Review

Jinx

Crumb

2019

8
Por -

La formación asentada en Brooklyn ha confirmado en su primer LP todas las buenas sensaciones que nos habían ido dejando en estos últimos años a lo largo de sus dos EPs debut y diversos singles. En ellos intuíamos como eran una formación de lo más especial a la hora de practicar un dream pop de lo más orgánico, donde los sintetizadores ayudaban a construir el particular imaginario sonoro del grupo pero tampoco lo eran todo. Meciéndose tranquilamente a través de unas guitarras lánguidas y dejando el poso preciso del free jazz más escurridizo, la banda liderada por Lila Ramani poco a poco fue trascendiendo más allá de Estados Unidos, llegando incluso a girar por Europa con su segundo EP Locket. Estaba claro que todos los focos ya estaban centrados en ellos como una de las grandes esperanzas del pop narcótico, aquel al que formaciones como Mild High Club supieron sacar un gran provecho a base de lograr un gran dinamismo dentro de unos sonidos de guitarra de lo más pegajosos. Continuando en cierta medida esta estela, pero desde un lado mucho más nítido y relacionado con sacar provecho a todos los elementos propios de una formación más clásica, podemos decir que Crumb han dado en el centro de la diana a la hora de equilibrar todos los componentes presentes en su LP debut.

El principal encanto de estas canciones radica en la calma con la que están concebidas, sintiendo como en todo momento no hay ninguna necesidad de encontrar cambios de ritmo, sino más bien presentarnos algún que otro ambiente de carácter hipnótico con el que subir su apuesta. También llama la atención la forma en la que el grupo gestiona su línea de bajo, intentando remarcarla de una forma que no todo quede a la voluntad del carácter ensoñador encerrado en sus temas. Esta característica les aleja de la línea dream pop más habitual, sintiendo en todo momento como la ambivalencia entre persistencia atmosférica y melodía destacada resulta de lo más acertada. Sin ir más lejos temas como ‘Ghostride’ ponen en alza ese valor de tener un rumbo bien claro a la hora de marcar el ritmo del tema pero también llevarlo poco a poco a través de un lado más adormecido, como si nos moviésemos dentro de los primeros compases del día. Sin dudar a la hora de ofrecernos unos sugerentes arpegios, la actividad que sucede en los sonidos de fondo del tema poco a poco se va acelerando, sintiendo como todos los detalles están bajo control, de una forma muy similar a lo que bandas como Stereolab desarrollaron en su momento.

Más detalles interesantes llegan cuando se acercan de lleno a todo aquello asociado a su cara más narcótica como bien ocurre en ‘Fall Down’. En este tema las modulaciones acechan de lleno a sus sintetizadores, todo ello intentando que la canción al mismo tiempo se adentre en un apartado más trepidante y de ritmo por momentos casi metronómico, rematándolo todo con lo más parecido a ciertas dosis de ruido bastante necesarias pero no rupturistas. Si atendemos también al lado más clásico, aquel donde acaba asomando de una forma más clara ciertas influencias del soul más embriagador, canciones del estilo a ‘And It Never Ends’, también cumplen su misión de ofrecernos una cara más directa, algo que no quita protagonismo al desarrollo final del tema donde lo enigmático hace acto de presencia. Logrando una coherencia total a la hora de que las canciones se acerquen a una sensación reconfortante, la recta final del trabajo llega como no podía ser de otra forma con ese preciso ralentí que pasa desapercibido, logrando una vez más meternos de lleno en su propuesta sin prácticamente enterarnos.

Conclusión

Crumb cumplen con creces todo lo que se esperaba de su LP debut, ofreciéndonos una visión narcótica del dream pop en la que los sonidos orgánicos están muy presentes. Con una gran coherencia sonora en todas sus canciones, la banda reivindica su particular y pausada forma de crear canciones.

8
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Jinx

Artista

Crumb

Año

2019

Discográfica

Autoeditado

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *