Review

Molchat Doma – Monument

Molchat Doma

2020

7.4
Por -

La banda bielorrusa sigue consolidándose como un auténtico fenómeno más allá de las fronteras de su país (tan solo hay que darse cuenta de los numerosos vídeos donde sus fans traducen sus letras al castellano en YouTube), publicando su tercer trabajo en cuatro años y demostrándonos como su popularidad no solo radica en la primera apariencia exótica que desprende su proyecto. Dejando en esta ocasión algo de lado su sonido post punk más adusto, tiran de la new wave más propia de garito underground para aportar aún más brillantez a los temas, sintiendo de lleno como las estructuras de sus canciones cada vez se alejan más de lo estático y los ritmos agarrotados propios del género. De esta forma son capaces de ofrecernos una experiencia completa a la hora de indagar en el legado de los sonidos góticos y coldwave soviéticos de los 70 y 80, evidenciando como la contextualización de todas estas influencias no deja al oyente atónito sino ante la firme convicción de estar ante una banda sólida muy metida de lleno en lo que hace.

Tirando de arquitectura brutalista en su portada, al igual que realizaron en sus anteriores trabajos, el trío poco a poco va allanando el camino para poder aferrarse fieramente a todas esas estampas de frío y momentos casi apocalípticos que no solo sugieren sus temas, sino que también evocan en el contenido lírico. De esta forma la inicial ‘Utonut’’ recoge un montón de estampas díscolas y en tono profético, dejándonos ante paisajes desoladores y hablándonos de un futuro totalmente incierto. Bajo este panorama logran poner tierra de por medio en su afán de crear una simbología tan críptica como poderosa, reforzándolo todo con esa expresión tan compungida de la voz de Egor Shkutko que emerge como un mantra de pensamientos oscuros y al borde del abismo.

Avanzando a lo largo del trabajo, vamos a comprobar como los temas se alternan entre una cara más relacionada con dejar que las cajas de ritmo tomen las riendas de los temas, logrando de este modo que el carácter de las canciones adquiera lo más parecido a una sonrisa pérfida que se dibuja en coretes como ‘Ne Smeshno’ o ‘Leningradiskiy Blues’. En esta última, además de quedarnos ante la sensación de estar ante un nuevo paso del eurodance noventero a lo Molly Nilsson, también se siente el aliento que supone un auténtico paseo sin rumbo a través de ruinas donde lo único que persigue al protagonista con ahínco son sus recuerdos. Esa sensación amenazante es algo que en todo momento está muy presente en este trabajo, desplegando toda la variedad posible de sintetizadores para demostrar como pueden hacer que lo pueble todo por múltiples vías. Apelando a esa forma de hacer brotar melodías de aroma decadente y funesto, todo esto a la postre resulta una virtud que acaba enganchándonos de lleno al trabajo.

Si atendemos a los momentos donde encuentran una mayor energía y ponen la carne en el asador por lograr lo más parecido a un single, sin lugar a dudas se lleva la palma una ‘Discoteque’ cuyo vídeo representa fielmente lo que nos imaginamos escuchando el tema. Echando también mano de momentos de mayor frenesí, pero recurriendo a su cara más directa y poseída llega ‘Zvezdy’, una de esas canciones que sirve para demostrar como ante todo también son capaces no solo de dejarse llevar por las sombras y los ecos, sino por una capacidad de reacción y rebelión frente a las heridas abiertas, amparándose en esta ocasión en el firmamento. Una demostración más de como la paleta de posibilidades se ha ampliado enormemente en este disco, depositando nuestra esperanza que el fenómeno alrededor del grupo siga creciendo y puedan seguir alcanzando altas cotas insospechadas.

Conclusión

Molchat Doma firman un nuevo trabajo donde se mueven a sus anchas a través del post punk menos férreo, donde los elementos de la new wave setentera brotan con un brillo bien medido. Revitalizando su propuesta enormemente, logran unas canciones donde lo enigmático se acaba tornando en estampas que abrazan lo embriagador que puede tener todo paisaje decadente.

7.4
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Molchat Doma – Monument

Artista

Molchat Doma

Año

2020

Discográfica

Sacred Bones

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *