonido clásico y otras que han ido más allá. Nuestros protagonistas de Costa Mesa pertenecen al segundo grupo. Tras editar en 2013 Experimental Jelly, su excelente y gustosamente depresivo segundo LP, regresan ahora con When (Burger Records, Ayo Silver!) otra obra en la que se han dado quizás una mayor libertad compositiva, aprovechando la ocasión para facturar un disco donde no sobra ni falta nada. Si en anteriores entregas se habían dejado llevar por la extrema languidez de sus guitarras, en este nuevo trabajo dejan en un segundo plano esta característica para lanzarse directamente a las melodías de domingo depresivo por motivos reales.

Desde la primera escucha del trabajo descubres como se han empleado a fondo para obtener estados de ánimo muy concretos y reflejarlos en los temas. Así descubrimos la inicial ‘Baby’, un tema donde sus guitarras suenan contundentes como nunca, escarbando al máximo en el rock añejo al que nos tienen acostumbrados gente como The White Fence. En poco más de un minuto nos han puesto en los terrenos de los The Clean más asépticos para comenzar una lección magistral de como el exceso de psicodelia no arruine tu vida. Tomorrows Tulips van muy a su aire y así nos lo demuestran con su segundo corte ‘Surplus Store’. Manteniendo riffs de guitarras en prácticamente todo el tema e introduciendo algún que otro coro hacia el final, sacan de la nada otra canción de despertares desconcertantes a las cinco de la tarde en un día gris.

A medida que avanzamos en el trabajo, caemos como en anteriores entregas del grupo en esa sensación de que en los últimos meses han pasado cosas, buenas o malas, que te sumergen en recuerdos profundos. Esto es lo que me ocurre a mí cuando Alex suelta en ‘Lying in the Sun’ esa frase de Why are your eyes smiling? y el tema entra en una gran espiral de guitarras tenues e instrumentos de cuerda. Uno de los momentos más íntimos y disfrutables sin duda del trabajo. Pero no nos vamos a quedar solo con lo pusilánime, sino que también habrá que pelearse algo con lo ocurrido. De este modo se presenta ‘When’, el tema que da título al trabajo y en el que las voces se tornan oscuras y las distorsiones van al grano.

Todo regresa a un aparente remanso de paz con las gotas que caen al principio de ‘Favorite Episode’, un tema prácticamente instrumental donde los nervios se van crispando poco a poco quedándose todo en un calentón. Jugando con esa variedad de texturas que saben sacar tan bien a sus guitarras, aplican una atmósfera casera en ‘Down Tuned Self Pity’, un tema triste donde los haya. Para continuar con la tristeza compartida, nos muestran otra de las grandes canciones del trabajo como ‘I Lay in My Bed’. Aquí los ánimos ya están muy por los suelos y desde los arpegios iniciales hasta las últimas intenciones del tema nos enseñan la profunda desilusión que también contenía ‘Flowers in the Wall’, uno de los temas centrales de su anterior trabajo. Tampoco se queda corte ‘Glued to You’, el primer single del trabajo y que incorpora una línea de bajo áspera que se contrapone con esos lamentos transformados en susurros fantasmagóricos.

Acercándonos cada vez más al final, aparece ‘Papers in TV’, un tema que tiene un endiablado ritmo que te lleva de lleno a la música de Ian Curtis y su pandilla. El toque un tanto pérfido que tampoco viene tan mal. De aquí al final deja de escuchar el disco si no quieres llorar y todavía no lo has hecho. El final va a ser uno de los más tristes que puedas escuchar en unos cuantos años. Buena parte de la culpa la tiene ‘Plan it Peace’, canción donde el grupo está sumergido en la depresión más profunda, con sus voces entrecortadas y guitarras que se van apagando poco a poco. Aun así, todavía queda la canción reflexiva y con algún fino rayo de esperanza representada en ‘Confetti And Glue’. El tema que supone la perfecta síntesis al trabajo. Una escena en la que nos imaginamos al protagonista caminando con el sol al fondo, entregándose a su destino. El disco se cierra definitivamente con los aires dream pop de ‘Clear’, una canción que aparece como una especie de mantra vital. El despertar en otro lugar mejor.

Conclusión

Tomorrows Tulips han afrontado su tercer disco siendo fieles a lo que mejor se les da hacer. Pasando por un momento de inspiración óptimo, seguramente hayan logrado el disco de sus vidas. Ese trabajo que nace de las experiencias más intensas, las que más huella dejan. Algo más de media hora que supone una catarata de imágenes distorsionadas mezcladas sensaciones punzantes y a la vez placenteras. Una bipolaridad medida y filtrada en una forma muy especial de entender la música. En definitiva, When es un resumen de todos los recuerdos que te dejan las cosas que puedes hacer solo una vez en la vida.

9.2

Álbum

When

Artista

Tomorrows Tulips

Año

2014

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *