Review

Marigold

Pinegrove

2020

8
Por -

Hace tiempo que los días grises para Pinegrove quedaron atrás. Después del episodio ocurrido en 2017 cuando Evan Stephens fue acusado de coerción sexual y puso la banda en stanby de forma indefinida, el grupo ha vuelto a recuperar su habitual brillo para dejarnos primero con Skylight hace un par de años y ahora un Marigold que los devuelve a la senda más esplendorosa de emo rock de matices totalmente esperanzados. Esta nueva referencia recoge de muy buena forma la temática habitual del grupo donde la infelicidad llama siempre a la vuelta de la esquina, todo ello afrontado con esa sensación de que siempre se puede salir del pozo. Como los de Nueva Jersey son los más apropiados para hablar sobre aquello de superar momentos críticos, en este trabajo nos los encontramos como peces en el agua, evitando esquivar sus influencias más claras y sonando totalmente convincentes en lo que están haciendo.

Si en su anterior Skylight pecaron de timidez e imagen de eternos sad boys, en esta ocasión se han decidido a romper esa barrera psicológica que los arrastraba hacia los medios tiempos intensitos, apostando también por una buena dosis de aferrarse al edredón pero intentando que todo el aparataje instrumental los pueda sacar de la cama.  Así es como la sucesión de temas de revoluciones rebajadas nos muestra reflexiones desde situaciones amorosas favorables como es el caso de ‘Hairpin’ o mantiene viva la llama de la amistad más reconfortante como ocurre en ‘Alcove’.

Desde un primer momento parece que la banda nos deja más que claras sus sensaciones con la impetuosa ‘Dotted Line’ y ese “Cuz i don’t know how but i’m thinking it’ll all work out” repitiéndolo de una forma convincente y cargada de confianza. Jugueteando con las guitarras emo bien contenidas, aquellas que suenan un poco apagadas, logran sostener muy bien los momentos donde los picos emocionales se vuelven un poco empalagosos como ocurre en ‘The Alarmist’, al mismo tiempo de evidenciar como las brechas amorosas están todavía muy presentes. Más temas que ponen de manifiesto como nuevos tiempos corren para el grupo llegan de la mano de ‘No Drugs’ y esos atisbos de asentar la cabeza de una vez, contando con su sección más acústica a pleno rendimiento.

Lo mejor de todo es que saben de buena forma como tocar la fibra sensible sin caer en la autocomplacencia ni en el lamento. Incluso cuando se vislumbra como el caos mental puede estar a la vuelta de la esquina, saben muy bien cómo hablar de él y afrontarlo por la vía sonora más contundente presente en ‘Moment’. Llegando la recta final del trabajo el buen nivel mostrado alrededor de no hacer dramas de todo lo que se presenta nos encontramos con una estupenda ‘Neighbor’ donde describen de buena forma la reconciliación con su hogar, poniendo todas las piezas en su sitio y demostrándonos como también pueden lograr trabajos de lo más emotivos sin necesidad de codearse con sus demonios.

Conclusión

Pinegrove evidencian en su nuevo trabajo una racha vital mucho más favorable, devolviéndoles a la senda del sonido emo rock cargado de vitalidad y con ese punto de efusividad precisa que los convierten en una banda imprescindible en su género.

8
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Marigold

Artista

Pinegrove

Año

2020

Discográfica

Rough Trade

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *