Especial

Los mejores discos internacionales de 2016 (15 al 1)

Por -

Después de conocer los 15 grandes álbumes que han ocupado las posiciones del 30 al 16, llegamos por fin a aquellos discos que más nos han marcado este año y que han conseguido hasta erizarnos la piel. Entre ellos encontramos grandes artistas que no podían faltar como Leonard Cohen, Radiohead, PJ Harvey, David Bowie o Nick Cave; artistas que para la redacción han merecido estos puestos no por su condición de grandes músicos sino por habernos sorprendido una vez más con el nivel y la calidad de sus nuevos álbumes. Este año nos ha traído también gratas sorpresas merecedoras de los primeros puestos, sorpresas como los jóvenes Whitney, que se han hecho un hueco entre los grandes. Se suman a esta lista final artistas que han conseguido evolucionar y superarse con sonidos versátiles e intensos, artistas como Frank Ocean, ANOHNI o James Blake, culminando así una lista de absoluta calidad que ha dejado el listón por las nubes. Está claro que el panorama musical está en plena ebullición, en constante movimiento y evolución y que nosotros no querremos perdernos nada en este próximo 2017.

15

The Wilderness

Explosions In the Sky

'The Wilderness' es un trabajo que consigue satisfacer los cinco sentidos del oyente a través de sus melodías. Explosions in the Sky nos trasladan con su nuevo álbum a un paisaje vasto, cálido, por el que podemos correr disfrutando de todas y cada una de sus capas. Exploran firme pero disimuladamente la electrónica que encaja a la perfección con sus clásicos instrumentos y nos dejan ver como saben aportar nuevos matices a su continuista trayectoria. Canciones como 'Logic of a Dream' o 'Infinite Orbit' nos dejan caminar por distintos terrenos que como siempre nos llevarán hasta crescendos y clímax de lo más épicos.

14

The Colour In Anything

James Blake

Con tan sólo dos discos James Blake consiguió hacer de su música su propio estilo. Nos bastan sólo dos segundos de una de sus canciones para saber que es suya, y pese a la evolución que disco a disco ha ido demostrando nunca ha perdido aquello que lo hace ser él, aquello que tan bien transmite en sus temas. 'The Colour in Anything' es un extenso trabajo donde encontramos 17 canciones, que como comentábamos sigue teniendo la marca Blake bien grabada. Temas como 'Chose Me' o 'I Need a Forest Fire' (con Bon Iver), llegan cargados de una intensa emoción condensada en melodías electrónicas donde Blake no se ha olvidado de su amado piano.

13

Blonde

Frank Ocean

El regreso de Frank Ocean a la escena musical vino por partida doble: el cantante norteamericano sorprendió lanzando el álbum visual 'Endless' y cumplió las expectativas con 'Blonde', un disco que le confirma como uno de los artistas más especiales de nuestra era. Combinando hits como “'Ivy' y 'Pink + White' con canciones tan arriesgadas y experimentales como 'Futura Free' o 'Sigfried', Frank Ocean ha entregado uno de esos discos que trasciende su propio género y se convierte en un hito universal. 'Blonde' deja claro que Ocean está a años luz de sus imitadores.

12

Not To Disappear

Daughter

Tras sorprendernos en 2010 con su álbum debut 'If You Leave' los británicos regresaron a inicios de 2016 con su segundo trabajo, el cual igual que el primero nos impactó por sus melancólicas, oscuras e intensas melodías. 'Not to Disappear' abre con la demoledora 'New Ways', canción que demuestra lo que este álbum tiene por ofrecer, sonidos expansivos que nos muestran una salida, una vía de escape a las peores situaciones que podamos encontrarnos en esta vida. La voz de Tonra nos guía por esta experiencia emocional a través de unos temas que jugarán con tus sentimientos de lo lindo explorando matices de distintos géneros musicales.

11

City Sun Eater In The River Of Light

Woods

Woods nos vuelven a demostrar su inspiración permanente en un nuevo discazo que combina elementos de prácticamente todas las etapas del grupo a la par de extenderse a sonidos más fronterizos. Con 'City Sun Eater In The River Of Light', el grupo vuelve a incidir sobre historias agridulces para reflejarlas a través de un estilo único y de los más reconocibles en todo lo que llevamos de siglo. Una banda que nunca facturará un mal disco, logrando una vez más composiciones capaces de extrema delicadeza y belleza como ‘Politics of Free’, uno de mayores himnos de su carrera. Fieles a sus convicciones, Woods siguen representando una parte muy bonita de nuestra vida.

10

You Want it Darker

Leonard Cohen

Irremediablemente asociado a su muerte pero con la suficiente perspectiva para quedar desligado de su valoración tras el sepelio, el testamento de Cohen funciona como un excelente disco, quizás el más inspirado tras el crash financiero que le obligó a echarse a la carretera de nuevo.
Asomado a su tower of songs, el bardo canadiense regala un trabajo de empaque mortecino, de ajustes de cuentas con su propia mortalidad – pero sin dramas, desde su zen habitual-. En él se dan cita todos los Cohen posibles: el poeta, el cantautor , el budista, el del traje de Armani y gafas de sol, todos ellos se despiden en este último trabajo, desde la grieta donde entra la luz. Lorca y Morente, qué suerte tenéis de tenerlo allí.

9

Skeleton Tree

Nick Cave & The Bad Seeds

Parafraseando cierto libro de Nick Hornby, “¿qué fue primero: la tristeza o la música?” Y es que el último trabajo de los Seeds pivota sobre la pérdida del hijo de Cave y lo hace expiando la culpa, el resquemor, a través de nuevos poemas sonoros con un Cave plañidero, susurrando al micro; lejos de la fanfarria rockera a las que nos tiene acostumbrados pero al final calando (si acaso) más hondo desde la sencillez y la confesión.

8

Singing Saw

Kevin Morby

Kevin Morby afronta el trabajo más serio y evolutivo de su carrera, destapándose como uno de los mejores compositores de estos últimos años. Una visión del paso del tiempo muy serena, reflejada a través de unas canciones donde su carácter espiritual aflora más que nunca. Destacando un elemento tan importante como es su voy e introduciendo el piano como hilo conductor, el norteamericano nos garantiza uno de los trabajos del año. Canciones como ‘Destroyer’ o ‘Water’ demuestran su experiencia adquirida, sintiendo muy de cerca el estar ante uno de los cantautores que van a marcar el siglo XXI en la evolución y adaptación folk.

7

22, A Million

Bon Iver

Cuando '22, A Million' salió a la luz muchos pensaron que el bueno de Justin Vernon se había comprado unos cuantos sintetizadores y como un loco había estado experimentando todos los sonidos posibles que esos nuevos juguetes podían brindarle. Y no podemos culparles, nombres de canciones como '21 M♢♢N WATER' o '10 d E A T h b R E a s T ⚄ ⚄' no ayudan a pensar lo contrario. Sin embargo una vez escuchas detenidamente el tercer trabajo de Bon Iver te das cuenta de que se trata de un disco sobrio, maduro, calculado y a su vez efectivo.
Lo agradable de '22, A Million' reside justamente en esta experimentación donde parece podemos ver al mismo Vernon de siempre, trasladando la emotividad de trabajos anteriores a su vertiente más electrónica.

6

Light Upon the Lake

Whitney

Al final, la pausa (indefinida) de Smith Western escuece menos con proyectos como los de Whitney – batería y guitarra de su banda madre- y los de su cantante, Cullen Omori, por separado y con disco homónimo.
Este spin off tiñe en tonos sepia el sonido de los Western aportándole cierto aire nostálgico, retrotrayéndonos a la West Coast de finales de los sesenta, el Big Sur y con paradas en las mismas posadas que The Band o Neil Young. Posiblemente el mejor debut del año.

5

The Hope Six Demolition Project

PJ Harvey

Polly Jean sigue en la línea que comenzó a trazar hace unos años con 'Let England Shake' y se acerca a la música pop con su guitarra en las manos y un montón de cosas que criticar de la sociedad moderna. Menos espectacular que otros de sus discos pero muy efectivo y consistente, 'The Hope Six Demolition Project' es un capítulo notable en la carrera de PJ Harvey, que sigue dejando claro que ni se plantea sacar un álbum que no esté a la altura de su legado.

4

Hopelessness

ANOHNI

Antony Hegarty, genio detrás de Antony And The Johnsons ahora se hace llamar ANOHNI y nos trae una nueva pieza magistral co-producida por dos maestros de la electrónica; Oneohtrix Point Never y Hudson Mohawke llamada 'Hopelessness'. Se trata de un trabajo honesto, duro, crudo, donde sobre todo encontramos a un Hegarty cabreado con el mundo y con una humanidad a la que critica con dureza. Temas como ‘4 Degrees’ o ‘Drone Bomb Me’ son una clara marca de lo que podemos encontrar en este disco donde la electrónica se mezcla con aquella fragilidad musical a la que Hegarty nos tiene acostumbrados. Una extraña combinación que nos invita a bailar mientras reflexionamos sobre todo lo que nos rodea.

3

Teens of Denial

Car Seat Headrest

A pesar de ser el decimocuarto disco que saca Will Toledo como Car Seat Headrest, 'Teens of Denial' es el verdadero debut de estudio del precoz genio de Leesburg, que probablemente ya se haya convertido en la figura más reconocible de la generación Bandcamp. Con un indie rock distorsionado que le debe tanto a Guided By Voices como a la Velvet Underground, Car Seat Headrest han conseguido hacer un álbum tan fácil de digerir ('Fill In The Blank', 'Drunk Drivers/Killer Whales') como ambicioso ('Cosmic Hero', 'The Ballad of The Costa Concordia'). 'Teens of Denial' se acerca la depresión o a la ansiedad con un sentimiento general de melancolía pero casi siempre bajo un punto de vista que toca a la vez lo juvenil y lo irónico –hablamos de alguien que llegó a sacar un disco llamado 'The Bell Jar', al fin y al cabo–. Para muchos, 'Teens of Denial' ha sido tanto la introducción perfecta a un artista con un catálogo impresionante como uno de los álbumes de rock de la década.

2

A Moon Shaped Pool

Radiohead

Poco se puede decir de esta gente que no se sepa ya. Como en casi todos sus mejores discos, Radiohead se apoyan en la tristeza para componer música que, sencillamente, no está al alcance de ningún otro grupo del mundo. En cuanto a sonido, 'A Moon Shaped Pool' hace gala de una consistencia inusual en el quinteto de Oxford, que dejan de lado su habitual experimentación musical para dedicarse a explorar sentimientos de pérdida y alienación a través de baladas a piano ('Glass Eyes', 'Decks Dark' y, por supuesto, 'True Love Waits') y de curiosas exploraciones casi orquestales ('The Numbers', 'Burn The Witch'). Hay quien dice que es el disco menos inmediato de su carrera pero que también se trata del más gratificante según pasa el tiempo. Probablemente tengan razón, aunque 'Identikit' y 'Present Tense' son argumentos más que sólidos para mantener que 'A Moon Shaped Pool' sí contiene canciones que se sostengan por sí solas.

1

Blackstar

David Bowie

Resulta evidente que va a ser imposible que no se asocie a 'Blackstar' con la triste muerte de David Bowie, pero lo cierto es que, incluso antes de su fallecimiento, ya se hablaba de que éste podía ser su mejor disco en treinta años. 'Blackstar' se puede ver como el intento de Bowie de convertir su propia muerte en una obra de arte, incluyendo incontables referencias a una dura lucha contra el cáncer que estaba muy cerca de derrotarle. Pero Blackstar se sostiene por sí mismo y no necesita estar asociado a ningún suceso para que sea uno de los mayores logros de la carrera de Bowie. Es un disco impresionante que muestra la cara más combativa y experimental del que fue uno de los músicos más importantes de la historia del pop. Aderezadas con una clara influencia jazz, las siete pistas de 'Blackstar' muestran a Bowie dibujando una especie de visión atemporal de su propia vida en la que coexisten pasado, presente y futuro. 'Blackstar' es el legado de David Bowie condensado en cuarenta minutos, lo cual le garantiza estar en los puestos altos de cualquier lista.

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *