Especial

Los temas imprescindibles de Rusos Blancos

Por -

Rusos Blancos han regresado hace unas semanas con Bailando Hacia el Desastre, un nuevo trabajo que los sitúa al frente del pop nacional que mejor sabe lidiar con los asuntos del corazón. Después de la publicación de Museo del Romanticismo y del EP Algo Nuevo, Algo Viejo, Algo Prestado, la banda madrileña ha querido reflejar todas sus preocupaciones en torno al amor de una forma más bien diferente. A lo largo de estos nuevos temas nos encontramos con una mayor estabilidad en el plano emocional, centrándose más que nunca en las relaciones de pareja más estable. Esto no quiere decir que el camino emprendido sea de rosas, ya que cómo es habitual en las letras de Manu Rodríguez, los puntos de vista reflejados siempre son de lo más variados. Junto a esta característica, también nos encontramos la bonita forma de contar historias que siempre encierra el grupo, dejándonos constancia de un cierto tono irónico y alguna reivindicación en clave pop como bien puede aparecen en ‘Primero de Mayo’. Por lo tanto estamos ante otro conjunto de historias donde el destino vuelve a guiarlas a través de las casualidades que provocan cuanto menos una moderada sonrisa. Aprovechando lo reciente de este trabajo y la presentación del mismo el próximo jueves 22 de noviembre en la madrileña Sala 0, le preguntamos a Manu por sus temas imprescindibles.

 

Una canción para afrontar un día lluvioso


Es la primera que se me ha venido a la cabeza y tampoco es que sea una canción en la que piense a menudo. Travis tienen canciones preciosas no suficientemente valoradas.

 

Una canción para pasar horas en la furgoneta


Es una canción que me flipa tanto que siempre que pincho en la furgo la pongo para ver si consigo más adeptos a su fe.

 

Una canción para una boda


Es una canción que me encantas todos los niveles. Rítmicamente es increíble, con este estribillo cantado casi solo sobre la percusión, pero es que además la letra es fantástica. Creo que expone muy bien el vértigo que se puede sentir ante la relación definitiva. “Is this where the world ends? Or is it where it’s beggining?”.

 

Una canción para pasar un domingo de resaca


La resaca, en la cama mejor.

 

Una canción para ir a trabajar


Que será un cliché, pero cómo expresarlo mejor que “why do I smile at people I’d much rather kick in the eye”

 

Una canción para irte de vacaciones


Es una maravilla colorista y vengativa. Te transporta instantáneamente a una isla del Mediterráneo.

 

Una canción para disfrutarla en una discoteca


Tampoco es que sea discotequera del todo, pero es de bailar lento, que es lo que me gusta a mí.

 

Una canción romántica


Si lo piensas la letra es muy jodida, porque no deja de decir “oye, que es verdad que he hecho lo que me ha dado la gana, pero tú tranqui que mientras lo hacía solo pensaba en ti”. Pero es una canción increíble a todos los niveles, y su versión, tan arriba, no solo me hace amar, sino amar de forma eufórica.

 

Una canción para pasear por el campo


Es maravillosa a todos los niveles y muy bucólica, ¿no? Me flipa como al final de la canción va incorporando cada una de las palabras de una en una, dotando y modificando el significado de la frase final.

 

Una canción para motivarte antes de salir al escenario


Me hace bailar, me hace cantar, es poética, el estribillo es chorra per pegadizo… lo tiene todo.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *