Review

Flower of Devotion

Dehd

2020

8
Por -

La formación de Chicago sigue manteniéndose firme a su impronta sonora en su tercer LP de estudio, apostando por un formato de garage altamente melódico que siempre saben rebajar de buena forma. A lo largo de este nuevo Flower of Devotion quizás pierden algo de pegada respecto al buen puñado de hits contenidos en su anterior Water, sin embargo ganan en clarividencia a la hora de trazar un disco más sólido y coherente. Así es como la permanente inspiración a la hora de facturar canciones que siempre parecen bañadas por un halo de moderada nostalgia sigue estando muy presente, tratando en todo momento de controlar el empuje de sus temas para que los medios tiempos predominen. Por eso podemos decir que seguramente estemos ante lo que se espera en la evolución de una banda que siempre nos ha entregado canciones con un punto surf realmente irresistible.

Las trece canciones que contienen este trabajo resultan pequeñas píldoras con las que soltar todo tipo de malestar y al mismo tiempo mostrar todo el poderío que el grupo lleva dentro. Logrando una vez más que la combinación vocal de Emily Kempf y Jason Balla resulte certera y repleta de contrastes, la abertura del disco con ‘Desire’ es toda una muestra de lo ardientes que pueden resultar sus canciones sin necesidad revolucionarlas. Del mismo modo, la cara más relacionada con abonarse a melodías que cabalgan con un aire más western resulta difícilmente rebatible, más si aparecen ante nosotros canciones tan buenas como ‘Loner’. Todas estas variables poco a poco se irán acrecentando en un trabajo de escucha plácida pero que da mucho de sí.

Apelando a cortes más románticos, donde dejar fluir todo tipo de anhelos, ‘Haha’ emerge como la canción con la que demostrarnos como su forma de llevar las canciones hacia una especie de realentí funciona a las mil maravillas. Con más momentos donde esa forma de afrontarlo todo desde una moderada introspección hace acto de presencia, ‘Month’ contiene de nuevo punteos inquietos que poco a poco van conduciendo el tema a un lado bastante cálido. Sin cesar en su empeño a la hora de evidenciar como con estas canciones también te puedes marcar unas vacaciones por la Costa Oeste de la manera más auténtica posible ‘Disappear’ y ‘Nobody’ contienen la suficiente mordiente como para aportar un mayor aire desafiante al disco.

A medida que nos vamos acercando hacia el final las sorpresas no cesan, apareciendo la desgarrada ‘No Time’, donde la urgencia llama por primera vez a la puerta, sonando todo más ardiente que nunca y acercándonos a figuras como Shannon and the Clams. El desenlace del disco con el combo logrado por ‘Moonlight’, ‘Apart’ y ‘Flying’ también resulta de lo más destacado, encontrándonos ante tres cortes que sintetizan a la perfección todo lo encerrado en el disco. Sin embargo, si nos tuviésemos que decantar por uno de ellos, el cierre definitivo con ‘Flying’ se lleva la palma. En esta canción la banda logra capturar sobre una melodía de ensueño toda aquella excitación que desaparece y nos deja completamente vacíos. Un poco el sentimiento que nos queda cuando terminamos de escuchar al completo este trabajo.

Conclusión

Dehd nos demuestran como sus melodías vuelven a resultar arrebatadoras, todo ello camuflándolo dentro de un formato de garage más pausado y comedido que en sus anteriores entregas. Rescatando por momentos todas las virtudes del sonido western, la banda se asienta como una de las mejores bandas capaces de evolucionar dentro del sonido propio de la Costa Oeste.

8
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Flower of Devotion

Artista

Dehd

Año

2020

Discográfica

Fire Talk

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *