Review

To Where the Wild Things Are

Death and Vanilla

2015

9
Por -

La psicodelia. Ese mundo donde te puedes encontrar de todo, de cualquier forma y de cualquier color. En este caso vamos a ir a los colores más bien apagados pero sugerentes, todo lo que esté relacionado, al igual que en el caso de The Limiñanas, con las visiones confusas emplazadas en los años 60. El debut de los suecos Death and Vanilla supone adentrarse en los fenómenos paranormales que ocurren a través de las radiofrecuencias a altas horas de la madrugada. Ese componente tan analógico de su música les otorga una especial elegancia, desarrollando sus canciones en unos territorios tan extraños como envolventes para el oyente.

La apertura del trabajo con ‘Necessary Distorsions’ es una auténtica invitación a la relajación de los sentidos aun sabiendo que extrañas presencias se pueden mostrar. Esa percusión tan dulce se ve perfectamente complementada por unos sintetizadores levitantes y tenues. Continuando en ese mimetismo cristalino, donde apenas hay movimiento entre las hojas del bosque, ‘The Optic Nerve’ se muestra como una extraordinaria manifestación del legado de las atmósferas electrónicas del sello Labrador, adaptado magistralmente al apartado psicodélico. Sin perder de vista ese punto de quietud que caracteriza al trabajo, el grupo poco a poco va incorporando nuevas texturas que hacen aún más disfrutables sus composiciones. En ‘Arcana’, por ejemplo, se dejan llevar por jugueteos pop, aportando una visión más amplia a la grabación.

Mostrándose frágiles en casi todas las composiciones, nos llega ‘California Owls’, un tema excepcional por su cuidada armonía y aspecto orgánico, mimetizándose al mismo tiempo con ambientes claros y proporcionándonos un cierto grado de vitalidad. Continuando con el trabajo, el grupo sigue dando vueltas entorno al eje psicodélico para mostrarnos ‘Time Travel’ con todos esos maravillosos matices que aportan a los teclados, consiguiendo un efecto que nos recuerda propiamente a lo logrado por Jacco Gardner a lo largo de estos años. Recurriendo a apartados aún más embriagadores donde el coqueteo con la sinestesia empieza a estar más presente, ‘Follow the light’ aparece de una forma muy vivaz.

Más canciones en las que ese apartado tan confuso como mágico hace acto de presencia, llegan con ‘Shadow and Shape’, intentando difuminar cualquier tipo de límite sonoro existente. Regresando al espíritu de fenómenos paranormales que hemos mencionado al principio de este texto, ‘The Hidden Reverse’ encara a la perfección la elegancia de lo desconocido, esa sonrisa pícara que alguien misterioso te puede dedicar una noche cualquiera. El trabajo va a tocando a su fin de una forma similar a una estrella que se va apagando. ‘Moogskogen’ aparece como una maravilla oculta entre la serenidad de una noche oscura para cerrar con ‘Something Unknown You Need to Know’ el círculo del misterio, que no nos trae desasosiego sino paz mental.

Conclusión

Death and Vanilla han logrado un trabajo impresionante. Con una apariencia sencilla que esconde una envidiable complejidad en cuanto a texturas, el conjunto sueco se desmarca de los principios más lógicos de la psicodelia calando hondo en nuestros estados mentales de más profunda relajación.

9
Nota Usuarios (1 votos)

vota:

8.6

Álbum

To Where the Wild Things Are

Artista

Death and Vanilla

Año

2015

Discográfica

Fire Records

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *