Review

Breach

Fenne Lily

2020

6.8
Por -

La artista de Bristol ha firmado recientemente su segundo LP encontrando un sonido más personal y desligado a todo lo que supuso su debut On Hold. Si en este debut publicado en 2018 apostó más bien por dejarse guiar hacia la el intimismo y la oscuridad latentes dentro de sus influencias folk, ahora ha llegado el momento de acomodarlo todo a través de unos sonidos que beben de forma más directa del pop barroco, logrando de este modo texturas más aterciopeladas. Evidenciando una mayor madurez a la hora de ejecutar sus canciones como páginas arrancadas de su diario, podemos intuir como la montaña rusa emocional por la que todos pasamos al llegar los 20 años se ha estabilizado de forma definitiva, sintiéndolo muy de cerca en el pulso certero para darle vueltas a todas esas situaciones de incertidumbre y soledad, y en definitiva, hacer frente a cambios en los que parece que el precipicio está más cerca que nunca.

A lo largo de este Breach vamos a poder identificar influencias confesas en su música como es el caso de Feist, aunque si bien es cierto, seguramente la mayor aproximación puede ser una Cat Power por aquello de compartir un cierto manto de sentimientos grisáceos que rodea las acciones encerradas en sus temas. Lo que sí que tenemos que tener en cuenta es que para ponerse a escuchar el álbum de un tirón hay que estar preparados para encarar los temas de la forma más empática posible y así conectar con todas las reflexiones solitarias mostradas. Pudiendo comprobar como desde un primer momento aborda el trabajo desde las emociones más vulnerables y los recuerdos que tu cabeza quiere evitar, composiciones del estilo a ‘Berlin’, ponen sobre la mesa el aislamiento involuntario, disolviéndolo todo en ciertos momentos a través de algún fragmento de guitarra que sobresale y sirve para destensar el nudo de desdichas vitales.

Haciendo frente a las novedades más destacadas de este trabajo, podemos comprobar como Fenne se nota mucho más cómoda encarando los temas a través de un formato más rock y enérgico, encontrándonos como buena muestra ‘Alapathy’ y ‘Solipsism’. Estas dos canciones resultan fundamentales en el trabajo, no solo por las nuevas coordenadas estilísticas emprendidas, sino también por esa forma de tratar de liberarse de sus propias restricciones aunque sea un proceso complicado. Dentro de este proceso de aceptación de sí misma, también llama la atención ‘I Used To Hate My Body But Now I Just Hate You’, apareciendo una de las grandes baladas del trabajo, desvelando una dolorosa intimidad y una confianza depositada en otra persona que se quebró totalmente.

Con más momentos donde parece que el pasado sigue hiriendo frente al paso del tiempo, ‘Birthday’ resulta una de las canciones más conmovedoras del trabajo, tratando de nuevo de contextualizar ciertos recuerdos que llevan implícita una carga romántica. Mirando también hacia fuera de ella, tampoco podemos pasar por alto una ‘Elliott’ donde lo contemplativo apunta de nuevo de lleno hacia terrenos abatidos dejándonos ante frases heladoras como “everyone you ever wanted to be is dying the same death”. Es aquí donde quizás nos damos cuenta de como el trasfondo de las canciones de la británica puede ir aún más allá, dibujando situaciones donde el dolor se agudiza, no solo sobre ella misma sino también alrededor de personas queridas. Por todas estas cosas el retrato sentimental realizado resulta de lo más completo, sintiendo como esa forma de irse despojando de las cargas acumuladas resulta valiente y decidida a alcanzar una situación más favorable.

Conclusión

Fenne Lily nos entrega un segundo trabajo marcado por la vulnerabilidad de sus temas y una particular forma de recorrer sus sentimientos sin importar lo sombríos o abatidos que resulten. Solo así es posible lograr un disco con el que ser consciente como la madurez también implica ser capaz de superar el pasado.

6.8
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Breach

Artista

Fenne Lily

Año

2020

Discográfica

Dead Oceans

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *