Especial

Los mejores discos internacionales de 2015 (del 15 al 1)

Por -

Llegamos al momento decisivo en el que desvelamos cuales han sido los discos internacionales favoritos para la redacción. Entre estos 15 nombres se nos cuela algún que otro debutante como Benjamin Clementine o Courtney Barnett, a la par que aparecen nombres no tan obvios como es el caso de Protomartyr, Julia Holter o Godspeed You! Black Emperor. Ahí reside la esencia de este 2015, en artistas que han logrado sorprendernos a todos sin a priori aparecer todos los años en grandes listas. Os dejamos con estos discos que tanto nos han apasionado este año.

15

Poison Season

Destroyer

Dan Bejar es una auténtica caja de sorpresas. Si en Kaputt nos entregó un disco de enorme complejidad sonora, donde multitud de estilos tenían cabida, incluso el jazz, en esta ocasión ha apostado por la exuberancia y los matices más barrocos. Poisson Season se muestra como un trabajo fulgurante, cargado de vientos y canciones impetuosas como ‘Dream Lover’. Como si se tratase de una megaproducción cinematográfica pero con un argumento arrebatador, Dan y su banda recorren de una forma cuidada por todos los escenarios, volviendo a firmar otro gran acierto de su carrera.

14

Fading Frontier

Deerhunter

Bradford Cox se asienta y logra el disco pop que tantas ganas tenía de hacer. Menos alborotados que en Monomania, Deerhunter se rinden ante el reverb y las melodías en Fading Frontier, su disco más fácil de asimilar. Dos caras del mismo grupo: ‘Snakeskin’ prueba que siguen siendo más atrevidos que casi todos sus contemporáneos y ‘Breaker’ que ellos también pueden hacer música pop sin complicarse demasiado.

13

At Least for Now

Benjamin Clementine

Tan solo hace falta escuchar 'Condolence' para ver y entender que Benjamin Clementine no es un artista común. La fuerza de este tema, y de todos los que componen su álbum nos demuestran que la cantidad de géneros que ha unido le ha llevado a crear un sello único y personal. At Least For Now es un trabajo cargado de emociones, de canciones vibrantes, de vitalidad y de melancolía a la vez. La voz de Clementine unida a su inseparable piano nos han regalado uno de los mejores discos debut (y no debut) del año.

12

Asunder, Sweet and Other Distress

Godspeed You! Black Emperor

Maestros de los contrastes y de la épica, en este álbum GS!BE no han intentado reinventarse y el resultado cumple con las expectativas. Compuesto por cuatro temas (o por 3 movimientos), el LP funciona como una sola pieza. El disco abre con el tema ‘Peasantry’ de lento y pesado desarrollo instrumental que va engordando. Acto seguido, llegamos al movimiento intermedio formado por un par de drones que nos dejan respirar para acabar en el clímax de los parajes musicales que supone ‘Piss Crowns Are Trebled’. Todo un vaivén de emociones en tan solo 40 minutos.

11

Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just SitSometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit

Courtney Barnett

Su Double EP ya fue uno de los mejores lanzamientos de 2013, pero ha sido Sometimes I Sit And Think, and Sometimes I Just Think el disco que ha llevado a la australiana Courtney Barnett al estrellato mundial. A veces su sonido se acerca más al descuido lo-fi de Pavement (‘Depreston’) y en otras directamente saca auténticos himnos de su guitarra, como la tremenda ‘Pedrestian at Best’. Las mejores y más graciosas letras de 2015 han salido de ella, y lo mejor es que aún nos queda mucho por escuchar de Courtney Barnett.

10

The Magic Whip

Blur

Aunque pueda haber pasado desapercibido por la notable falta de un gran single, The Magic Whip es mucho más que un retorno digno. Es el sonido de un grupo que demuestra que todavía tenía camino por recorrer y que a Damon Albarn le sale todo mejor cuando se rodea con los de siempre. ‘Ghost Ship’, ‘Thought I Was A Spaceman’ y ‘Ong Ong’ quedan ya como temas imprescindibles de la banda británica.

9

Thank Your Lucky Stars

Beach House

Thank Your Lucky Stars llegó a nuestras manos sin previo aviso, como un regalo sorpresa por parte de los de Baltimore que ha acabado en las listas de lo mejor de este 2015. Si con Depression Cherry, publicado dos meses antes prometieron un retorno a sus inicios, ha sido con Thank You Lucky Stars donde realmente hemos palpado esas raíces que tanto nos enamoraron de este dúo. Un cálido e íntimo sonido, aunque algo más oscuro que su predecesor, que todos reconocemos al escuchar las primeras notas de cualquiera de sus canciones, como ‘Majorette’ o ‘One Thing’.

8

The Most Lamentable Tragedy

Titus Andronicus

Patrick Stickles lleva su visión de la música rock todo lo lejos que puede en The Most Lamentable Tragedy, un álbum de dimensiones monstruosas que aglomera gran parte de la tradición del rock americano. Stickles corta y pega con una facilidad asombrosa y, gracias a ‘Dimed Out’, ya puede decir que ha escrito una de las mejores canciones de rock de la década. Puede ser difícil de abarcar, pero la recompensa a tanto tiempo dedicado es enorme.

7

Have You In My Wilderness

Julia Holter

Con su cuarta obra, Julia Holter entra directamente al selecto club de las mejores intérpretes femeninas, ese selecto club formado por Björk, Pj Harvey , Saint Vicent en el presente y que se extiende y toma préstamos de Kate Bush o Julee Cruise.
Es, ya podemos decirlo, su mejor ejercicio hasta la fecha, combinando perfectamente su art-pop con verdaderas perlas pop, encontrando el equilibrio perfecto entre riesgo y accesibilidad. Todos estos elementos cuajan en un disco prístino, bello, generoso en instrumentos que decoran la preciosa voz de la angelina.

6

To Pimp a Butterfly

Kendrick Lamar

Decir que To Pimp A Butterfly es una obra maestra es quedarse corto. Kendrick Lamar ha creado un disco que trasciende a su propio género y alcanza cuotas de excelencia difíciles de imaginar para cualquier otro artista. Lamar ha conseguido combinar un sonido con un gran potencial comercial con letras que tocan temas que no suelen ser tratados con tanta crudeza en la música popular. Es el álbum por el que Kendrick será recordado toda su carrera.

5

Depression Cherry

Beach House

Con Depression Cherry se podría decir que Beach House han cogido el relevo del Dream Pop definitivamente. Y contentos con ello, Victoria y Alex nos invitan con ‘Levitation’ a seguirlos a ese mundo idílico de su invención donde las manecillas del reloj no se mueven, “You should see, there’s a place I want to take you”. Bajando el dial de los bombos y subiendo el de los sintetizadores Depression Cherry se antoja de elaboración más simple que su antecesor Bloom, pero a la vez más directo y cercano.

4

The Agent Intellect

Protomartyr

Protomartyr reviven el post-punk con The Agent Intellect, disco inmenso en el que cada canción te da suficientes razones para escucharla una y otra vez. Con un sonido que cada vez está más cerca de ser único, el grupo de Detroit se ha sacado de la manga un álbum directo y a la vez lo suficientemente trabajado como para descubrir detalles nuevos cada vez que se escucha. ‘Ellen’ es ya una canción para el recuerdo, evocando un sentimiento de tristeza que consigue dejarte incómodo y con ganas de volver a escucharla a la vez.

3

In Colour

Jamie XX

Jamie Smith, más conocido como Jamie XX ha dado un paso adelante con su disco debut en solitario In Colour. Un trabajo que llevábamos mucho tiempo esperando. Dejando parcialmente a un lado la banda que tantos éxitos le ha brindado, The XX, el británico ha conseguido crear un magnífico álbum donde encontramos todo su talento y su experiencia resumido en 11 temas que no tienen desperdicio. Por mencionar algunos destacaríamos ‘Gosh’, ‘Loud Places’ o ‘Girl’, donde resulta imposible asignar un solo género musical para definir las canciones, puesto que cada una nos traslada a un mundo totalmente diferente, siendo al mismo tiempo un trabajo muy bien entrelazado.

2

I Love You, Honeybear

Father John Misty

Los años de Father John Misty como colaborador de Damien Jurado y batería de los Fleet Foxes quedan muy lejos, algo que en comparación con la magnitud de al menos sus dos últimos discos, queda totalmente insignificante. Si con Fear Fun editado en el 2012 dio un paso adelante en lo grandilocuente de su instrumentación, en este nuevo I Love You Honeybear el músico continúa abrazando los arreglos perfectos, todo bañado por el tono de romanticismo irónico que predomina en su música sobre todas las cosas. Seguramente rebajando el ímpetu de folk más intrínseco que en ocasiones se mostraba en su anterior trabajo, podemos decir que el de Baltimore ha logrado su trabajo más inspirado hasta la fecha.

1

Carrie & Lowell

Sufjan Stevens

Sufjan afronta la pérdida de su madre realizando el mejor trabajo de su carrera. Las canciones folk siempre han latido con mucha fuerza en el norteamericano, poniéndose en marcha su mecanismo de defensa frente al suceso más trágico de su vida para volver a conseguir esos temas de gran tristeza, brillantez lírica y contenido cada vez con menos atisbos de esperanza. Sonando poderoso sin recurrir a un excesivo número de instrumentos, dejando caer el peso en unas letras desalentadoras y unas melodías que destacan por la virtud de su sencillez. Un talento único para volcar emociones tan fuertes y recuerdos tan profundos que hace que sea sin lugar a dudas nuestro trabajo más destacado del 2015.

Elisabeth
Elisabeth

Licenciada en Humanidades y amante de todo lo que rodee el mundo audiovisual, en mi mochila siempre encontrarás una cámara, mi móvil, unos auriculares, una agenda y un boli. Lo que más me gusta es disfrutar de la música en directo y guardar las entradas de recuerdo. ¡Ah! Y los velociraptores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *