Review

Knots

Crash of Rhinos

2013

9
Por -

Con Knots, Crash of Rhinos se enfrentan a uno de los momentos más difíciles de toda carrera musical: el temido segundo álbum. Tras lanzar un debut notable que tuvo un buen impacto en la escena emo británica en 2011, este segundo disco los consolida como una de las mejores noticias que han salido de Inglaterra en los últimos años.

Desde la primera canción, “Luck Has A Name”, se hace patente que el objetivo de Crash of Rhinos es contagiar esa energía que empapa sus composiciones. Los numerosos fills de batería van rellenando los huecos que dejan los arpegios de las guitarras mientras la tensión aumenta para explotar tras el parón instrumental, con Ian Draper cantando ese “Would you sing for me as the walls come down?”, que convierte la primera pista en todo un himno. La sigue esa intensa conversación que transcurre en “Opener”, en la que los gritos no empañan la belleza de los juegos de guitarra, sino que son realzados y no ceden el protagonismo en ningún momento.

Uno de los aspectos que hace que Crash of Rhinos sea un grandísimo grupo es que cada uno de los cinco músicos es igual de importante: no hay más que escuchar “Interiors”, en la que podemos perdernos entre las armonías vocales, la complejidad de los arpegios o el contagioso frenesí de la batería. Knots vale tanto para hacer un agujero en la pared a puñetazos como para admirar y apreciar la música tranquilamente. Las dos instrumentales son de gran ayuda: el fingerpicking de “Everything Is” funciona a la perfección como interludio, mientras que “The Reason I Took So Long” adorna el álbum con un toque épico, como si Explosions In The Sky redujesen su música a dos minutos y medio.

“Sum of All Parts” comienza como un mid-tempo que se va haciendo fuerte a medida que se añaden más voces (los cinco miembros del grupo cantan), convirtiéndose en un auténtico subidón de adrenalina, que, lejos de parecer anárquico, da la impresión de estar muy bien estudiado.  Por supuesto, la fragilidad emocional es un tema recurrente durante todo el disco, que acaba siendo incluso manipulador, tratando de evitar la angustia de la que se burlaban en su primer álbum. Esto se hace patente en letras como la de “Impasses”: “It could’ve been a waste of your time/It wasn’t a waste of mine”.

La segunda parte del álbum hace gala de estructuras algo más complejas y un poco menos directas, como sucede con los acordes disonantes de “Mannheim” o el riff de guitarra de “Standards & Practice”, canción que se alarga hasta los 7 minutos, con una parte final instrumental que va in crescendo en la que el piano acaba siendo protagonista. “Lean Out”, por otra parte, es un tema mucho más simple en la que Crash of Rhinos se convierten en Death Cab For Cutie sin previo aviso. Impresiona también el contraste de “Speeds of Ocean Grayhounds”, la última canción del álbum, que resume bastante bien lo que es este álbum: distintos tempos, distintas emociones, distintos compases, pero siempre se acaba volviendo a la ya mencionada fragilidad emocional.

Conclusión

Gracias a Knots, Crash of Rhinos no sólo aplastan ese supuesto bache que suele ser el segundo LP, sino que se convierten en serios candidatos al mejor disco del año. Y si no os lo creéis, lo tenéis justo encima en streaming.

9

Álbum

Knots

Artista

Crash of Rhinos

Año

2013

Alberto

Madrid, '94. En contra de muchas cosas y a favor de unas cuantas.

  1. Alex Blanco

    La verdad es que son una gran banda. En este segundo se han venido arriba, aunque algunas veces se les nota una cierta obsesión por no quedar ningún momento las canciones ‘en blanco’, sobresaturandolas. Me quedo con la increíble opener. Muy acertada reseña.

    • Alberto

      Sé a lo que te refieres y puede que estés en lo cierto, pero esa es precisamente una de las razones por las que me gusta tanto el álbum, no hay un momento de respiro -excepto en las instrumentales- y siempre descubres cosas nuevas en cada tema.
      Gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *