Review

Puberty 2

Mitski

2016

8.5
Por -

Mitski pertenece a un linaje de artistas que han dedicado su carrera a ponerle música al teenage angst, ese término casi peyorativo que normalmente ha sido asociado a cualquier disco de rock que tuviese algún tipo de conexión con el emo. En el caso de Mitski, la asociación tiene más que ver con el trasfondo lírico que con la música en sí. Instrumentalmente hablando, sus canciones tienen más que ver con el rock alternativo de mediados de los 90 que con cualquier ola emo. Inteligentemente titulado Puberty 2, el cuarto álbum de estudio de Mitski explora temas de rechazo y desintegración desde una perspectiva bastante ecléctica. Debido a los orígenes asiáticos de la cantante y a los inmediatos vínculos que genera el primer single “Your Best American Girl”, se le han querido atribuir unas connotaciones de feminismo interseccional que no tienen tanta presencia en el disco completo. Sus voces recurren habitualmente a la primera persona del singular, pero el álbum entero parece más una recopilación de capítulos independientes que una narración completa.

Lo más destacable sobre Mitski es su capacidad para moverse de un terreno a otro sin que nada resulte realmente discordante. Su fuerza como compositora no reside tanto en escribir melodías pegadizas como en la forma de adaptar sus canciones a distintos estilos. Abre el disco con una caja de ritmos y arreglos de viento en “Happy”, recordando bastante al lado menos convencional de St. Vincent. A la siguiente canción, ya cambia completamente el punto de mira y se pone a invocar al power pop noventero al que están ligados muchos de sus temas. El final ascendente de “Fireworks” resulta especialmente emocionante, con los teclados añadiendo nuevas texturas por debajo de la melodía principal y la voz de Mitski rompiéndose al cantar ese Cry, cry, cry concluyente.

La pieza central del álbum es “Your Best American Girl”, que probablemente se acabe convirtiendo en la canción que defina a Mitski como artista. Puede que sea bastante injusto, porque es el tema que más se deja encasillar dentro de un movimiento musical concreto y el que hace más fácil la búsqueda de referentes pasados. Es complicado desligar “Your Best American Girl” del rock alternativo americano de los 90 – la secuencia de acordes, la estética, la dinámica tranquila/ruidosa entre estrofas y estribillo, etc. No es la canción que mejor representa a Mitski como cantante pero sí tiene un peso específico dentro del álbum que es muy difícil de discutir. El verdadero impacto llega en el estribillo, cuando las guitarras explotan y la letra de la canción señala la ansiedad provocada por las diferencias culturales en una relación: Your mother wouldn’t approve of how my mother raised me / But I do, I finally do / And you’re an All-American boy / I guess I couldn’t help trying to be your best American girl.

Por lo general, los momentos más efectivos de Mitski llegan cuando hace más explícitos sus miedos y desánimos. Su música no romantiza la tristeza, la presenta de manera realmente cruda. Así funciona en “I Bet On Losing Dogs” y “Crack Baby”, ambas canciones de tempo bajo e instrumentación emparentada con el dream pop. Funcionan de manera distinta otros dos puntos altos: “My Body’s Made of Crushed Little Stars” y “A Burning Hill”. En la primera tenemos a Mitski haciendo una canción de rock lo-fi en toda regla, quedándose cerca de desafinar y blandiendo su guitarra distorsionada como único instrumento. Robert Pollard hubiese matado por tener una canción así para los últimos discos de Guided By Voices. Por otra parte, “A Burning Hill” es una balada a guitarra acústica que revierte la clásica contraposición música alegre/letra triste. Aquí, lo realmente devastador es la música, mientras que la letra abre una posibilidad algo esperanzadora.

Conclusión

Puberty 2 golpea igual de fuerte que sus anteriores trabajos pero lo hace desde ángulos variados. Se queda a nada de ser el disco que consagre a Mitski como una de las grandes figuras de la década (para encontrar algo así este año habría que irse al Teens of Denial de Car Seat Headrest) pero ya deja entrever que nos esperan muchísimas alegrías con ella. Canciones como “Fireworks”, “Your Best American Girl” o “My Body’s Made of Crushed Little Stars” están destinadas a convertirse en clásicos del rock alternativo de los 10s.

8.5
Nota Usuarios (1 votos)

vota:

7.4

Álbum

Puberty 2

Artista

Mitski

Año

2016

Discográfica

Dead Oceans

Alberto

Madrid, '94. En contra de muchas cosas y a favor de unas cuantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *