Review

Neovalladolor

Erik Urano

2020

8
Por -

En estos días complicados donde no sabemos muy bien hacia donde se dirige todo pero sí de que punto partimos, Erik Urano publica su nuevo LP Neovalladolor, el primero bajo Sonido Muchacho. Arropándose de colaboradores habituales como su inseparable Zar1 o los malacitanos BSN Posee, el músico refleja de nuevo un disco de lo más combativo,  afinando más que nunca su vertiente grime.

Rodeándose de toda la estética propia de una ciencia ficción que mira hacia un futuro con la carga de un pasado incompleto y desestructurado, nos encontramos ante unas canciones con una fuerte capacidad sugestiva instalada en una distopía de lo más reveladora. El combo entre los retratos que capturan la desilusión en sus múltiples formas y la necesidad de reflejar el nerviosismo imperante en sus letras empuja todo hacia esa sensación de estar siempre ante el borde del precipicio, siendo conscientes al mismo tiempo del enfoque enrocado y resistente que se puede leer entre líneas.

Sumergiéndose de lleno en los discos de Erik Urano, siempre llama la atención su buena mano para adentrarse en un apartado electrónico anguloso y alarmista donde los matices propiamente drone acaban desempeñando su papel. En esta ocasión el espectro expansivo resulta mucho mayor, jugando también con las bases propias del street dance para agitar la coctelera y que el resultado sea en todo momento muy cambiante. Así es como en todo momento el músico vallisoletano es capaz de que su tono desafiante y grave quede bien entremezclado con la inherente extrañeza sonora de sus bases, sirviendo como perfecta arma arrojadiza a la hora de mostrarnos el escenario que se cernirá sobre su propia ciudad tal y como se puede intuir en temas como ‘Penfield’.

Al mismo tiempo, resulta de lo más atractivo la forma en la que constantemente juega entre situaciones reconocibles al pie de calle y nos muestra el reflejo de las leyes indescifrables que pueblan lo convulso de sus mundos de ficción. ‘2984’ puede ser un buen ejemplo de ello, encontrando en todo momento la montaña rusa sensitiva entre oscuridad, luces de neón y de nuevo sombras dentro de lo tecnológico.

Otro de los puntos fuertes que posee este trabajo, y que a lo largo de toda la discografía del músico se ha observado en mayor o menor medida, es el salto entre lo críptico y la búsqueda por resultar de lo más directo en otras ocasiones. Ese tira y afloja que casi siempre acaba cayendo del primer lado se manifiesta de forma clara en temas como ‘47 GHOST’, donde quizás nos encontramos como la tradición del rap nacional más clásico está presente a la hora de recorrer los lugares más comunes del barrio.

Sin embargo, como bien nos tiene acostumbrados a lo largo de todo este tiempo, los giros en el guion son frecuentes, siendo capaz de marcarse un tema de base reggaetonera como es ‘Molecular’, despertando un simbolismo recurrente en su trayectoria y que sienta las bases de su esquiva manera de darle la vuelta a las cosas. Solo así es posible que la inmersión en su universo planteado sea total, generando siempre la incomodidad precisa al oyente en su primera aproximación para estar totalmente alerta sobre todo lo que está por llegar.

Conclusión

Erik Urano debuta con Sonido Muchacho entregándonos un trabajo donde la distopía alrededor de su ciudad de nacimiento se articula desde múltiples planos, conectando al mismo tiempo de buena forma con los rasgos más desoladores del presente. Al mismo tiempo todo ello resulta muy bien ejecutado a través de la raíz grime presente en su trayectoria junto con sus inquietudes electrónicas a las que no da la espalda.

8
Nota Usuarios (2 votos)

vota:

9.8

Álbum

Neovalladolor

Artista

Erik Urano

Año

2020

Discográfica

Sonido Muchacho

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *