Review

World Peace Is None Of Your Business

Morrissey

2014

7.6
Por -

Morrissey ya había dejado los estudios de grabación en 1997, cuando se encontraba sin discográfica tras el lanzamiento de Maladjusted (1997, Mercury). Siete años de parón que culminaron con una triunfante vuelta en You Are The Quarry (2004, Attack), considerado como uno de sus mejores discos en solitario. Ya entrado en los cincuenta, a Morrissey le ha tocado vivir una situación parecida. Sin sello que pudiese publicar su álbum, han sido cinco los años que han pasado desde el notable Years of Refusal (2009, Polydor). Tampoco es que se haya quedado quieto: Moz ha tenido tiempo para escribir su autobiografía, organizar giras, cancelarlas y enzarzarse en unas cuantas disputas. El resultado de todo esto es World Peace Is None of Your Business, quizás el disco de su carrera en el que más explota su personaje. Y ya es decir.

La paz mundial no es asunto vuestro. Hasta podríamos jurar que Morrissey ya había dicho esa frase alguna vez. E incluso también podríamos estar convencidos de que ya habíamos oído antes la primera pista y single homónimo, en el que condena a políticos y votantes por defender el desequilibro económico del mundo. A estas alturas, nadie se va a sorprender por esto. Si no has aguantado nunca a Morrissey, World Peace Is None of Your Business no solo no te haría cambiar de opinión, sino que reafirmará tu postura. Si aceptas cómo se las gasta el ex-Smiths, quedarás encantado con él.

Como la gran mayoría de sus últimos álbumes, World Peace junta sus mejores temas al principio. Si bien la pista homónima no llega a convencer como lo hicieron pasados singles, el rock directo de ‘Neal Cassady Drops Dead’ lo hace nada más empezar y se afianza aún más cuando aparece un solo de guitarra española de la nada. ‘I’m Not A Man’ confirma las buenas sensaciones de manera aplastante: con 8 minutos de duración—una de las canciones más largas de su carrera—, es una declaración narcisista con la que Moz se compara con el hombre medio y termina elevándose ante él. Comparación que se hace evidente musicalmente con la transición entre electrónica y pop tradicional y que es aún más clara en la acidísima letra: I’m not a man / I’d never kill or eat an animal / And I never would destroy this planet I’m on / Well, what do you think I am? / A man?

Aun sabiendo perfectamente cómo es Morrissey, es bastante sorprendente que este álbum sea uno de los que más habla sobre él y sus ideales. ‘I’m Not A Man’ lleva esa idea a niveles prácticamente de Meat Is Murder (1985, Rough Trade). Tendremos también bastantes guiños a su etapa con los Smiths: ‘Staircase At The University’ podría ser considerada parienta cercana de ‘Girlfriend In a Coma’, teniendo ambas una melodía tan alegre que la supuesta seriedad de las letras se convierte en comedia. Una estudiante presionada por su familia para sacar buenas notas se tira por las escaleras de la universidad y acaba partiéndose la cabeza en tres, siendo dichos trozos equivalentes al número de sobresalientes que su familia cree que debería haber conseguido. De nuevo, muy Morrissey.

Cualquiera que se haya interesado por los orígenes de Morrissey sabrá que tuvo una educación musical muy dispersa, algo reseñable en buena parte de estos temas. El disco contiene una enorme cantidad de guitarras españolas e incluso alguna que otra escala flamenca; desde ‘Earth Is The Loneliest Planet’ a la obvia ‘The Bullfighter Dies’, que es el enfrentamiento sobre la tauromaquia con Hemingway que Moz siempre hubiese deseado tener. La sorpresa es aún mayor si se tiene en cuenta que el productor del álbum ha sido Joe Chiccarelli, conocido por mantener una línea algo tradicional.

Y es a partir de aquí, la séptima pista, que World Peace se desinfla, no alcanzando los últimos cinco temas la excelencia de los anteriores. ‘Smiler With A Knife’ es un número acústico que le ve recuperar esa simpatía hacia los hurtadores de la que ya hacía gala hace treinta años en ‘Shoplifters Of The World Unite’, mientras que en ‘Kiss Me A Lot’ vuelve a utilizar la música española como aliada para construir un gran estribillo. El bajón recae realmente en ‘Kick The Bride Down The Aisle’ y ‘Mountjoy’, conformando ambas diez minutos algo ligeros para lo que es el resto del LP, que cierra de forma algo más sofisticada con ‘Oboe Concerto’.

Conclusión

Diez discos en su carrera en solitario y sigue sin haber tal cosa como uno malo. World Peace Is None of Your Business se queda en ese punto medio en el que se encuentran todos los álbumes de Morrissey desde su vuelta: es una buena introducción a su carrera en solitario y un disco notable, pero no imprescindible. Lo más destacable es su regreso a temas ya manidos con los Smiths en la divertidísima ‘Staircase at The Unviersity’ y ‘I’m Not a Man’, la ‘Meat Is Murder’ de su etapa como solista.

7.6

Álbum

World Peace Is None Of Your Business

Artista

Morrissey

Año

2014

Alberto

Madrid, '94. En contra de muchas cosas y a favor de unas cuantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *