Especial

Los mejores discos internacionales del 2019 (25 al 1)

Por -

Llega el momento de desvelar las primeras posiciones de nuestra lista de discos internacionales observando cómo los protagonistas resultan de lo más heterogéneos, siendo conscientes de un relevo generacional más destacado que nunca en la mayoría de los géneros. Al mismo tiempo comprobamos cómo el 2019 no nos ha dejado grandes decepciones en lo referido al regreso de bandas más que esperadas, algo que seguramente no teníamos tan claro en el anuncio de sus trabajos. Tratando siempre de buscar el lado más objetivo posible a esto de confeccionar listas, esta es la recta final que recoge los 25 discos internacionales más destacados para los miembros de Mindies.

25

Cry (Partisan)

Cigarettes After Sex

La fórmula empleada por Greg Gonzalez en su LP debut está de lo más presente en su continuación, explorando los límites de su popularizado dream pop envuelto en un apartado de slowcore totalmente narcótico. Sin renunciar a una temática apesadumbrada, donde cada suceso romántico conlleva un lado doloroso, estas nuevas canciones de los norteamericanos los reafirman en su idea de lograr un imaginario derrotista y abatido. De esta forma nos demuestran lo cómodos que se sienten en las baladas sombrías y la autocompasión, desafiando al propio oyente acerca de cuáles son sus límites a la hora de determinar hasta cuando suscitará emoción su forma de componer temas.

24

Closer to Grey (Italians Do It Better)

Chromatics

De forma sorpresiva Chromatics nos entregaron nuevo trabajo que no resultó ser el vaticinado Dear Tommy. Su esperado regreso nos ha dejado con todo lo que se espera de una de las bandas más icónicas para bailar en la oscuridad dentro de esta última década, sintiendo muy de cerca como sus señas de identidad siguen intactas. Acentuando todos esos momentos donde los graves destacan y resuenan por encima de todo, este conjunto de canciones los reconcilia con su vena más eléctrica, aquella donde las revoluciones poco a poco se van alterando para introducirnos en un clímax totalmente excitante. Así es como disipan buenamente todas las dudas que teníamos acerca del estado actual de la formación.

23

Jinx (Autoeditado)

Crumb

Crumb cumplen con creces todo lo que se esperaba de su LP debut, ofreciéndonos una visión narcótica del dream pop en la que los sonidos orgánicos están muy presentes. Con una gran coherencia sonora en todas sus canciones, la banda reivindica su particular y pausada forma de crear canciones. El principal encanto de estos temas radica en la calma con la que están concebidos, sintiendo como en todo momento no hay ninguna necesidad de encontrar cambios de ritmo, sino más bien presentarnos algún que otro ambiente de carácter hipnótico con el que subir su apuesta. También llama la atención la forma en la que el grupo gestiona su línea de bajo, intentando remarcarla de una forma que no todo quede a la voluntad del carácter ensoñador encerrado en sus temas.

22

A Bath Full of Ecstasy (Domino)

Hot Chip

Los años pasan y Hot Chip siguen sin mostrar signos de agotamiento alrededor de su fórmula bailable donde el pop de altos vuelos siempre está muy presente. En este A Bath Full of Ecstasy nos encontramos a una banda a la que parece que no le cuesta nada facturar temas con alma de single, logrando tras de sí otro de esos trabajos cargados de muchos puntos álgidos. Mostrándose de lo más certeros tanto en el apartado puramente melódico como en esos momentos donde lo sintético lleva en volandas a los temas, Alexis y compañía se reivindican como una banda esencial dentro del synth pop de la última década, dejándonos incluso con alguna de las canciones más inmediatas y más eufóricas de su carrera como es el caso de ‘Echo’.

21

This Is How You Smile (RVNG)

Helado Negro

La forma en la que Roberto Carlos Lange ha dado un giro en su carrera dejando atrás su cara sintética más alterada presente en Private Energy nos ha dejado un trabajo sobresaliente donde sus raíces latinas destacan más que nunca. En un disco concebido de una forma íntima y reposada, donde el protagonismo de los elementos acústicos es más que evidente, podemos comprobar muy de cerca un proceso creativo de lo más meticuloso, abriendo una vertiente que puede ir desde Caetano Veloso hasta un James Blake totalmente apacible. Encarando de una forma muy bromosa el componente ambiental del disco, resulta muy fácil dejarse llevar hacia unos territorios de exploración totalmente íntimos y relacionados con alcanzar una necesaria desconexión.

20

Ghosteen (Autoeditado)

Nick Cave and the Bad Seeds

La trágica muerte de su hijo propició que Nick Cave regresase a su cara más sombría, aquella donde su tono de voz resulta totalmente afligido y sus composiciones alcanzan lo desgarrador sin necesidad de hacer rugir sus guitarras. De esta forma el veterano músico encara uno de los trabajos más hermosos de su carrera, surcando un lado más poético que nunca y encontrando en los arreglos más espirituales sus mejores aliados para que estos temas resulten redondos. Zambulléndose de lleno en un mundo de recuerdos que afloran con toda la precisión de detalles, inmersos dentro de una solemnidad inquebrantable, Nick Cave se enfrenta al que seguramente sea el suceso más traumático de su vida logrando uno de esos trabajos que perduran con el paso del tiempo.

19

Magdalene (Young Turks)

FKA Twigs

La continuación de LP1 nos ha desvelado a una artista total a la hora de aportar una visión pop totalmente fascinante y encuadrada dentro de una total libertad a la hora de unir un sentimiento lírico de lo más poderoso junto con un afán por disolverlo todo en ambientes inquietantes. Demostrando un abanico de posibilidades de lo más amplio, estas canciones son capaces de emerger entre los momentos más íntimos y tenebrosos para alcanzar un apartado poderoso como el mostrado en ‘Mirrored Heart’, evidenciando su capacidad para alzar la voz y hacernos ver su forma de deconstruir los recursos R&B de una forma sorpresiva. Una artista total que ha encarado de forma decidida un segundo trabajo que la sitúa en lo más alto.

18

Crush (Ninja Tune)

Floating Points

Sam Shepherd es uno de esos músicos todoterreno dentro del mundo de la electrónica, siendo capaz de lograr tanto discos altamente orquestales como lo mostrado en Elaenia pero también dar rienda suelta a su faceta de DJ capaz de aglutinar un manto de sonidos cerebrales. Este sentimiento es el que nos deja este Crush, un trabajo sólido en todas sus facetas, muy envuelto en el concepto de no perder la cara al house progresivo donde no se alcanzan momentos lisérgicos destacados pero que sí nos deja una gran hiperactividad en cada segundo del minutaje de los temas. Solo así es posible concebir un trabajo que una vez llegado a su fin te deja realmente extasiado en el mejor sentido de la palabra.

17

Inmunity (FADER)

Clairo

El LP debut del fenómeno más potente que nos ha dejado el bedroom pop de alta popularidad ha llegado cumpliendo con creces todo lo que se esperaba de él. A lo largo de un trabajo que destaca por la sobriedad de su propuesta, dejándolo todo al encanto presente en la forma de localizarnos en un apartado cercano a la artista y sus emociones, este Inmunity representa muy bien lo que supone ser capaz de lograr unas canciones de lírica agridulce pero que no necesitan grandes efectos especiales para calar hondo. Buena muestra nos la podemos encontrar en ‘North’, uno de esos temas que parece abrirse como las flores en primavera, haciendo un buen uso de unas bases rítmicas incesantes que resultan muy bien quebradas por uno de los estribillos más pasionales del disco.

16

Why Hasn’t Everything Already Disappeared? (4AD)

Deerhunter

Deerhunter nos entregan un trabajo donde logran unir las preocupaciones más personales junto con todas aquellas que empujan a la sociedad hacia el abismo, pero que parecen permanecer invisibles en su conciencia. Mostrándonos como han ido cambiando sus coordenadas rock con el paso de sus trabajos, nos encontramos ante una obra que sin resultar del todo brillante en su conjunto da buena cuenta de su énfasis por encontrar una medida renovación. Estamos por lo tanto en ese punto en el que los pensamientos más reveladores y temerosos sobre el futuro se dan la mano tanto en lo personal como en lo colectivo, logrando unos relatos que aunque de lejos parezcan que se adentran de lleno en lo catastrofista, nos empujan hacia un refugio interior.

15

All Mirrors (Jagjaguwar)

Angel Olsen

La norteamericana ha dejado definitivamente atrás su etapa asociada al folk más cándido, introduciéndose de lleno en una cara de pop barroco con la que despuntar sobremanera en su trabajo más determinante hasta la fecha. En este All Mirrors nos encontramos a una artista que ha apostado de lleno por una instrumentación grandilocuente para dar un golpe sobre la mesa y demostrar cómo lo suyo se sustenta en el poder de las historias desgarradoras transmitidas con gran fiereza. A lo largo de este trabajo nos vamos a encontrar con momentos de gran relumbrón donde la artista demuestra su enorme poderío vocal, pero también sabe muy bien como sumergirse en un apartado de lo más sugestivo donde los medios tiempo más comedidos nos llevan también hacia su territorio.

14

When We All Fall Asleep, Where Do We Go? (Interscope)

Billie Eilish

El 2019 se recordará como el gran año de Billie Eilish, rompiendo todo tipo de esquemas en su camino para convertirse en un auténtico fenómeno mediático capaz de unir a la crítica más tradicional junto con la más asociada a las nuevas tendencias. Con una imagen lúgubre y unos sonidos que se alejan de todo lo que se presupone de una estrella del pop, este conjunto de canciones posee un abanico de recursos de lo más amplio, encontrándonos desde baladas de marcado carácter gótico hasta una particular revisión del rap más pegajoso sometida a beats penetrantes donde los graves lo son todo. Todo esto junto con un carisma desafiante ha servido para meterse de lleno tanto al público juvenil como aquel otro que fija su mirada en escenas bien diferentes.

13

U.F.O.F. (4AD)

Big Thief

En su primera referencia del año Big Thief nos entregaron su trabajo más sereno y ambiental hasta la fecha, sabiendo muy bien como entrelazar los sentimientos más desnudos que habitan en sus composiciones, junto a sugestivas estampas que magnifican el lado místico del disco. Con una obsesión constante por divagar entre estampas difusas, dejando buena parte de su contenido a la imaginación del oyente, el grupo consigue una unión equilibrada entre lo místico y los sentimientos más arrebatadores. Lo primero que nos llama la atención en este trabajo es la forma en la que todos los sonidos parecen de lo más atenuados, intentando en todo momento buscar un sonido de base más uniforme pero en el que acaben destacando todos los pequeños detalles que acaban añadiendo.

12

Dogrel (Partisan)

Fontaines D.C.

La formación irlandesa ha sabido como despuntar con su LP debut dentro del post punk, todo ello tratando de esquivar las características más rígidas del género para ganar de este modo una mayor autenticidad. A través de este Drogel nos encontramos a una banda que trata de mostrarnos cambios de ritmo insospechados, todo ello con una pose que sin alejarse de lo frenético tiene mucho de mantener la compostura pese al contenido de los temas. Buceando también en esa parte del rock británico con mayor poder expansivo, donde cada guitarra busca siempre encontrar su particular apartado distintivo, Fontaines D.C. enmascaran sus influencias de buena forma para demostrarnos que con una banda de lo más completa.

11

Father of the Bridge (Sony)

Vampire Weekend

Tras un silencio discográfico de más de 6 años, Vampire Weekend regresaron con un evolutivo trabajo donde han abandonado buena parte de la impronta de ritmos africanos y pop hiperactivo con la que se dieron a conocer. De esta forma en esta nueva entrega podemos comprobar como ahora las melodías resultan igualmente cálidas pero buscando una mayor parsimonia y recreación sobre esos momentos donde las florituras vocales de Ezra Koenig lo pueden todo. Por lo tanto estamos ante un grupo que ha sabido muy bien como girar el timón en el momento preciso, evitando de este modo que la particular fórmula que popularizaron en su momento los lleve al olvido. Una prueba de fuego superada de buena forma a través de un notable trabajo.

10

Anima (XL Recordings)

Thom Yorke

El líder de Radiohead nos sigue demostrando como está sobrado de ideas a la hora de facturar trabajos muy dispares entre sí pero relacionados a través de un componente electrónico impulsivo y metamórfico. En este Anima nos presenta un disco donde las canciones están muy bien cohesionadas entre sí, haciendo que cada una de ellas se encuentre compuesta a modo de retales que acaban encajando sin prácticamente darnos cuenta. Seguramente algo que llama bastante la atención es como trata de evitar en buena parte del trabajo el alcanzar un apartado ambiental sobre el que empezar a construir los temas, tomándose muy en serio aquello de romper cualquier atisbo de linealidad y entregarnos una obra que en todo momento genera la incertidumbre que siempre esperamos de sus temas.

9

Outer Peace (Carpark)

Toro y Moi

Chaz Bundick ha regresado por todo lo alto con su proyecto insignia, logrando uno de los mejores trabajos de su carrera. Manteniéndose firme al principio de baile disfrutable y cálido asociado al funk más tropicalista, estas nuevas composiciones de Toro y Moi emergen sin darnos cuenta a través de sonidos con apariencia más orgánica que de costumbre, conservando en todo momento un sentimiento rítmico envidiable. Sin renunciar a la capacidad de lograr hits instantáneos, de esos en los que las voces llegan como una retahíla refrescante, resulta muy fácil caer rendido a los encantos de un disco tan destinado a ser disfrutado en la intimidad como a ser bailado manteniendo unas revoluciones constantes.

8

Two Hands (4AD)

Big Thief

El segundo trabajo publicado por Big Thief en menos de un año reúne un conjunto de canciones de una gran coherencia sonora en torno a su núcleo más acústico, imprimiendo de nuevo el máximo sentimiento a la hora de narrar historias de trasfondo desolador para dejarnos con algunas de las estampas más emotivas de su trayectoria. Si U.F.O.F fue su viaje más experimental a través de un sonido más atmosférico y ensoñador, en esta ocasión vuelven a las tonalidades semiacústicas impregnadas de historias de matices desgarradores. Unos terrenos en los que Adrianne Lenker se siente más que cómoda, haciendo que el apartado vocal exhiba una fortaleza que se contrapone a los momentos de mayor fragilidad.

7

Igor (Columbia)

Tyler, The Creator

El rapero de Los Ángeles nos presenta un trabajo que sin lugar a dudas resplandecerá durante una buena temporada dentro de su género, echándole la imaginación precisa para trazar líneas con el R&B y dejarnos ante momentos de sentimientos desbordantes y gran espiritualidad. Transmitiéndonos sensaciones similares a lo que nos encontramos en su momento con el Blonde de Frank Ocean y esa primera corazonada de estar ante un trabajo rompedor en muchos sentidos, resulta realmente impresionante como el transcurso de los temas nos deja ante una catarata de voces enlazadas a través de un apartado que va desde el lamento hasta lo solemne, todo ello para reflejar una vulnerabilidad anteriormente no observada en sus composiciones.

6

i,i (Jagjaguwar)

Bon Iver

Tras el arriesgado experimento que supuso 22, A Million, Bon Iver parece haber sabido equilibrar su faceta más tecnológica junto con el uso despojado de los instrumentos. Esta nueva referencia sirve para conciliar tanto a detractores de su más reciente etapa como adeptos a ella, trazando nuevos caminos que lo llevan hacia los territorios de épica bajo control en los que un buen día fue el rey. Sin embargo los tiempos de artista folk quedaron muy en el pasado, apostando de lleno por recursos más propios del R&B urbano con los que enrevesar su propuesta. Todo un ejercicio estilístico del que resulta bien parado, logrando esta vez un trabajo convincente que nos deja un montón de detalles para ser degustados en las sucesivas escuchas.

5

Titanic Rising (Sub Pop)

Weyes Blood

Weyes Blood da salto definitivo para establecerse como una de las mejores intérpretes de pop barroco de estos últimos años. Logrando exhibir en todo momento una gran intensidad emocional que vuelve a girar en torno al amor, Natalie Mering logra un trabajo redondo donde no sobra ni un solo detalle. A lo largo de este Titanic Rising nos vamos a encontrar en todo momento con un tono de lo más serio, siendo conscientes de que la introspección mostrada a lo largo del trabajo resulta de lo más profunda, no solo entorno a los giros amorosos que ha experimentados su vida, sino a su evolución completa como persona. El carácter barroco que posee el trabajo logra disolverse de una buena forma entre un apartado más cercano al dream pop más ornamental, aquel que artistas como Hope Sandoval desarrollaron en su cara más etérea y que ahora vive episodios de lo más lúcidos gracias a artistas como Natalie.

4

Remind Me Tomorrow (Jagjaguwar)

Sharon Van Etten

Sharon ha sabido cómo transformar las difíciles circunstancias vitales en las que se ha visto envuelta en los últimos años y lograr un disco con el que salir a flote entre sus propios fantasmas, apostando de lleno por incluir las sombras precisas de su pasado. En este Remind Me Tomorrow nos encontramos su versión más poderosa, aquella con la que interpretar las canciones con la vena del cuello hinchada de rabia a sabiendas de cómo el dolor hacer a una más fuerte. Así es como deja de lado el apartado más lánguido en sus temas, permitiéndose incluso algún que otro jugueteo con los malos momentos sufridos como es el caso de ‘Your Shadow’. El poder de la música aplicado de nuevo a una artista que ya de por sí la teníamos muy presente en nuestra colección.

3

Beware of the Dogs (Secretly Canadian)

Stella Donnelly

Stella Donnelly nos muestra en su primer LP un gran talento a la hora de reflejar un gran compromiso social y describir rasgos emocionales comunes a una generación. Alternando entre un formato de canción sencilla pero de gran calado y una entrega vocal muy pasional por momentos, podemos concluir sin lugar a dudas es la artista revelación de la temporada. A lo largo del disco observaremos como en esta ocasión ha reunido a una banda al completo para redondear las canciones, dejándonos con momentos tan risueños y dulces como otros con gran capacidad para sobrecogernos. Quizás esta sea una de las grandes virtudes del disco, esta polaridad que nos demuestra una gran versatilidad sin necesidad de mostrar un gran cambio en sus coordenadas estilísticas.

2

Assume Form (Polydor)

James Blake

El británico nos vuelve a regalar otro de esos discos que desprenden clase en cada canción, reflejando sus múltiples caras para adentrarse de nuevo en el neo soul más arrebatador, aquel en el que cada tema es capaz de serenar los pensamientos más destructivos. Sin escatimar en la duración de la obra, James Blake no se amolda a ninguna vertiente en particular, logrando que cada tema lo despoje de todos sus miedos a base de verse reflejado en ellos. Esa forma de exponerse sin caer en las simplezas ni en lo evidente es lo que guía el disco hacia el territorio de la honestidad más demoledora con la que evidenciar una vez más como es un artista único.

1

Deceiver (Captured Tracks)

DIIV

La turbulenta vida de Zachary Cole Smith seguramente nos ha privado de una mayor continuidad en la trayectoria de DIIV, teniendo siempre la sensación de que su carrera se desarrollaba a trompicones. Con un historial de adicción a drogas bastante cargado y promesas de nuevas grabaciones que nunca acababan de llegar, parece que por fin ha llegado el esperado renacimiento del grupo con este Deceiver. La unión de Smith y Caufield en el proceso creativo ha sido totalmente determinante para que este conjunto de temas suenen más ásperos y contundentes, sabiendo muy bien como explotar al máximo los ambientes de tintes depresivos que nunca han abandonado sus composiciones. Quizás lo que llame la atención en este trabajo es su firme apuesta por saltar a un lado más shoegaze y abrasivo, algo que quizás se les venía reclamando desde hace tiempo a raíz de lo atormentados que podían resultar sus conciertos.

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *