Review

Black Friday

Palehound

2019

8.5
Por -

El trío de Boston liderado por Ellen Kempner nos muestra en su segundo trabajo su habilidad para lograr canciones con un mensaje relevante entorno a las relaciones humanas y todos los sentimientos que pueden surgir alrededor de ellas. A través de su despliegue de sonidos de pop guitarreros más sumergidos en la calma respecto a su debut A Place I’ll Always Go, la banda es capaz de obtener un resultado de lo más emocionante a la hora de explorar una vía más calmada dentro de sus propias composiciones. Es por ello por lo que esta nueva entrega titulada Black Friday puede parecernos en un primer momento mucho más introspectiva, recreándose en un sonido por momentos de lo más cristalino. Quizás el propio contenido de los temas ayuda a ello, evidenciando el carácter contemplativo que rodea a estas canciones y la forma en la que se han cocinado a fuego lento hasta ver la luz. Además, la coherencia reflejada a la hora de lograr un apartado más ambiental a lo largo del disco resulta fundamental para entender la obra como un conjunto muy bien cohesionado a lo largo de todo aquello que podemos sentir hacia otra persona.

Ahora que por fin se ha reconocido la gran labor de Big Thief a la hora de encontrar fortaleza a base de reflejar la vulnerabilidad más extrema en los temas, Palehound parece que también son muy conscientes de ello a la hora de acercarse a retratos cotidianos donde los detalles son capaces de erizar el vello. Es precisamente la naturalidad encerrada en las estampas del día a día entre dos personas donde el disco cobra una gran fuerza, como bien ocurre en canciones del estilo a ‘Aaron’. La forma recogida con la que Ellen encara las estrofas vocales proporciona un encanto añadido, sabiendo muy bien cuando es preciso que la canción tome mayores vuelos. Solo así es posible que canciones del estilo a ‘Killer’ se vayan tornando poco a poco un tanto desafiantes, conservando un cúmulo de pensamientos íntimos e inquietantes que siempre deberán de permanecer bien encerrados en el interior. Sin que esto suponga la tónica general del disco, sirve para comprender perfectamente como también es necesario mantener un cierto toque oscuro sin que esto choque con el ambiente mostrado.

Sin abandonar los momentos donde se abandona el cierto halo de quietud logrado a lo largo del disco, canciones como ‘Stick N Poke’ sacan a la luz una cara de mayor dinamismo y capacidad de resolución a la hora de reflejar un mayor desasosiego. Se puede decir que esta canción es la que quizás representa un estado más alterado, sabiendo como agitar el disco en su justa medida. Todo esto hay que entenderlo dentro de unos parámetros donde los el núcleo melódico está muy marcado por rasguidos de guitarra casi acústicos, reforzando en todo momento la estampa hogareña que surge con cualquier mínimo detalle o gesto encantador que puedas encontrar en una persona muy cercana a ti. No hay que ir muy lejos para encontrar un buen ejemplo, ya que en ‘Worthy’ aparecen esos detalles casi inapreciables que son necesarios para que todo esté bien entre dos personas, reflejando una vez más como las canciones de Palehound surgen del completo detenimiento y análisis de las pequeñas situaciones de la vida.

Conclusión

Palehound nos entregan un segundo tema marcado por todos los sentimientos de cercanía capaces de surgir entre dos personas, serenando su apartado más guitarrero y adentrándose en un disco repleto de detalles donde el intimismo más feliz está muy presente.

8.5
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Black Friday

Artista

Palehound

Año

2019

Discográfica

Polyvinyl Records

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *