Review

Holy Motors – Horse

Holy Motors

2020

7
Por -

La formación estonia sigue fascinada por todas las posibilidades que nos dejan las canciones country más oscuras y solitarias, logrando un trabajo atractivo donde aportan su grano de arena a la hora de que el género no caiga en el revisionismo más insulso.  A lo largo de este Horse se podría decir que de forma definitiva encuentran un sonido evocador, exhibiendo al mismo tiempo su capacidad para reflejar narrativas que cargan con el peso de lo enigmático y los elementos propios de la cultura norteamericana más universal. Sintiendo muy de cerca como la sugestión encerrada en estos temas resulta muy poderosa y ayuda sobremanera a entrar de lleno en sus composiciones, lo de Holy Motors se encuentra muy relacionado con embellecer sus temas a través de unas guitarras que bucean en el dream pop más adusto y polvoriento, viniéndonos a la cabeza figuras tan destacadas como Mazzy Star. Es esa fusión entre lo que supone dotar a sus temas de una capa atmosférica y el mantener los ambientes western de una forma muy solemne lo permite que este segundo trabajo deje huella tras un par de escuchas.

Desde un primer acercamiento al disco, vamos a comprobar como el imaginario más ilustrativo del centro de los Estados Unidos puebla sobremanera estas canciones. Así es como nos remiten a esos paisajes un tanto desoladores, donde parece que la melancolía de los personajes se integra a las mil maravillas con todo lo que suscitan esas tierras, encontrando un buen ejemplo en la inicial ‘Country Church’. Historias de vaqueros que parecen buscar su lugar en el mundo a la par de dejarse guiar por estampas nocturnas, todo ello llega a través de un tono serio, pero al mismo tiempo apelando a un cierto espíritu relacionado con el country pop más lánguido que figuras como Tammy Wynette popularizaron a finales de los años 60. De esta forma es como poco a poco van configurando el carácter distante del disco, jugando también su papel destacado la voz de Eliann Tulve a la hora de amortiguar los temas y que no queden demasiado fríos. Sin ir más lejos, canciones del estilo a ‘Matador’ nos dejan ante esa sensación de que todo lo intempestivo que recoge el tema en el fondo no se percibe como tal gracias a la calidez vocal encerrado en él.

Atendiendo a aquellas partes del trabajo donde la pausa acaba jugando un papel destacado, desatando al mismo tiempo una cara con la que mostrar anhelos más incontrolables, temas como ‘Midnight Cowboy’ o ‘Road Stars’ abren la puerta a personajes que buscan dejar sus pisadas en el camino. El análisis de cómo el pasado puede ser toda una carga es algo que se va arrastrando a lo largo del disco, evidenciándolo más que nunca en canciones que revuelven sobremanera el trabajo como ocurre en ‘Trouble’. Este tema bien podría suponer la síntesis perfecta del disco, dejando que las guitarras adopten un cabalgar resonante a la par de generar una bruma que suena realmente amenazante. Como si se tratase de efectuar una ajuste de cuentas dentro de un duelo librado contra nuestros interior, esta canción destaca con vehemencia las estrofas que lejos de alcanzar aires crispados, muestran la necesidad de atacar las canciones de a través de territorios más turbulentos. Una muestra más del carácter cinematográfico de este trabajo donde todas las canciones suenan como si fuesen una balada de despedida.

Conclusión

Los estonios Holy Motors nos entregan un segundo trabajo donde su pasión por el country más cálido, enigmático y desafiante se hace de lo más presente, mezclándolo con un sonido dream pop aterciopelado y así lograr unas historias de personajes que tratan de oponerse al camino marcado.

7
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Holy Motors – Horse

Artista

Holy Motors

Año

2020

Discográfica

Wharf Cat Records

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *