Review

Siesta Mayor

Las Ruinas

2015

8.8
Por -

Las Ruinas siguen destapándose como el grupo nacional más productivo y de mayor inspiración en todas las facetas de su música. Edu Chirinos, Jaime Bertrán y Toni Lopez no solo han conseguido un estilo muy reconocible a lo largo de sus 6 trabajos, sino que han sabido dotar sus temas de emociones muy precisas, generalmente asociadas a momentos importantes de la vida, sean para bien o para mal. La evolución hacia el pop experimentada en su anterior trabajo, Toni Bravo, continúa desarrollándose en este Siesta Mayor, un disco en el que se desprenden prácticamente de la contundencia de sus inicios para lograr unos temas que entran a la primera. El poso a medio camino entre lo nostálgico y fatalista, presente a lo largo de toda su discografía, también tiene su continuación en este nuevo trabajo, girando en torno a ese amor pasado que no ha traído buenas consecuencias. Una de las señas de identidad de Las Ruinas que por más que se muestre recurrente en sus discos siempre logra la conexión total con el oyente.

El inicio de Siesta Mayor discurre entre la inspiración de ritmos flamencos y un tono confesional que establece prioridades de una forma clara. Esto es lo que ocurre con ‘Fruta de Temporada’, adentrándose en los siempre sorprendentes giros que dan sus canciones pero que siempre logran encajar en su conjunto. Lanzándose hacia la alegría desbordada, ‘Talismán’ aparece como uno de esos temas que encajan muy bien en lo descrito anteriormente de sentimientos importantes. Una afectividad cuya concreción más perfecta seguramente sea este tema. Más sorpresas llegan con ‘International Yonki Tour’, un tema que funciona de forma similar a otros de su discografía como ‘Cerveza Beer’ o ‘Club de Fans’, dando rienda suelta a la ironía que se encuentra en pleno contacto con la situación real. Este tema junto a ‘Jam Session Man’, componen este representativo espectro dentro de Siesta Mayor.

ruinas

El cuarto corte del disco se puede definir como uno de los mayores hits en su discografía. ‘Gabriel y Vencerás’ se convierte en la mejor dedicatoria posible al mítico local barcelonés y al grupo zaragozano. La máxima euforia posible de la noche, a través de todas sus etapas queda reflejada a la perfección entre inmaculados riffs y un estribillo que puede marcar de una forma muy especial sus directos. Sin embargo no todo es felicidad, ya que con ‘Cosas Tontas que Hice por Ti’, el contenido se vuelve amargo y analítico, pasando a la segunda cara de Las Ruinas. Esto también ocurre en ‘Cuando el Amor se Va’, otro tema clave en el transcurso del trabajo, donde hasta el propio sonido se vuelve más áspero, muy cercano al carácter de los Sebadoh de los primeros años de los 90. El tema no puede describir mejor lo importante de la cuestión, viéndose reflejado en “nos queda esta amistad y algo que no puedes explicar, que cuando estás perdido te hace regresar”.

Continuando por la senda más difícil en cuanto a los sucesos planteados, ‘Leopoldo y Teresa’ dibuja un escenario plagado de desencanto, con elementos descriptivos del entorno que acrecientan ese sentimiento. La habilidad para dotar de seriedad al tema a través de un sonido incisivo y gravedad. Más de esa línea llena de desencanto muestra el ‘El repartidor de flores’, describiendo una situación parecida a la presentada en su anterior trabajo dentro de ‘Paseo Marítimo’, solo que mucho más alejada del centro amoroso. Sin embargo el cierre del trabajo supone otro de esos particulares himnos del grupo que hay que celebrar con cerveza en mano. ‘Hacia la Luz’ contiene las afirmaciones más claras posibles que deberías tener en mente a la hora clave de la noche. Como bien mencionan en este tema, “como si no hubiera un mañana porque en verdad no hay un mañana”, tenemos que exprimir otra nueva entrega de apabullante realidad que nos brindan Las Ruinas, más aún, teniendo en cuenta que cada vez queda menos para su décimo disco.

Conclusión

Las Ruinas nos entregan su disco más pop, acentuando todas las virtudes mostradas hasta el momento para conseguir de nuevo una colección de temas cargados de realidad sin filtros y canciones dedicadas a los momentos importantes de la vida.

8.8

Álbum

Siesta Mayor

Artista

Las Ruinas

Año

2015

Discográfica

El Genio Equivocado

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *