Especial

Los mejores conciertos del 2018

Por -

Continuando con nuestro repaso de todo lo memorable que nos ha dejado este 2018, nos encontramos con la que quizás haya la lista que más nos ha gustado hacer, ya que hemos revivido de lleno todo lo vivido en nuestros conciertos favoritos del año. Quizás en su elaboración es donde hemos sido más conscientes que nunca de lo rápido que se ha esfumado este 2018, pudiendo medir a la perfección todos sus altibajos gracias a los directos vividos. Intentando limitarnos a los que más nos han fascinado, bien por no esperarlos, o bien porque llevábamos mucho tiempo esperando ver a un determinado artista que acabó cumpliendo con nuestras expectativas, hemos tratado de resumir al máximo los detalles que convirtieron el momento en algo tan especial. Del mismo modo, os animamos a que nos podáis dejar en comentarios cuales han sido vuestros favoritos de este año.

Jamie 4 President (Backestage, Valladolid, 30/03)

Jamie actuó por primer vez en Valladolid con su nueva banda, encontrándonos en el escenario a Pablo (Notes to Myself, Fuckaine), Borja (Please Wait) y Xavier Calvet (Bullitt). Unos músicos muy propicios para acompañar a Jamie en directo y lograr que las canciones de su tercer trabajo The Heartbreak Campaign luzcan en su máximo esplendor, ofreciéndonos ese lado tan agridulce y por momentos sonriente que poseen las canciones que miran hacia el emo rock. Lo que nos encontramos en su directo fue un auténtico ejercicio de autenticidad a la hora de dar vida a los temas, comprobando desde un primer momento como su interpretación no tenía ningún artificio, sino todo lo que son capaces de provocar en las personas en las que calan hondo. Por ello fueron de lo más frecuentes aquellas poses propias de las bandas hardcore, enfatizando los estribillos sin parar de saltar mientras llega el momento álgido del tema. Una energía que intentaron contagiar por momentos al público, algo que no tuvo un gran resultado porque a bien seguro el viernes parecía que la procesión iba por dentro. Noé

Yeah Yeah Yeahs (Hollywood Bowl, Los Ángeles, 04/05)

El concierto de Yeah Yeah Yeahs era uno de los más esperados en mi lista de “conciertos que ver antes de morir”. Por primera vez Karen O y compañía tocaban en uno de los escenarios más grandes de Los Ángeles, el Hollywood Bowl, y nosotros tuvimos la suerte de poder presenciar una velada de lo más especial, tanto para ellos como para todos los asistentes. Pese a que Yeah Yeah Yeahs eran los teloneros (sí, teloneros) de LCD Soundsystem, arrasaron con todo y todos aquella noche. Karen O dio todo de sí, ofreciendo un concierto cargado de energía, vitalidad, amor y pasión por la música, regalando temazos tan deseados como ‘Maps’, ‘Gold Lion’, ‘Soft Shock’ y ‘Zero’. Se movió por todo el escenario, saltando, gritando y animando a todo el público que contagiado por la intensidad de la cantante acabó coreando “I got a date with the night Burnin’ down my finger”. Elisabeth

LCD Soundsystem (Hollywood Bowl, Los Ángeles, 04/05)

James Murphy regresó a Los Ángeles para presentar su trabajo American Dream publicado en 2017. Habiendo agotado entradas, como era de esperar, comenzaron fuerte con ‘You Wanted a Hit’ dejándonos ver que el resto de la noche sería un no parar de emociones. Sonaron fenomenalmente como siempre han hecho, derrochando energía encima del escenario, haciéndonos bailar, cantar y emocionar con ‘Someone Great’ o acabando con la inesperada ‘New York, I Love You But You’re Bringing Me Down’. De su último disco nos deleitaron con temas como ‘Call the Police’ o ‘Emotional Haircut’, y también hubo cabida para canciones como ‘Get Innocuous!’, ‘Tribulations’ o ‘Dance Yrself Clean’ . Nada como ver la noche posarse sobre los Ángeles en un escenario tan especial como el del Hollywood Bowl, escuchando himnos que llevan en nuestras vidas ya más de una década. Elisabeth

Godspeed You! Black Emperor (The Wiltern Theater, Los Ángeles, 23/05)

Ver a Godspeed You! Black Emperor es una experiencia increíble que he tenido la suerte de vivir tres veces. Desgraciadamente en las dos primeras ocasiones fueron dentro de festivales, el Primavera Sound y el Pitchfork Music Festival de París, y aunque su actuación fue siempre impecable, la atmosfera nunca fue la más adecuada. Este año los canadienses pudieron hacer gala de su precisión y delicadeza melódica en una de las salas más atrayentes de la ciudad de Los Ángeles, donde una luz tenue se apoderó del local dejándonos casi a oscuras para que pudiéramos adentrarnos como es debido al mundo de Godspeed You! Black Emperor. Cuando los músicos pisaron el escenario, los asistentes quedaron hipnotizados por ellos provocando que tan solo pudiéramos escuchar, como siempre debería ser, su música. Vinieron a presentarnos su último trabajo Luciferian Towers (2017), del cual tocaron dos temas, y además nos regalaron cinco canciones más, entre ellas la épica ‘Mladic’, acompañada de una excelente animación visual y ‘BBF3’ de su primer EP, Slow Riot for New Zerø Kanada. Elisabeth

Jane Birkin (Primavera Sound, 02/06)

Con la Orquesta del Vallés esparcida por todo el escenario y con las manos del pianista Nobuyuki Nakajima acariciando las teclas del piano, Jane Birkin se dispuso a rendir tributo a su marido Serge Gainsbourg recreando el cancionero de “Birkin/Gainsbourg: le Symphonique”. Desde las primeras notas de “Ces petites riens” borró de un plumazo los cuarenta años que separaban la mujer septuagenaria de la casi adolescente que desembarcó en Francia y conoció al galo de tez ampulosa. Agarrando cada tema y llenándolo de cicatrices y melancolía, la británica nos regaló una soberbia interpretación de temas como “Fuir le bonheur”, “Baby alone in Babylon”-con problemas de sonido incluidos- o “Manon”; todos ellos asidos con maestría, con su voz llena de estrías, a punto de romperse, como el caliche de una pared. Engalanados por los firmes movimientos de la batuta de James Ross, “Amour des Feintes” se desplomó en el escenario, partiendo la tarima, nos agarró con su arrebatador dolor y nos invitó a mirar al cielo, tal y como había hecho la propia Birkin momentos antes; difícil no doblegarse ante tal cantidad de sensibilidad y sobriedad. Rubén y Anna

St. Vincent (Vida Festival, 29/06)

Digámoslo alto y claro: la actuación de St. Vincent fue uno de aquellos conciertos al que sigues acudiendo una y otra vez pasado el tiempo. Su último trabajo, Masseduction (Loma Vista, 2018) pone más sal a su álbum homónimo de cuatro años, y se suma a una serie de trabajos al alcance de muy pocos; y esa noche el público parecía estar muy acuerdo con ello, con un lleno absoluto en el césped del escenario Estrella Damm. Vestida con un traje naranja que recordaba a Elektra –y que ya vistió Luz Casal en su momento-, Annie Clark centró gran parte del show en el material de su nuevo disco: ‘Sugarboy’, con la que arrancó su actuación, ‘Los Ageless’, ‘Masseduction’ o ‘Savior’ todas ellas ejecutadas en los primeros momentos de la noche. Con una puesta escénica impactante, con “androides humanos”-llamados así por ella- a la batería y al teclado y sugerentes imágenes que se proyectaban en una gran pantalla que nos hicieron pensar en la escenografía de la última gira de Kraftwerk, Clark se calzó la guitarra y los ademanes de rockera para deleitarnos con un amplio surtido de sus cinco discos. Rubén y Anna

David Byrne (Crüilla Festival, 14/07)

Se veía venir. Las imágenes de la gira de presentación del nuevo disco de David Byrne nos hacía presagiar lo mejor: un retorno a la espectacularidad y al ingenio de ‘Stop making sense’, por lo que nuestras expectativas era bastantes altas. Y no nos defraudó. Su show fue una mezcla de ballet, concierto de rock y performance con doce personas en escena; con los instrumentos sujetos al cuerpo por arneses, lo que le permitía añadir una nueva dimensión al no verse limitado al propio anclaje del aparato y con unas cortinas que caían en hilos metálicos como escueta decoración y que interactuaban mediante distintos colores como un ente sintiente. El ex Talking Head jugó con esa libertad escénica para desarrollar una propuesta imaginativa y dinámica: recortando la distancia entre público y artista, equiparando artista y músicos a través del uniforme, el traje gris, pintando una suerte de world music a dos niveles: musical y carnal, de pieles oscuras y claras y cabezas rojas y rizadas, blancas y calvas. Rubén y Anna

Japanese Breakfast (Vodafone Paredes de Coura, 16/8)

Japanese Breakfast ofreció seguramente el concierto revelación del festival, en el directo que seguramente representa de la mejor forma posible la definición de felicidad. Instantes antes de salir al escenario, podíamos ver a Michelle Zauner en un lateral dando saltos y con una sonrisa resplandeciente, algo que también ocurrió encima del escenario. Con una continua proyección de fondo donde podíamos leer el nombre del grupo junto con unas animaciones de un desayuno continental de lo más musical y variado, la artista y su banda se desenvolvieron a la perfección escogiendo de forma muy medida lo mejor de sus dos LPs hasta la fecha. Reflejando una gran versatilidad que fue desde el pop más sedoso de los 70 hasta la influencias del j pop, pero sin dejar pasar los momentos de mayor furia guitarrera, la banda supo mostrar todas sus caras y provocar que no supiésemos con cual quedarnos. Momentos como el ofrecido en ‘Everybody Wants To Love You’ se nos grabaron a fuego, teniendo la imagen de Michelle correteando el escenario en su llamativo vestido anime y soltando frases de esas que relucen bajo cualquier circunstancia. Agradeciendo una vez más al público lo mucho que le gustaba el festival, cerró su concierto de la forma más electrónica posible con ‘Machinist’. Noé

Kevin Morby (Vodafone Paredes de Coura, 17/8)

Kevin Morby regresaba dos años después al festival. Luciendo un mono azul casi de trabajador en el mundo del motor, hizo un guiño a su promesa de lucir la camiseta del Porto F.C., afirmando que no entiende de fútbol pero que guarda la elástica con especial cariño debido a su amor por la ciudad portuguesa. Una vez más el de Kansas cumplió con creces a la hora de desplegar todas las historias viajeras que esconden sus temas, logrando una ejecución sentimental, donde primó más que nunca la esperanza por todo lo bueno que está por llegar. Temas como ‘Parade’ relucieron en su cara más optimista en vez de la desesperada, haciéndonos sentir como el concierto estaba destinado para volcar totalmente fuera todo tipo de fantasmas. Como momento de comunión con el público, Kevin bajo al foso en ‘Dry your Eyes’, agarrando la mano durante un buen rato de su seguidor ibérico más fiel, al mismo tiempo de dejar que el público le tocase sus característicos rizos. Sabía que tenía que ser un concierto de lo más especial por todo lo que rodea su devoción a Portugal, algo que volvió a conseguir con creces más allá de su música. Noé

Shannon and the Clams (Gambeat Weekend, 15/09)

Siendo su segunda vez en el Gambeat Weekend, el cuarteto de Oakland presentaba su nuevo LP Onion, una maravilla derivada del doo-wop y el garage punk. Iniciaron el concierto con una canción de dicho álbum: los arpegios de Boy sacudieron al instante a todas las personas que llenaban la sala. Durante el show, no dejaron a nadie indiferente, ya fuera por la majestuosidad de su directo o por la imponente voz de Shannon, un portento que con su chorro hizo tambalear las paredes de la sala. Shannon & The Clams ofreció uno de los mejores conciertos del certamen, confirmándose como uno de esos grupos que siempre vuelve a nuestras cabezas. Dejando patente su explosiva propuesta bien mediante el apartado vocal de la propia Shannon o a través de los ritmos frenéticos y siempre bien acompasados de la parte instrumental, podemos afirmar que asistir siempre a uno de sus directos resulta una experiencia de lo más feliz y sudorosa. Judit

Jeff Rosenstock (Sala Sidecar, Barcelona, 20/09)

Desde el punto más álgido del punk nos encontramos a Jeff Rosenstock, músico norteamericano que nos sorprendió con un estridente directo. Después de pasar por otras ciudades de nuestra región puso un punto y final a la gira con su último destino en Barcelona. Jeff Rosenstock empezó el concierto con ‘USA’, el segundo tema de su último álbum llamado’POST-. Dicho álbum lo escribió tras la elección de Donald Trump como presidente, algo que se hizo fuertemente patente en sus letras. Fue en ese momento en que el cantautor decidió encerrarse en el estudio para plasmar las carencias de un país socialmente podrido. Al ser un tema de actualidad y que le afectaba en primera persona, quiso proyectar su situación de la forma más honesta posible. Así pues, vimos junto con sus reivindicativas letras y el pop punk un directo de esos que te dejan con un buen pitido de oídos durante unos días. Judit

MGMT (Bime Live, 27/10)

Por MGMT parece que no pasan los años. Su directo seguramente sea el más recordado de la edición del festival, gracias a un setlist en el que alternaron sus clásicos más inmediatos junto con novedades y otras muestras del carácter inconformista del grupo por buscar siempre la reinvención. Con una escenografía y visuales tan rocambolescos como su música, empezaron con una ‘When You Die’ que resultó de lo más ligera a pesar de su contenido rencoroso. Un concierto repleto de entresijos, donde demostraron todas sus peculiaridades y dejaron claro que son una banda que siempre ha ido mucho más allá de la inmediatez. Sin ir más lejos fueron capaces de colar los más de 10 minutos de ‘Siberian Breaks’ sin perder el entusiasmo en ningún momento. Así es como pusimos el broche de oro a un festival que sin adherirse ningún año a ninguna vertiente ni línea concreta, es capaz de lograr carteles atractivos que van mucho más allá de los típicos grupos que se mueven por el hábitat de festival medio en nuestro país. Noé

Stella Donnelly (Primavera Club Barcelona, 28/10)

Stella Donnelly nos deleitó con un show en la Sala Apolo correspondiente al Primavera Club. Antes de empezar, el ambiente no inspiró mucha confianza respecto a la artista, pero una vez empezó, Stella nos impresionó con su sutil pero a la vez mágica escenografía. Con la única presencia de la cantante acompañada con su guitarra, la luz de un par de focos completaba la escena. Su bonita voz transmitió intensidad y ternura desde el primer instante. Canciones como Boys Will Be Boys o Talking nos dejaron boquiabiertos, poniendo los pelos de punta y generando escalofríos en aumento según avanzaban los compases del concierto. Entre los temas, la artista mostró su carisma mediante unos speechs que mezclaban delicadeza y humor. Las expectativas subieron hasta niveles estratosféricos, dejando al público en silencio e incluso haciendo caer alguna lágrima que otra. Fue una actuación alucinante de una Stella Donnelly a quien ya hay ganas de volver a ver en Barcelona. Judit

Las Ligas Menores (Desierto Rojo, Valladolid, 13/12)

Hace unos años no podíamos imaginar que algún día Las Ligas Menores cruzarían el Charco para ofrecernos una gira en nuestro país y que encima pasase por Valladolid. Así fue como el grupo argentino ofreció uno de esos conciertos cargados de emociones de principio a fin. Impecables en la ejecución y sacando a la perfección todos esos entresijos emocionales que encierran sus temas, alternaron de buena forma canciones de su LP debut homónimo y los más recientes pertenecientes a Fuego Artificial. La extraña euforia que causa en directo canciones como ‘El Baile de Elvis’ , ‘Renault Fuego’ o ‘Segunda Parte’ fue esencial para explicar como el ambiente de la noche poco a poco se fue caldeando hasta alcanzar los pogos, todo ello culminado con el espacio perfecto para los recuerdos con otras piezas como ‘Tema 7’. Lo único que queda ahora es esperar que su primera gira haya causado un fenómeno similar al de Él Mató A Un Policía Motorizado en su día y sus visitas por nuestro país sean mucho más frecuentes. Noé

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *