Review

Desorden

La Plata

2018

9
Por -

La irrupción de La Plata el año pasado gracias a su EP debut Un Atasco, seguramente fuese uno de los hechos más destacados dentro un panorama nacional que siempre tiende a denostar todo aquello que no llegue en un formato más convencional. Salvo las nuevas excepciones que llegan por parte de géneros como el trap, mucho más asociados a singles digitales y mixtapes, parece que todas las publicaciones de bandas de guitarras que no suponen un LP pasan totalmente desapercibidas. Sin embargo esto no ocurrió con la formación valenciana, ya que de una forma precisa y certera consiguieron una carta de presentación breve pero con un brillo especial. Tres canciones palpitantes, con sensación de aceleración constante y con una temática que encaja a la perfección en la desilusión, digamos postadolescente, que tanto se corresponde con etapas vitales de lo más inciertas. Desde ‘La Luz’ hasta ‘Esta Ciudad’ contenían la gasolina perfecta para echar a andar y quebrar un entorno de insatisfacción, todo ello guiado por el ese énfasis de la new wave más cercana del punk mancuniano para algunos, y más apegada a bandas de aquí del corte a Décima Víctima para otros. Sea como sea, si hay que entrar en comparaciones, quizás lo mejor sea decir que los momentos de teclados más machacones tienen algo de DEVO, porque siempre que te remiten a ellos es algo bueno.

Sin desviarnos de lo que aquí acontece, que es descifrar un poco cómo La Plata han llegado a un disco de estética y coordenadas tan alejadas a todo lo actual, podemos hablar primero de la coherencia que envuelve al disco. La mayoría de los temas se mueven en unos parámetros comunes como los ritmos con querencia por momentos a lo motorik cuando el estribillo pega el acelerón, los coros a la desesperada de Salvador y los teclados un tanto telúricos que apostillan las canciones siempre hacia un lado nocturno. Unas señas de identidad que podrían resultar monótonas al estar presentes en casi todo el trabajo, sin embargo esto no sucede en ningún momento simplemente por el hecho de aportar cambios de dinámicas en cada estrofa que presentan los temas. Así es como el estado de alerta nunca decae, marcando un camino trepidante a golpe de batería y sacando a relucir una cara a medio camino entre lo autodestructivo y el atractivo del desastre, con la que conectar a la primera resulta muy fácil. Este es un factor que escuchadas las primeras canciones del disco aguardas de una forma impaciente a esperar el tramo de los siguientes temas donde se producirá.

Otra de las cosas buenas que tiene este disco es cómo a través de unas letras que en muchas ocasiones no son del todo directas, enfocan muy bien la idea que quieren transmitir. Desde esa sensación de comprobar como todo tiende a menos en la inicial ‘Fracaso’ hasta las estampas amargas de la noche en ‘Espejismo’, nos encontramos con unas metáforas lanzadas a la yugular, algo que sin caer en el apartado de la visceralidad y lo desmedido, captura de una forma clara todo lo que supone decepción. Esta habilidad representa muy bien el apartado generacional actual de no hay futuro, o al menos de hay futuro pero es aterrador que tan bien cuentan sus amigos de Futuro Terror en uno de sus temas.  Lo que sí que es cierto a diferencia de los alicantinos, es que las canciones de La Plata se dirigen directamente a un plano estrictamente más personal. Aunque claro, para llegar a esto tiene que haber una serie de causas que resulta mucho mejor no nombrar para no perder la veracidad en los hechos.  Esta seguramente sea la forma con la que mejor se puede conectar con un público cansado de tanta frase estéril e con mirada incriminatoria hacia lo obvio, resultando mucho más estimulante y efectivo cargar las canciones con sentimientos y situaciones reales que acaban tocando a todos. Véase los estados depresivos o los momentos de caos personal en los que es inevitable sumergirse.

Retomando de nuevo de forma intrínseca el contenido de los temas de La Plata, nos vamos a encontrar con que los tres temas presentes en el EP también forman parte de este Desorden, incluyendo alguna ligera variación como la introducción de ‘Un Atasco’, quizás más descafeinada en esta nueva vertiente. Aportando continuidad en la idea de sonar siempre vertiginosos, han decidido dejarlas para la parte final del tracklist intentando que no recaiga toda la atención en ellas, consiguiendo de este modo que llamen antes la atención temas como ‘Miedo’ o ‘Tu Calma’. La primera de ellas con el carácter más punk del disco, ahondando en lo desolador, mientras que la segunda a través de unos teclados que tienden a lo distorsivo y disperso. Una variedad que en realidad se mueve todo el rato entre la ambivalencia de sonar más crudos o más pop, logrando bastante bien la indefinición que hace que te enganchen igual hacia un lado u hacia otro. Buena muestra resulta el tema final, con el estribillo muy claro de “Hay un muro entre tú y yo. Me he quedado dentro. Si no hay forma de salir saltaré del techo”, aludiendo a una vena más melódica pero de ritmo directamente dirigido a por una mayor contundencia. Una relación inequívoca de cómo lo logrado por La Plata tiene mucho de marca personal y por muchas vueltas que le demos nos vamos a encontrar con que esto no se trata de ningún tipo de revival, sino algo muy de aquí y ahora.

Conclusión

La Plata despuntan con su primer LP al igual que lo hicieron con su adictivo EP debut, jugando con la completa indefinición estilística para presentarnos unas canciones que tocan temas sombríos y brotados directamente desde el trasfondo más personal. Mostrando un afán porque todo suene de lo más trepidante para rechazar al mismo tiempo la épica, la formación valenciana conecta a la perfección con el presente sin ningú tipo de venda.

9
Nota Usuarios (9 votos)

vota:

8.6

Álbum

Desorden

Artista

La Plata

Año

2018

Discográfica

Sonido Muchacho

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *