Review

Beach Music

(Sandy) Alex G

2015

7.8
Por -

Alex G es uno de esos músicos que se dio a conocer buenamente a través de las plataformas digitales, en especial bandcamp. El joven de Havertown, de tan solo 22 años, ha sabido reflejar a la perfección a lo largo de su discografía todos esos momentos sombríos de la etapa post-adolescente. Tiñendo sus composiciones de hechos cotidianos y acciones de soledad o frustración, Alex G se ha ganado en unos pocos años ese estatus de figura de culto de la escena DIY. Su ritmo encomiable de publicación de discos, con 7 trabajos en apenas cinco años, hace que estemos ante un talento ya no tan sumergido, capaz de reflejar sentimientos propios de una generación y etapa vital muy concretos. Tras la reedición a lo largo de este 2015 de dos de sus trabajos Trick (2012) y Rules (2013), Domino Records puso la vista en él, editando su nuevo trabajo Beach Music.

Beach Music, el séptimo trabajo de Alex G, vuelve a desarrollarse en unos parámetros de extrañeza de emociones, quietud y ese ambiente tan recogido, muy propio de etiqueta bedroom pop. El músico recurre a guitarras poco definidas, bases pregrabadas y un juego de sintetizadores que administra a la perfección para crear un ambiente narcótico. De este modo, todo el trabajo se encuentra motivado por un intrínseco espíritu Lo-Fi adherido a escenas descorazonadoras afrontadas de una forma muy serena. Sin ir más lejos ‘Bug’, el primer tema que conocimos del trabajo, refleja una clara sensación de parálisis e incomprensión, tanto consigo mismo como con su exterior (A fuck brain. Just tryin to get himself paid).

alexalex

Los interesantes ambientes por los que se mueve el trabajo, adquieren momentos de enorme disfrute en ‘Thorns’, consiguiendo un sonido cristalino al mismo tiempo que divaga con su guitarra y hace que todo se mueva a trasluz. Letras cargadas de misterio (Find what you’ve been missing. Between the thorn and you) al mismo tiempo que recrean escenas que afianzan el aislamiento de los protagonistas. Más de esa tenuidad que tan bien sabe conseguir Alex, se presenta en ‘Salt’, otra de las joyas escondidas en el trabajo. Incluso la escena de confort descrita adquiere un gusto agridulce para no romper de este modo la tónica del trabajo.

Más momentos emocionantes, nos son brindados con ‘Bride boy’ y ese sutil juego a dos voces, reflejando una situación chicho-chica entrelazada por promesas y bonitas estampas. Es en este punto donde quizás aparezcan los ecos más cercanos de un Elliott Smith al que el paso del tiempo le hubiese ayudado a evolucionar su música. Al menos la sensación de contemplación y tono sereno es algo que claramente comparten los dos. Sin embargo, Alex G se desliga de la figura de Elliott en cuanto a las vagas descripciones que realiza en sus temas, sugiriendo pero dejando todo abierto al mismo tiempo. Canciones como ‘Walk’, donde la banda se encuentra apoyándole detrás dan buena muestra de cómo Alex G avanza hacia esos territorios tan especiales en los que los Built to Spill más calmados se desenvuelven a la perfección.

Conclusión

Alex G continúa fiel a sus orígenes en su séptimo trabajo. Canciones donde no entra mucha luz, un espíritu juvenil que choca con lo agónico y un sonido apagado que confiere un gran atractivo. Uno de esos jóvenes talentos que por fortuna cada vez alcanza un público mayor.

7.8
Nota Usuarios (2 votos)

vota:

5

Álbum

Beach Music

Artista

(Sandy) Alex G

Año

2015

Discográfica

Domino Records

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *