Especial

Los temas imprescindibles de Wild Honey

Por -

Guillermo Farré está de regreso con Torres Blancas un nuevo trabajo en castellano, prolongando de este modo la etapa iniciada con Medalla de Plata, su anterior EP. La continuación en el apartado referido al idioma no es lo único, ya que las pinceladas de pop paisajístico y reposado mostrado en estas canciones, viven un nuevo episodio perfeccionando aún más todos sus elementos. De este modo, la destreza exhibida a la hora de desarrollar recursos como sinestesias y evocación a períodos estivales sigue más que presente, adentrándose más que nunca en el virtuosismo de unos arreglos que corren a cargo de Sean O’Hagan bajo la atenta mirada del productor californiano Frank Maston. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento, le preguntamos por sus temas favoritos para conocerlo más en profundidad.

 

Una canción que te recuerde a Madrid

Digo que soy madrileño, pero gran parte de mi infancia y adolescencia la pasé en Alcobendas, una ciudad dormitorio de Madrid. Madrid la empecé a frecuentar más a menudo cuando empecé a ir a conciertos y luego en la universidad, y es una época en la que recuerdo escuchar muchísimo esta canción de Snap, que luego fueron Radio 77. Me parece la canción de adolescencia madrileña por excelencia sobre pasar horas y horas con amigos en un parque gris sin mucho que hacer.

 

Una canción que te recuerde a las vacaciones de verano

Esto es un recuerdo robado, ya que no escuchaba esta canción en mis vacaciones de verano. Pero es la canción de créditos de American Graffitti y el final de la película, junto con la canción de los Beach Boys, resume perfectamente esa sensación agridulce de pensar en las vacaciones de verano que acabas de dejar atrás.

 

Una canción para escuchar en soledad

Es una de las canciones menos atmosféricas de Broadcast, y quizás por eso perfecta para escuchar en soledad ya que parece que tienes a Trish Keenan cantándote al oído.

 

Una canción que te recuerde a tu juventud

Weezer fueron uno de esas bandas bisagra a partir de la que descubrí multitud de grupos. El disco azul lo escuché infinitas veces y para mi grupo de amigos y para mí era como una religión.

 

Una canción brasileña

Es la canción que abre el disco de 1968 de Gilberto Gil, todo una locura de ritmos y arreglos increíbles. La producción es de Rogerio Duprat, quien logra junto a Gilberto Gil concentrar la euforia en un pildorazo que no dura más de dos minutos. Es como una canción punk mezclada con una explosión de color.

 

Una canción que nunca te atreverías a versionar

Este periodo de la carrera de Steve Wonder me encanta. Es música muy experimental, pero alternada con canciones muy directas como esta. “You’re the sunhine of my life” es un ejemplo de canción perfecta, que creo que si la canta cualquier otra persona que no sea Steve Wonder solo puede quedar como una pastelada de dimensiones gigantescas.

 

Una canción que te gustaría haber compuesto

Más allá de bandas sonoras, Jon Brion tiene un disco en solitario de pop bastante convencional pero con canciones muy bonitas, y luego esta canción que hizo para una película de David O. Russell que me encanta. Dura poco más de dos minutos y la producción es sencilla pero no paran de ocurrir cosas a cada cambio de acorde. Como dura tan poco tiempo es perfecta para escuchar en bucle durante un buen rato.

 

Una canción para dejar la mente en blanco

Una canción instrumental de Burt Bacharach para ponerla y no pensar en nada más. No conduzco apenas, así que no puedo hacer honor a su espíritu de canción de carretera, me conformo con escucharla en los auriculares mientras camino.

 

Una canción para comenzar bien el día

Uno de mis vocalistas favoritos de los 60 haciendo este estándar de jazz en clave easy listening, el sonido A&E resumido en dos minutos.

 

Una canción que te motive antes de salir al escenario

Nadie mejor que Bo Diddley para calendar el ambiente, sobre todo para corear los “Hey Bo Diddley” por encima de la canción.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *