Review

New Metal

P.H.F.

2020

8.5
Por -

El músico neozelandés Joe Locke lleva casi 10 años de carrera al frente de su proyecto Perfect Hair Forever entregándonos unos trabajos que se zambullen de lleno en una perfecta espiral de ruido donde el espíritu Lo-Fi es el protagonista. Reflejando diferentes etapas que van desde el pop de dormitorio enfrascado en los días grises hasta la coraza de rock noventero envalentonado y con la vista puesta en Pavement, sus coordenadas estilísticas han transitado hasta el momento dentro de unos márgenes de lo más coherentes. Solo así es posible dar vida a un proyecto puramente de guitarras pero que cada vez ha ido adquiriendo nuevas inquietudes y un mayor perfeccionismo sin renunciar a una suciedad en el sonido que a estas alturas es marca de la casa. Además, tampoco podemos pasar por alto la filosofía vital encerrada en sus composiciones, dejando constancia de esa sensación de vivir rápido sean cuales sean las circunstancias y tratar de este modo no echar raíces en ningún lugar.

Si atendemos a todo lo que vamos a encontrarnos en este reciente New Metal, vamos a sentir como engloba las mil y una caras del músico, apostando de una forma decidida por lograr unas canciones repletas de recovecos con los que lograr que su escucha sea una actividad trepidante. Con un total de 16 cortes, Joe no ha escatimado a la hora de pensar en arreglos robóticos bastante ingeniosos con los que aportar aún un aire más retorcido a sus composiciones. A través de su capacidad de sonar rutilante, como en la inicial ‘Everybody is Dying’, poco a poco se va abriendo un abanico de posibilidades con los que abrazar desde los sonidos de decadencia premeditada de la Velvet Underground hasta el brit pop de principios de los 2000 con mayor gancho. Buena muestra de todo esto se refleja en temas tan redondos como ‘Living is Easy’, ‘Simple Pleasures’ o ‘Eat Meat and Kill’, apuntando siempre hacia esa dualidad entre oscuridad en los pensamientos y capacidad imaginativa para romper las restricciones autoimpuestas por el individuo.

Avanzando en el trabajo vamos a encontrarnos con agradables sorpresas como las presentes en una ‘Imperial Butter’ donde siempre encuentra ese tono sosegado con el que calmar las voces más desquiciadas, no pasando por alto el sentimiento reconfortante que proporcionan aquellas canciones donde el ruido sirve para amortiguar las caídas personales. Yendo más allá a la hora de sacar a relucir el lado más siniestro de su música, aquel que de forma decidida suena de lo más metálico, ‘I Want U 2’ aparece como una declaración de amor con la que descender de forma conjunta a los bajos fondos. En estos puntos del trabajo es donde se hace más evidente la presencia de ese formato punk más asociado a bandas como DEVO, marcando de este modo una nueva ruta en sus composiciones. De hecho este mayor carácter de extrañeza en los fragmentos presentados es algo que se hace más patente a medida que avanza el disco con piezas como ‘Pretty’ y su solemne bruma.

Una vez hemos cogido el truco al trabajo y estamos preparados para todos los sobresaltos presentes, canciones del estilo a ‘Comms’ suponen una auténtica celebración del carácter díscolo que propugna Joe, mostrando como la insatisfacción siempre parece permanente, al mismo tiempo de intentar ser consciente de cómo todos también atravesamos los sentimientos más duros aunque parezca que estamos solos en mitad de la encrucijada. Lo bueno de todo esto es que en ningún momento la depresión resulta acentuada, ya que siempre te puedes resarcir con piezas breves y sin freno de mano como ‘Sud’, evidenciando una vez más la forma en la que hay que dejarlo pasar todo de largo sin importar que pueda ser el último tren. Adaptando los cánones del rock a los tiempos modernos y encontrando bien el equilibrio entre lo impulsivo y lo que huele a peligro, el nuevo trabajo de P.H.F. es la constatación de como las dinámicas de los tiempos convulsos también pueden resultar favorables.

Conclusión

El nuevo trabajo de P.H.F. resulta un buen compendio de todo lo mostrado en su trayectoria, suponiendo el vendaval perfecto de canciones de noise rock sometidas al influjo Lo-Fi y los sonidos reconfortantes. Así es como nos abre los ojos y encuentra un hueco perfecto dentro de todo lo vertiginoso que nos ofrece la vida.

8.5
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

New Metal

Artista

P.H.F.

Año

2020

Discográfica

Danger Collective

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *