Especial

Los 5 discos favoritos de Yumi Zouma

Por -

El synth pop está de enhorabuena con el LP debut de los neozelandeses Yumi Zouma. Yoncalla se presenta como un trabajo que huye de la complejidad y la densidad, desarrollando unos temas muy ligeros pero muy bien delimitados entre los límites del pop juguetón de bandas tan actuales como TOPS. Los sintetizadores no llegan en ningún momento a romper el equilibrio de los temas, encontrando en lo tenue uno de los muchos encantos del grupo. Algo así como si Chvrches se hubiesen decantado por lo recogido, dejando que la espectacularidad radique en lo manso pero de vibraciones electrónicas siempre constantes y envolventes. Aprovechando su debut en nuestro país dentro del Primavera Club, les preguntamos por sus cinco discos favoritos para conocerlos mejor.

 

Joni Mitchell – Blue

Este es nuestro disco favorito, simplemente por la forma que tiene Joni Mitchell de utilizar las palabras. Muchas de las letras se centran en detalles muy pequeños para poder hacer crecer los temas. Es un disco muy honesto acerca de la vida, el amor y todo lo que hay entre medias. Además, la canción en la que dice «I’m going to make a lot of money and quit this crazy scene» es fantástica porque es lo que ella hizo.

 

Sibylle Baier – Colour Green

A veces nos olvidamos que antes de internet la gente hacía canciones geniales, olvidadas en un formato físico en algún cajón durante años. No se podía poner nada en SoundCloud para que todo el mundo lo escuchase. Sibylle Baier fue una actriz y música alemán. Este disco se compone de una serie de temas que grabó en una cinta durante el 1970 y 1973, luego fueron escuchadas por su familia en los años 2000 y reeditadas. Aparentemente ella no buscaba ser escuchada por nadie y creo que lo reflejó bien en estos temas.

 

The Strokes – Is This It

Un disco común en las listas como esta para gente de nuestra edad que descubrió la música alternativa a principios de los 2000. Es un disco debut impresionante que te golpea con el perfecto equilibrio entre escribir bien y buscar unos arreglos que huyen de estar limitados por la instrumentación. Este disco inspiró a una generación como la nuestra cuando éramos chavales y nunca fueron capaces de hacer algo remotamente parecido a este nivel. Cada tema es brillante, incluso el bonus track ‘When It Started’ que remplazó a ‘New York City Cops’ tras los ataques del 11 de septiembre.

 

Dimtri Shostakovich – String Quartet No 8, in C Minor, Op. 110

Sam creó esta obra hace 21 años, pero afortunadamente nos llega hasta nuestros días con el mismo poderío con el que la escribió. El control en el uso de la forma de resonar el instrumento es perfecto, logrando un sonido muy especial. Podría seguir así, contando aspectos técnicos un buen rato, pero resulta mucho mejor expresarlo con los sentimientos que sugiere. Una obra maestra llena de oscuridad.

 

Fleetwood Mac – Rumours

En cualquier lugar que estemos del mundo y de cualquier forma en la que nos sintamos, cuando escuchamos este disco nos sentimos en casa, a salvo y felices. Caminar por las calles de Brooklyn en verano, una noche de invierno en Christchurch, un vuelo de larga distancia o ir en coche a una ciudad cercana. Cualquier situación es perfecta. Fleetwood Mac realmente sabían cómo capturar todos esos sentimientos que son tan intangibles y difíciles de describir. Este disco es el mejor ejemplo. La voz de Stevie es un sueño. Este disco hace que sintamos que todo vaya bien.

 

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *