Especial

Los 10 conciertos del Primavera Sound 2019 que no deberías perderte

Por -

A menos de cuatro meses para la celebración del Primavera Sound, nos ponemos en serio a repasar el cartel para averiguar cuáles son las bandas que realmente nos vuelven locos. Una vez hemos sabido cómo valorar de forma precisa los grandes nombres del cartel, llega el momento más apetecible de todo el festival cómo es explorar todas las bandas del cartel. De este modo nos hemos llevado alguna sorpresa recordando a algún nombre que quedó sepultado por la avalancha de bandas que llegaron en tan solo un día del pasado mes de diciembre. Intentando obviar, en cierta medida, el excitante componente de divas pop que tiene el cartel, algo que creemos que es el atractivo que resalta por encima del resto (junto al regreso de Stereolab, claro), nos ponemos a seleccionar a aquellas bandas que no nos perderíamos por nada del mundo. Con la máxima premisa de nuestros gustos musicales por bandera y sin ningún otro tipo de criterio en la selección, os dejamos con 10 de los conciertos que más esperamos en la próxima edición del festival barcelonés.

 

Alice Phoebe Lou

La sudafricana representa a la perfección la nueva generación de voces femeninas a las que no les hace falta un gran acompañamiento para poder plasmar sus perspectivas vitales y que calen de lo más hondo. A lo largo de sus diversas referencias nos ha demostrado cómo es posible escapar al folk más tradicional haciendo precisamente uso de los elementos que aparecen en él. Todo ello lo logra a partir de una fortaleza de lo más palpable en cada tema, representando muy bien aquello de sentirse una misma la gran protagonista de sus canciones. Con un nuevo trabajo en camino donde todo parece que va a tomar aún más altos vuelos gracias a un giro hacia la canción más intimista pero al mismo tiempo desgarradora, Alice Phoebe Lou va camino de alcanzar el estatus de figuras esenciales como Angel Olsen.

 

Bakar

¿Os acordáis de aquellos buenos discos de todas aquellas bandas de la ola rockera británica que despuntaron a partir del 2004? Ahora mismo seguramente todas esas formaciones al estilo de Bloc Party o The View han acabado cayendo en una parodia de sí mismos o directamente en la intrascendencia. Pues bien, la música de Bakar viene a reivindicar en parte esa herencia, contextualizándola y actualizándola en los tiempos actuales a base de matices R&B y hip hop de lo más altivos. Algo así como si Ivan Marshall hubiese nacido unos 10 años antes y se hubiese empapado de esa juventud enfermiza por las melodías de guitarras tan huidizas como poderosas, despojándose de toda la nostalgia que ahora los ya casi treintañeros sienten escuchando a The Cribs. De todo esto y más es capaz Bakar, encontrándonos ante un artista tan apegado al mundo urbano como a la ya mencionada oleada de los dos miles.

 

The Beths

El pop rock de guitarras rugientes y siempre bien guiado por la brillantez melódica nunca morirá. Los neozelandeses The Beths nos lo recuerdan a las mil maravillas a través de su LP debut Future Hates Me, publicado el año pasado. En él nos vamos he encontrar la ironía precisa para afrontar esas etapas de la vida que vienen plagadas de infortunios, del mismo modo que aparece una gran capacidad para sacarse la rabia de encima y transformarla en estribillos tan perfectos como los de ‘Uptown Girls’. Con tan solo escucha podemos asegurar que The Beths lo tienen todo para convertirse en la banda favorita del cartel para los amantes de Sleater-Kinney, solo que en este caso todo toma unas directrices más pop y menos punk, ganando todo en efervescencia y pegada.

 

Built to Spill

Ya va siendo hora de que se reconozca como bien merece la importancia de Built to Spill en el desarrollo del rock alternativo norteamericano de los 90. Siempre queda esa sensación de que Dinosaur Jr. y Pavement representaron las dos máximas corrientes en cuanto a los sonidos guitarreros, sin embargo la personalidad de Doug Martsch a la hora de conseguir unas canciones que siempre nos acaban provocando la lagrimilla resulta innegable. Los años han pasado y han sabido mantener el tipo, o incluso subir el listón, con cada trabajo que pasada. Buena muestra es su imprescindible Untethered Moon, publicado en el 2015 y con capacidad para cortar el tiempo como si fuese mantequilla. Al Primavera Sound llegarán repasando entre otros temas los pertenecientes a la que es considerada Keep It Like a Secret, una de sus grandes joyas que este año cumple su vigésimo aniversario.

 

Drab Majesty

DeMure y Mona D han sabido muy bien como forjar una banda con una gran personalidad sin renunciar a influencias tan manidas a estas alturas como son el post punk o la new wave. Logrando esconderse perfectamente detrás de unos personajes de lo más retrofuturistas, sus composiciones se balancean a la perfección entre el punto de accesibilidad entre lo brumoso de sus atmósferas junto a las estampas más sombrías pero reveladoras. Estamos por lo tanto ante una de esas bandas capaces de conducirte hacia su territorio de una forma de lo más sigilosa y extrañamente atractiva, recurriendo a juegos lúgubres de voces o cajas de ritmos de lo más secantes. Todo un ejercicio relacionado con meterse de lleno en unas canciones y una estética muy concreta donde al final nada es lo que parece.

 

Efrim Manuel Menuck

Que bien nos sienta en muchas ocasiones aquel ruido que siempre juega con las sensaciones de opresión y liberación constante. Esto es en lo que se basa el canadiense Efrim Manuel Menuck, ofreciendo de forma constante en sus composiciones estas dos pulsiones, enmascarándolas entre manojos de guitarras que poco a poco parecen despertar de un largo letargo. Formando parte de formaciones tan esenciales como Godspeed You! Black Emperor y Thee Silver Mt. Zion Memorial Orchestra, su carrera en solitaria se encuentra enmarcada por un mayor control sobre los momentos de catarsis en sus composiciones, al mismo tiempo de sacar a relucir una cara más ácida, relacionada con el rock progresivo más enmarañado y con algún que otro atisbo épico.

 

Haru Nemuri

La artista japonesa ha sido capaz de romper cualquier molde y barrera en su país de origen a base de combinar lo efervescente del j-pop con las precisas dosis de ruido necesarias para ofrecer un estado de agitación permanente. Así es como su primer LP Harutosyura ofrece buenas dosis de romper con todo lo tedioso del día a día sin perder un espíritu combativo muy bien expresado en cada tema. Así es como ese tono en todo momento acelerado da paso a un trasfondo de lo más liberador, demostrando como la imagen de fragilidad y ternura del j-pop se puede romper para dar rienda suelta a algo mucho más punk. No en vano el crítico musical y youtuber The Needle Drop fijó pronto sus ojos en ella para dar el gran salto a nivel mundial y trasladar todo lo novedoso de sus temas al resto del mundo.

 

Hatchie

La australiana Harriette Pilbeam representa a las mil maravillas como los viejos principios de la industria musical han muerto. Con tan solo un EP ya se ha recorrido medio mundo ofreciendo multitud de conciertos donde despliega un formato pop de altos vuelos. Representando muy bien lo inútiles que son las etiquetas en el mundo del pop, Hatchie ha sido capaz de lograr una primera referencia plagadas de letras de lo más personales, donde lo que siempre acaba primando es el crecimiento personal y el dejar atrás todas esas situaciones relacionadas con sentirse entre la espada y la pared. Para ello echa mano de las perfecta combinación entre guitarras edulcoradas y unos sintetizadores que sin tener el protagonismo, apuntillan las canciones hacia un cierto baile moderado que acaba por resultar irresistible.

 

Lizzo

Nos encanta cuando dentro del cartel del festival barcelonés nos encontramos con bandas capaces de meterte de lleno en su propuesta, contagiándote de lleno el motivo que les impulsa a componer sus canciones. Este es el caso de la rapera estadounidense Lizzo, una figura esencial para entender fenómenos de artistas como Princess Nokia y todo lo que ha supuesto no solo a nivel musical sino también como reivindicación social. Su segundo LP Big GRRRL Small World representa en cada instante una gran explosividad a la hora de soltar bases frenéticas, donde cada estrofa se encuentra dirigida al centro de la diana. Sin lugar a dudas este año el cartel del Primavera lanza un claro mensaje de empoderamiento femenino, encontrándonos en Lizzo una de sus máximas exponentes.

 

Tomberlin

Siempre resulta de lo más inexplicable esa sensación que aparece a la hora de escuchar un por primera vez un proyecto cercano al bedroom pop y caer rendido ante la calidez de sus canciones. Esto es lo que ocurre cuando escuchamos los temas de Sarah Beth al frente de Tomberlin, desprendiendo esa aura de delicadeza máxima a la hora de no pasar ningún detalle por alto en la descripción de los estados de ánimo. Su primer LP titulado At Weddings ha contado con la colaboración del mismísimo Owen Pallett, redondeando aún más unos temas que se mantienen a flote del mismo modo que la llama de una vela inapagable frente a los constantes portazos. Mostrándonos una visión incluso más desnuda de ese formato de folk pop que Joni Mitchell popularizó, Sarah tiene un gran futuro por delante.

 

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *