Especial

Los mejores discos internacionales del 2015 (del 30 al 16)

Por -

Comenzamos con nuestro repaso a los mejores trabajos internacionales que nos ha dejado este 2015. En este primer tramo, podemos observar cómo podemos encontrarnos discos muy destacados en géneros muy diferentes, apareciendo nombres de debutantes o casi debutantes. Desde el folk vital y despreocupado de Juan Wauters hasta la emotividad psicodélica de John Andrews and The Yawns. Incluso hasta el post-metal de Deafheaven tiene su lugar en una lista en la que también aparecen nombre de gran envergadura como Tame Imapala o el regreso de Sleater-Kinney. Estos son parte de los discos que más nos han entusiasmado fuera de nuestras fronteras.

30

MCIII

Mikal Cronin

Mikal Cronin continúa su brillante trayectoria con MCIII, el trabajo seguramente más cuidado de los tres que ha facturado, demostrándonos que prácticamente cada idea que lleve a cabo le va a salir bien. Lejos queda aquella imagen de melenudo bajista de Ty Segall o chico salvaje que rompía las cuerdas de su guitarra arrodillado en la cafetería de Matadero Madrid. Mikal Cronin se ha calmado aunque eso sí, toda la ferocidad garagera que antes exhibía, se ha concentrado en su interior para sacarla a relucir de vez en cuando. MCCII contiene canciones de garage-pop arrebatadoras y de carácter épico, poniendo de este modo el listón aún más alto.

29

Algiers

Algiers

La portada ya nos avisa lo que hay tras el cartón: un discurso oscuro y nada amable. Los de Atlanta firman uno de los debuts del año (con permiso de Viet Cong, otros que tal), auténtico quebradero de cabeza para catalogar en cualquier tienda de discos: ¿gospel-rock? ¿punk-blues? Más allá de etiquetas, lo suyo es un catálogo de canciones que rezuman pus, protesta y mala leche; que asfixian, que enrarecen el aire, tanto, que llegar a empaquetar el tracklist en un corsé a veces algo monótono. Para la memoria su directo en el Primavera Club: un auténtico vudú eléctrico, con tacones y puñetazos en el pecho.

28

Who Me?

Juan Wauters

El segundo LP de Juan Wauters en solitario la margen de The Beets, se muestra como una nueva oda al folk más dicharachero en su forma pero muy apasionante y revelador en contenido. Juan explora en este nuevo disco caminos que no solo tienen guitarras de por medio, a la par de incluir varios temas en castellano tan bonitos como ‘Así No Más’. Junto a ello, la influencia de clásicos como The Beatles se hace presente en ‘Through That Red’ para redondear aún más el trabajo. Un disco de esos que siempre te apetece escuchar y que confirma que Juan Wauters es un talento muy valioso.

27

Goon

Tobias Jesso Jr.

El álbum debut del joven canadiense Tobias Jesso Jr. ha sorprendido a más de uno. Con un disco que bien podemos comparar con el de artistas de los años 60 y 70, su magia al piano nos ha regalado baladas tan bonitas como ‘How Could You Babe’ y otras más vibrantes como ‘Crocodile Tears’, un aire fresco que nos traslada hacia décadas pasadas rebosantes de buenas sensaciones.

26

New Bermuda

Deafheaven

Para Deafheaven van quedando menos adjetivos. La forma en la que combinaron dos mundos tan dispares (el dream pop y el black metal) ya fue de admirar en Sunbather, pero ahora han refinado ese mismo sonido y se han convertido en un grupo incluso mejor. Tan cerca por momentos de sus raíces metaleras que hasta los más puristas podrán disfrutarlo, New Bermuda es una obra impresionante, cargada de riffs de guitarra bien trabajados y que también cuenta con momentos para todos los públicos.

25

Darling Arithmetic

Villagers

Connor O’Brien ha vuelto con un álbum mucho más íntimo, más cercano, hablándonos de sí mismo, descubriéndose y dándose a conocer en lo que hasta ahora es el álbum más personal del irlandés. Siguiendo con su dulce folk, Villagers nos ofrece un trabajo que con tan solo 9 canciones nos deja con ganas de más gracias a temas tan cuidados como ‘The Soul Serene’, ‘Everything I am is Yours’ o ‘Courage’. En definitiva Darling Arithmetic es un disco mucho más directo y sincero que su predecesor {Awayland}, alejándose de historias y personajes ficticios y centrándose en sí mismo.

24

Viet Cong

Viet Cong

Junto a Protomartyr, Viet Cong hacen que sea fácil volver a creer en el post-punk. El debut homónimo de este grupo canadiense encuentra sus mejores momentos cuando quieren ser únicos (‘March of Progress’), pero también les sale bien lo de hacer hits sin renunciar a las fórmulas (‘Continental Shelf’). Ya que no les volveremos a conocer bajo este nombre, habrá que quedarse con un buen recuerdo de Viet Cong.

23

Ivy Tripp

Waxahatchee

La facilidad que tiene Katie Crutchfield para escribir melodías pegadizas lleva a su proyecto Waxahatchee a un disco más pop que sus trabajos anteriores, aunque sin perder nunca esa agresividad noventera que siempre ha caracterizado a su proyecto. Ivy Tripp continúa la gran racha de Waxahatchee, que son ya uno de los grupos de indie rock que hay que tener siempre en el punto de mira.

22

Arms Around a Vision

Girls Names

El cierto cambio estilístico de Girls Names en su cuarto LP no ha podido ser más acertado. Donde antes creaban inquietantes ambientes de post-punk, ahora aparece una vorágine kraut afilada y despiadada. En Arms Around a Vision todo se ha tornado más desbocado e impactante. Desde el rencor de ‘Chrome Rose’ y su grito de “I hate you All” hasta el desenlace final con ‘I Was You’, para lograr el disco más impactante de su carrera. Un camino por todo lo doloroso, las experiencias desconcertantes y esos momentos en los que estás solo y no sabes a donde dirigirte.

21

Mount the Air

The Unthanks

El nuevo disco de las hermanas Unthank se mete bien en las entrañas de un género tan difuso y con tanto por explorar como el chamber folk. Ya no es sólo que sus voces pongan los pelos de punta, sino que las melodías que componen son para emocionarse. Con una cantidad de instrumentos y músicos asociados al proyecto, Mount The Air es un álbum tan novedoso como imprescindible.

20

Bit by the Fang

John Andrews & The Yawns

John Andrews nos emociona con un debut de sentimientos al descubierto, recogiendo una etapa de su vida en él. Los años en los que ha estado involucrado en bandas como Woods o Quilt le han servido para forjar una identidad musical que crece exponencialmente gracias a una captación de emociones entorno a grandes preguntas realmente admirable. A lo largo de los casi 40 minutos que dura el trabajo, nos vamos a encontrar canciones que tratan de una forma muy reflexiva y al mismo tiempo con matices irónicos cuestiones como la muerte o el abandono amoroso. El folk psicodélico que se desarrolla en las canciones nos ha entusiasmado enormemente a lo largo de todo el año.

19

No Cities to Love

Sleater-Kinney

El trío de Olympia no sólo sale airoso de su esperado reunión, sino que consiguen uno de los discos más inmediatos de su carrera con No Cities to Love. Repiten la combatividad contra el mundo estandarizado y masculinizado, siempre apoyándose en la poderosísima voz de Corin Tucker y la creatividad a la guitarra de Carrie Brownstein. El mundo echaba de menos a Sleater-Kinney y ellas han respondido.

18

Currents

Tame Impala

El disco del cambio. Kevin Parker cambia parte de la psicodelia por los sintetizadores y un enfoque más pop aunque todavía lejos de las radiofórmulas. Currents fluctúa entre tonadas pop 'Yes,i´m changing', r &b 'Eventually', rock 'The less i know better', todas ellas perfectas a pesar de ser hechas con diferentes trazos; con esa sensación de disco confesional y de autoayuda. Si bien abundan los argumentos para auparlo entre lo más granado de su producción, el último tramo del disco languidece ante la exuberancia de su cara a, lo que nos lleva a pensar que su mejor disco está aún por llegar.

17

b’lieve I’m goin down…

Kurt Vile

Kurt Vile sigue avanzando de forma decidida entre canciones sombrías y describiendo situaciones vitales que entrañan profundas reflexiones. Las características musicales tan distinguibles de sus últimos años se mantienen intactas a la par que muestra un enriquecimiento, buscando en esta ocasión entre los sonidos más propios de la tradición norteamericana. Partiendo de una temática que ataña todo aquello relacionado con las experiencias vitales más inquietantes, el músico vuelve a conectar la lírica y el estado anímico de las canciones de una forma gratificante para el oyente.

16

Divers

Joanna Newsom

Han pasado ya 11 años desde que Joanna Newsom nos cautivó con su peculiar mezcla de pop barroco, folk y música clásica con su álbum debut Milk-Eyed Mender. Ahora, la californiana nos sorprendía con un nuevo trabajo mucho más accesible, más directo. Sus canciones siguen tratando temas como el amor o la muerte, pero lo hacen desde una perspectiva cálida y humana, regalándonos temas delicados e inteligentemente construidos, con melodías capaces de trasladarnos a otros universos como la absorbente 'Divers' o la emotiva 'Leaving The City'. Divers se ha convertido en la mejor banda sonora para nuestros sueños.

Elisabeth
Elisabeth

Licenciada en Humanidades y amante de todo lo que rodee el mundo audiovisual, en mi mochila siempre encontrarás una cámara, mi móvil, unos auriculares, una agenda y un boli. Lo que más me gusta es disfrutar de la música en directo y guardar las entradas de recuerdo. ¡Ah! Y los velociraptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *