Especial

Los 12 conciertos del Vodafone Paredes de Coura 2018 que no deberías perderte

Por -

Superado su vigésimo quinto aniversario, el Vodafone Paredes de Coura continúa su andadura como un festival referencia a la hora de descubrir artistas en su momento preciso. Una larga lista de artistas que han acabado llegando a las grandes masas tuvieron su gran protagonismo en la cita courense, algo que a bien seguro volverá a ocurrir con alguna de las bandas que desfilarán a lo largo de esta edición. Siempre en un entorno único como es playa fluvial de Taboão, donde por muy lejos que veas los conciertos siempre estarás cerca del escenario, el cartel de este año vuelve a lucir en todas sus líneas. Desde cabezas de cartel de envergadura como Arcade Fire o Slowdive, hasta propuestas de lo más exóticas como es el caso del brasileño Silva o Yasmin Hamdan. Todo ello concentrado en cuatro días que prometen ser de lo más intensos y reconfortantes. Como cada año, desde Mindies os lanzamos una serie de propuestas que nos entusiasman sobremanera, deseando que las disfrutéis al máximo en el festival.

 

Big Thief

Dos trabajos les han bastado a los norteamericanos para alcanzar un estatus realmente relevante dentro de la particular escena de renovación de la canción americana. Los ingredientes de las canciones del cuarteto de neoyorkino se encuentran bien marcados por los tiempos reposados, las emociones a flor de piel y la voz de Adrianne Lenker capaz de pasar de lo quebradizo a lo poderoso en cuestión de segundos. A todo esto tenemos que unirle una enorme sensibilidad a la hora de saber canalizar todas aquellas situaciones de aislamiento que acaban por sobrepasar a una persona, consiguiendo siempre crear belleza en sus composiciones. A las puertas de componer los temas del que será su tercer LP, su actuación en el festival courense a bien seguro conseguirá llegarnos muy dentro.

 

Conan Osiris

Lo del lisboeta Conan Osiris es una de las propuestas más llamativas que nos hemos encontrado en los últimos meses, logrando integrar músicas arábigas junto a una mezcla alocada de rap, electrónica y por supuesto fado. Además tenemos que tener en cuenta una puesta en escena donde no faltan los bailes atrevidos y la capacidad escénica para hacer fluir las canciones de una forma apasionada. Por todo ello, lo que era el secreto mejor guardado del undergound de nuestro país vecino, poco a poco se está destapando en todo su potencial, como bien demuestra su inclusión en el escenario principal del Vodafone Paredes de Coura. Llegando para presentar su trabajo Adoro Bolos, el factor sorpresa de lo que nos encontremos será una gran baza de su directo.

 

DIIV

A estas alturas pocas novedades podemos añadir de la banda liderada por Zachary Cole Smith, más allá que mostrar nuestra admiración por el camino que fueron capaces de abrir allá por el 2012 con su inmaculado Oshin. La formación norteamericana logró dar con la tecla precisa a la hora de saber desarrollar el post punk más liviano y el dream pop más oscuro, consiguiendo ese efecto de precipitación y aceleración total que impregnan sus canciones. La forma de integrar las guitarras de sus miembros resulta realmente única, ya que en todo momento todas se encuentran de lo más lejanas entre sí, llevando cada una una melodía diferente pero aportando coherencia en su resultado final. Aún con el recuerdo de su segundo LP Is the Is Are publicado en 2016, estamos ante una de esas actuaciones estrella e inesperadas del festival portugués.

 

Ermo

El nuevo trabajo del dúo formado por António Costa y Bernardo Barbosa se sustenta en una electrónica que por momentos se torna agresiva, encontrando un gran atractivo en todas las modulaciones y tratamientos vocales que confieren al disco un aire tan díscolo como combativo. Cada canción resulta una pequeña explosión vanguardista, jugando a la perfección con los ritmos a contrapié y giros que por momentos nos recuerdan mucho a lo efectuado por El Guincho en su último trabajo. Con esa dosis precisa de pasión en cada estrofa pero muy bien sujeta a lo digital, Ermo demuestran que su experimentación resulta de lo más acertada. A bien seguro se encargarán de clausurar el festival con un directo de lo más agresivo donde no faltaran los graves bien marcados.

 

Frankie Cosmos

Hace tiempo que Frankie Cosmos nos ganó el corazón a base de una enorme naturalidad y capacidad para descubrir los sentimientos humanos más comunes de una forma totalmente simplificada. Los trabajos han ido pasando y la artista ha continuado con el mismo espíritu Lo-Fi de sus inicios, facturando canciones breves y concisas, donde siempre la melodía resulta de lo más tarareable. Su nueva referencia titulada Vessel quizás encierra un tono menos vitalista, pero nos vuelve a dejar con momentos de brillantez plena y el encanto de las cosas sencillas. En definitiva, la mejor muestra posible de cómo simplificar las canciones resulta siempre la mejor opción si las ideas son buenas.

 

Japanese Breakfast

Michelle Zauner ha regresado con su segundo trabajo en dos años, reforzando aún más los matices bien definidos de su debut sin dejar pasar por alto una visión más espacial de sus composiciones. Afrontando la mayoría de los temas de forma hipnótica, echando mano de recursos de dream pop que disuelve a merced de un ruido de lo más aliviador, nos encontramos ante una propuesta que siempre busca la sorpresa y acaba atrapándonos de forma cíclica en elementos planteados. Como si se tratase de una buena banda sonora en la que cada detalle conduce hacia otro nuevo, las canciones de este Soft Sounds from Another Planet son capaces de crear ambientes de lo más misteriosos pero siempre con un apartado cristalino y resolutivo que marca las diferencias.

 

Kevin Morby

Sin apenas un respiro en su frenética carrera, Kevin Morby regresó el año pasado con su cuarto trabajo, volviendo a dar señas de una madurez envidiable que lo ha convertido en todo un clásico contemporáneo. Si con Singing Saw alcanzó un reconocimiento unánime a base de combinar su faceta más reposada con los momentos de tensión recogidos magistralmente en temas como ‘I’ve Been to the Mounraint’, en este City Music podríamos decir que el músico juega en cierta medida con la misma baraja, completando el perfecto espectro temático que lo ha llevado desde sus orígenes con Woods y The Babies hasta alcanzar esta gran carrera en solitario. Este no es el primer trabajo en el que Kevin encuentra inspiración en las grandes urbes, ya que su debut Harlem River también sostenía los recuerdos vividos en la ciudad de Nueva York, estando en aquel entonces ante un gran manto de nostalgia por tiempos recientes.

 

Lucy Dacus

La joven Lucy Dacus se ha reafirmado con su segundo LP Historian como una de las voces de la nueva canción americana más potentes, logrando una marcada personalidad en sus temas que siempre llega a través de las modulaciones de intensidad exhibidas en sus canciones. Con un corazón que en muchos casos resulta de lo más pop, ha encontrado una banda a su medida con la que sacar a relucir esos momentos tormentosos en sus temas, exhibiendo una completa sinceridad en sus temas. Los fragmentos de temas como ‘PThe Shell ‘Body to Flame’ son capaces de hacer llorar a cualquier en cuanto te introduces un poco en ellos, emergiendo en todo momento de una forma poderosa para sobreponerse a todas esas situaciones de rupturas emocionales.

 

Marlon Williams

Marlon Williams va camino de convertirse en un clásico instantáneo, no solo por las sonoridades de crooner en las que se mueven sus canciones, sino también por definir completamente su estilo en su segundo LP titulado Make Way For Love. Si en su debut homónimo nos encontramos con grandes canciones que se adentraban desde un apartado folk con querencia por la americana más vitalista hasta la canción de autor compungido, en este segundo trabajo las piezas encajan mucho mejor, moviéndose por el segundo apartado y notando lo cómodo que se encuentra en él. Seguramente este factor de diferenciación, el de no encontrarnos alguna guitarra que sobresalga más allá del bonito entumecimiento al que someten las canciones, sea un factor importante para sentir que la evolución del neozelandés se ha producido por el camino correcto.

 

Shame

Shame son la formación londinense más joven en trascender de la escena asociada al punk rock, presentándonos un trabajo de lo más frenético y muy bien trenzado entorno a una vertiente juvenil comprometida con los problemas sociales.  Logrando unas canciones críticas pero con mucho de historias personales enrevesadas y de perdición, en su disco debut Songs of Praise, la formación sabe muy bien cómo encontrar el tono visceral y áspero, muy al estilo de sus antiguos compañeros de local Fat White Family. Sin embargo lo de Shame no sigue los mismos patrones estéticos ni excéntricos, sino que más bien se sitúan en un plano que mira hacia los 70 británicos y la oleada post punk más férrea al estilo de The Fall.

 

Slowdive

Nunca un regreso fue tan bueno y casi superior a lo que mostraron hace más de dos décadas. Algo así es lo que les ha ocurrido a Slowdive con su LP homónimo publicado el año pasado. Toda la delicadeza, parte de misterio y encanto por sacar siempre tonalidades brillantes entre las tinieblas ha permanecido en esta nueva entrega, al mismo tiempo de mostrar un lado realmente inspirador. Algunas canciones como es el caso de ‘Sugar for the Pill’ o ‘No Longer Making Time’ suponen auténticas joyas para degustarlas en la intimidad y dejándose llevar a través de todos los matices que encierran. Un espacio donde la ensoñación se acaba sobreponiendo a los miedos para hacernos sentir que estamos más vivos que nunca.

 

Surma

Resulta fascinante comprobar como la artista de Leiria ha crecido tanto a lo largo de muy poco tiempo. Lo que ha logrado en su LP debut solo está a la altura de muy pocos, integrando a la perfección estructuras de un pop cristalino junto con una electrónica de lo más liviana pero con sus precisas dosis para lograr el armazón de los temas. La forma en la que logra integrar las cajas de ritmos con las melodías de lo más evasivas y relacionadas con el dream pop resulta de lo más interesante en base a la gran cantidad de capas que sustenta. En definitiva, estamos ante uno de esos trabajos que impresionan a la primera y captura tu atención en todas las direcciones que expone.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *