Review

Días Raros

Melenas

2020

8.8
Por -

La formación pamplonica ha logrado un destacado segundo trabajo donde han optado por dar continuidad a las señas de identidad de su debut, siendo capaces de profundizar en las ideas desarrolladas hasta el momento y entregarnos un disco de lo más particular dentro del apartado nacional. Recordando un poco todo lo bueno que mostraron en su primer LP homónimo editado hace un par de años, no podemos pasar por alto su buen gusto por dar cabida a unos sonidos pop muy bien encerrados en ese formato de psicodelia donde el reverb juega su papel destacado. Todo ello llegaba sin perder de vista al garage más propio de la Costa Oeste, dejando que las diversas melodías pudiesen coexistir tratando de que no predominase ninguna de ellas. Estos detalles van a golpear de nuevo con fuerza en este Días Raros, solo que van más allá a la hora de lograr unas canciones más trepidantes, de letras más directas y al mismo tiempo sabiendo muy bien como encerrar estados de ánimo que aluden de buena forma al título del disco.

En una primera escucha podemos sentir como la cohesión sonora del disco resulta importante, pero al mismo tiempo cada canción nos conduce hacia una cara muy diferente del grupo. Sentando las bases de lo que será la referencia, ‘Primer Tiempo’ encierra de buena forma todos esos pensamientos interiores donde las idas y venidas son constantes, jugueteando de buena forma con unos teclados que emergen con autoridad, pero que poco a poco se disuelven entre todas las indecisiones que muestra el apartado lírico. Sin perder comba en lo referente a plasmar momentos un tanto límite, ‘No Puedo Pensar’ irrumpe con aires más desafiantes gracias a una línea de bajo implacable, encontrando al mismo tiempo ligeros cambios de ritmo con los que intentar encontrar un apartado más liberador. A medida que avanza el tema no resulta difícil comprobar la gran actividad mostrada en cuanto a la gran cantidad de elementos presentes, logrando rellenar todo el espacio sonoro y haciendo que cada uno de ellos permanezca perfectamente reconocible.

Sin perder de vista momentos más descriptivos donde es necesario alejarse hacia un plano menos real, ’29 grados’ llega a través de un influjo más surfero, poniéndonos en la cabeza a formaciones contemporáneas como Las Robertas, donde los sintetizadores toman un mayor protagonismo para serenar los ánimos de la mejor forma posible. Tratando de seguir la inercia atmosférica que deja su predecesor, ‘Despertar’ sigue aludiendo a lo evasivo, sin embargo dan un paso más allá a la hora de tratar de deformar su sonido, buceando en esta ocasión a través de la electricidad que proporcionan las guitarras fuzz. Marcando un cambio de dinámica, ‘El Tiempo Ha Pasado’ vuelve a situarnos en un plano más terrenal, más relacionado con encerrarse en los recuerdos y la sensación que provoca el no poder superar definitivamente ciertas rupturas.  Momentos intimistas donde Melenas también son capaces de detener el tiempo para tomar otra instantánea veraz sobre los estados de ánimo marchitos.

Saltando a un lado más enigmático y logrando trasladarnos a un apartado nocturno donde las pinceladas de electrónica ochentera más cercanas al kraut están muy presentes, ‘Los Alemanes’ encoge el corazón de una forma muy diferente a como lo habían logrado hasta el momento. A pesar de ello, el rumbo del disco se sigue establecido en coordenadas bien diferentes gracias a ‘3 segundos’, una canción totalmente impulsiva y que aporta un nuevo brillo pop al trabajo. Demostrándonos como son capaces de dominar a su antojo esa faceta relacionada con sonar lo más ligeras posible a pesar de arrastrar siempre un empuje guitarrero insaciable, ‘Ciencia Ficción’ llega seguramente con la melodía más memorable del trabajo, al mismo tiempo de permitirse unos solos de guitarra más nítidos. Así es como se presenta esta oda a lo no productivo, algo que hay que reivindicar más a menudo.

La recta final del disco llega marcada tanto por un costumbrismo que no esquiva momentos algo más nostálgicos. ‘En Madrid’ se presenta de esta forma, con noches que se van al traste pero donde gracias a la compañía al final hace que se perciban de otra forma. Logrando sonar en el tramo final del tema de una forma muy estruendosa, Melenas nos muestran también como pueden moldear y llevar a buen puerto sus muros de sonido. Sin incidir tanto en lo ruidoso, sino emergiendo en ese particular dinamismo de garage pop que resulta bastante identificativo a estas alturas, ‘Ya no es verano’ logra poner las cartas sobre la mesa y despedir la época estival sin ningún tipo de dramatismo. Cerrando de forma definitiva el disco, ‘Vals’ llega a través de momentos donde compartir la desgana y disfrutar de lo contemplativo. Una bonita forma de ir enfriando toda la catarata de emociones y recuerdos para ir alcanzando poco a poco la nueva normalidad que la banda parecía tener asumida antes que todos nosotros.

Conclusión

Melenas siguen subiendo el listón en su segundo LP, sacándole el máximo partido a su sonido desafiante y dejándonos ante un disco de escucha completamente dinámica, donde su garage pop resulta adornado de una forma certera. Logrando transmitir estados de ánimo reconocibles, tanto a través del plano lírico como el sonoro, las pamplonicas firman un trabajo sin fisuras.

8.8
Nota Usuarios (1 votos)

vota:

9

Álbum

Días Raros

Artista

Melenas

Año

2020

Discográfica

Elsa Records/Snap! Clap! Club/Trouble in Mind

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *