Especial

Los temas imprescindibles de Cloud Nothings

Por -

Este próximo viernes verá la luz The Shadow I Remember (Carpark, 2021) el nuevo trabajo de Cloud Nothings con el que regresan a la senda del sonido más entregado que al mismo tiempo mantiene la inspiración melódica intacta. Tras publicar el año pasado The Black Hole Understands, un trabajo grabado a distancia durante el confinamiento, ahora llega el momento de desvelar todas aquellas canciones que fueron compuestas y grabadas anteriormente a la pandemia, estando sin lugar a dudas ante otro de esos trabajos que resplandecen dentro de la parte más destacada de la discografía de Dylan Baldi y compañía. Encontrándonos ante la vorágine de sentimientos destructivos que nos embargan en nuestro día a día, los estadounidenses han sabido como trazar una hoja de ruta para hacerles frente, evidenciando de nuevo el buen equilibrio entre la búsqueda de melodías pop y un trasfondo puramente emo con el que ganar en aceleración. Seguramente esta combinación que a estas alturas nos resulta tan natural en el grupo sea la que garantice que los giros mostrados en el guion logren capturar de principio de fin nuestro guion, sabiendo muy bien en todo momento como mantener el cuchillo entre los dientes pero no dejar de disfrutar de todas esas situaciones en las que es preciso sentir el efecto de la adrenalina. Una oda a los tiempos modernos en los que la revolución personal pasa por experimental al máximo todo aquello que lo veíamos como anodino en nuestras vidas, recuperando más que nunca el poder de acercarnos a las personas y vencer a nuestros demonios. Aprovechando lo inminente de este lanzamiento, le preguntamos a Dylan por sus temas imprescindibles.

 

Una canción ideal para el invierno


Transmite un poco esa sensación de frío, como si estuvieses mirando por la ventana la nieve que cae sobre el granero en algún punto del medio oeste. Precisamente esto es lo que me ocurrió a mí en 2014, que es cuando salió este disco.

 

Una canción para pasarte horas viajando en coche


Teníamos un cassete que contenía esta canción en una cara y un remix de ella en otra. Escuchábamos la cinta entera durante unas nueves hora cuando estábamos de gira conduciendo. En realidad no recomiendo a nadie que haga esto (risas).

 

Una canción para una boda


Esta es una canción que Barney el dinosaurio y sus horribles amigos cantaban para conmemorar que habían cometido un error. Si me caso en algún punto de mi vida, algo que sería probablemente un error, creo que pondría esto bien alto.

 

Una canción para un día de resaca


Esta canción es una locura. Es como una especie de rap de Nickelback profundamente perturbador. Parece como siempre estuvieses de resaca. Seguramente Wayne estaba pasando por tiempos duros por aquel entonces, algo que lamento bastante. De ahí que pueda relacionar esta canción con el hecho de estar un domingo resacoso.

Una canción para pasar el día en el campo


He tenido siempre fantasías acerca de en mitad de la nada el resto de mi vida, pero siempre que he intentado acercarme a ellas, me he aburrido muy rápidamente. Creo que esta canción solo deberías ponértela cuando llegas a casa después de pasar un día de reflexión en el campo.

 

Una canción ideal para una película de terror


Esta canción no es que resulte muy terrorífica especialmente, pero tuvo un amigo que me contó que una vez se despertó en mitad de la noche mientras esta canción sonaba y pensó que la persona que tocaba el clarinete estaba justo en la habitación. Por ello me aterra tanto ahora a mí.

 

Una canción romántica


Esta canción es perfecta. En realidad es simple, pero de una forma tremendamente divertida. Hasta que no fue a uno de sus conciertos no entendí de lleno lo mucho que me gustaba Charlie XCX y en especial este tema.

 

Una canción para motivarte antes de salir al escenario


Esta canción una vez nos la pusieron antes de subirnos al escenario durante un concierto en Australia. Nos sentimos realmente muy extraños, como si fuese a salir otra banda al escenario muy diferente a nosotros. Me motivó durante un momento a considerar otras opciones profesionales, pero cuando se acabó me sentí aliviado. Por supuesto queda por decir que no me gusta nada el tema.

 

Una canción que represente la felicidad


Esta es una de esas canciones que te hacen daño nada más escucharlas porque luego te la pones muchas veces. Creo que técnicamente no representa la felicidad, pero luego me hace sonreír enormemente.

Fotografía por Kat Cade

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *