Especial

Los 10 conciertos del Mad Cool Festival 2019 que no deberías perderte

Por -

Una nueva edición del Mad Cool se encuentra a la vuelta de la esquina. En esta ocasión el festival ha decidido reforzar su apuesta añadiendo un nuevo día de festival que servirá como la perfecta fiesta con las que dar inicio a sus tres jornadas centrales, todas ellas cargadas de nombres interesantes en todas las líneas del cartel. Debido a ello, hemos intentado seleccionar un conjunto de artistas que creemos que pueden dar la campanada sin figurar en las primeras líneas del cartel, demostrando de esta forma que el festival se encuentra bien construido por los cimientos. Basándonos exclusivamente en nuestros gustos musicales, os presentamos una serie de artistas que os recomendamos no perderos en la próxima edición del festival madrileño.

 

Black Midi

Los británicos Black Midi siguen mostrándose como una de las bandas más interesantes de la actualidad entorno al rock experimental y de matices arty. Con una trayectoria de lo más DIY su gran salto cada vez está más próximo, fichando por Rough Trade pero aún sin anunciar fecha para su disco debut. Tampoco es que les haga mucha falta, ya que su forma de trabajar, siempre saltándose cualquier tipo de anuncio mediático, les ha llevado a alcanzar altas cotas como una gira por Europa y Estados Unidos este verano. Lo cierto es que todo lo que hacen resulta de lo más excitante, tanto en su cara más misteriosa como nos demostraron con su anterior single, como en una vertiente más accesible que llega gracias a ‘Talking Heads’. En esta sorpresiva canción nos encontramos ante una vertiente más desconocida del grupo, ciñéndose más que nunca a un lado rítmico y menos ruidoso, pero donde también acaba haciendo acto de presencia sus inconfundibles cambios de tempos y esa sensación de permanecer siempre a la defensiva.

 

Foxing

La formación de St. Lois lleva unos cuantos años moviéndose en esa fina línea que separa el rock más despiadado de la canción más virulenta que gira hacia el emo. A través de estas señas de identidad de lo más marcadas, la banda ha construido un discurso de lo más sólido, intentando recoger un completo manto de sentimientos agónicos dentro de sus temas y evidenciando la necesidad de tratar todos esos temas que destruyen a uno por dentro. En su más reciente trabajo Nearer My God, el grupo demuestra toda su versatilidad a la hora de jugar con un sonido afiliado, siendo conscientes de que también es muy necesario adentrarse en espirales instrumentales para que las canciones acaben por ser totalmente redondas. En definitiva, uno de esos grupos capaces de poner a todo el mundo los puntos sobre las íes y encontrar la terapia perfecta en sus melodías.

 

Kokoshca

Kokoshca siguen avanzando con un nuevo trabajo El Mal (Sonido Muchacho, 2018) en el que reflejan una absoluta madurez, logrando un disco cuyas canciones se encuentran totalmente cohesionadas entre sí, no a modo de historia que transcurre de principio a final, sino como una obra llena de actitudes vitales, reivindicaciones de corte político de lo más analíticas y por supuesto su poso tan romántico como fatídico. De este modo esta nueva entrega cuenta con las múltiples caras del grupo, más revueltas que nunca y al mismo tiempo más asentadas, abarcando desde la capacidad para helar la sangre hasta el canto más optimista que en esta ocasión no se encuentra aferrado al fervor de la noche. Por lo tanto podríamos decir que han logrado un trabajo donde la lírica cala más que nunca, esmerándose en ofrecer el reflejo más fiel posible del lado más agridulce de la vida, ya que la mayoría de los temas siempre se mueven en ese filo de los recuerdos que acaban por originar sentimientos encontrados.

 

La Dispute

Los años pasan pero La Dispute siguen permaneciendo fieles a sus ideales sonoros. Creciendo al calor del post hardcore, el estatus de la banda ha ido creciendo considerablemente hasta alcanzar altas cotas dentro de un nivel de perfección que rozan muy pocos. Comedidos y siempre sobrios, el grupo es consciente de que sus canciones necesitan una digestión prolongada, procurando que todos los bordes resulten redondeados para que el impacto no sea muy grande. Su más reciente referencia titulada Panorama se mueve más que nunca en esas situaciones donde el nudo en la garganta parece casi insostenible, a la par de sumirse en un apartado ambiental de lo más orgánico donde cada fragmento tiene una importancia capital.

 

Lala Lala

Lillie West es una de esas voces que representa muy bien el camino del pop guitarrero actual en Norteamérica. A lo largo de sus dos trabajos ha encontrado el punto preciso a la hora de combinar un cierto apartado Lo-Fi junto con una vertiente de lo más brillante asociada a los arreglos presentes en las canciones. De esta forma la vía de escapatoria descrita en sus temas resulta totalmente honesta, tratando temas post juveniles de gran calado del mismo modo que sus episodios personales más dramáticos. Esta es una constante que sale a relucir también en los momentos más crudos como los presentes en ‘I Get Cut’, una de las canciones más identificativas de su último trabajo donde explora al máximo esa necesidad de conducirlo todo por una vía más garagera y totalmente liberadora.

 

Parquet Courts

La formación estadounidense regresa al BBK sin perder sus señas de identidad que tanto han calado dentro del género garagero más esquivo y experimental. Sin lugar a dudas la banda de A. Savage ha sabido labrarse un camino de lo más particular, consiguiendo deformar sus canciones y hacer cosas que no esperamos de ellos. Buena muestra fue su último trabajo en solitario hasta la fecha Human Performance, donde sometieron las canciones a un espíritu punk intrínseco, sin generar gran ruido pero sí destilando gran intensidad. Su próximo trabajo que ya está en camino y que llevará por título Wide Awake! supondrá otra vuelta más de tuerca entorno a la capacidad de desvestir sonidos, quedarse con lo esencial e ir directos a un apartado de voces desbocadas y guitarras que suenan sin ningún efecto de pedal.

 

Pip Blom

La formación holandesa se ha convertido en una de las grandes revelaciones del pop rock más ligero en Europa. Con una naturalidad pasmosa y la sensación de estar ante uno de esos grupos tremendamente inspirados a la hora de mezclar melodía y cierto punto de ruido, sus cartas de presentación en forma de singles desvelados durante el año pasado y este han resultado de lo más adictivos. De esta forma canciones como ‘Daddy Issues’ contiene la cierta dosis pegajosa para que la melodía no salga de tu cabeza, al mismo tiempo de saber muy bien como sacudir la energía necesaria en el momento preciso. Por todo ello su LP debut titulado Boat y que verá la luz el 31 de mayo, se encuentra dentro de esa lista de álbumes que tienen toda la pinta de dar la campanada y ser la revelación en las listas de lo mejor del año.

 

Rolling Blackouts Coastal Fever

La formación australiana está de regreso con su tercera referencia, la primera que podríamos considerarla como un LP, ya que en anteriores entregas se habían limitado a un conjunto de 7 temas. Sea como sea, lo que está claro es que en este Hope Downs han dado un paso adelante por reafirmar su sonido y el carácter encerrado en sus temas. Si anteriores entregas habían dado forma a un jangle pop directo, completamente guitarrero y en ciertas ocasiones con un descaro propio de la canción americana más sureña, en esta nueva referencia saltan a un lado más relacionado con la forma en la que Beat Happening imprimen ritmo a sus temas, logrando pequeñas aceleraciones en cada una de las abundantes melodías de guitarra que conviven en los temas.

 

Valeras

El Reino Unido siempre nos ha proporcionado grandes bandas que se mueven entorno a un rock con una vocación melódica muy fuerte a la par de saber cómo exprimir una vena más acelerada y relacionada con el garage. Este es el caso de Valeras, una joven formación de Reading que parecen tener las ideas muy claras, dando cabida en sus composiciones a estribillos de lo más pronunciados, intentando conservar en todo momento un cierto punto de sombra con el que lanzarse de llenas hacia un apartado más demoledor. Sin noticias de cuándo llegará su primera referencia pero sí con coordenadas precisas gracias a sus numerosos singles e incluso un EP, está claro que el grupo se encuentra a punto de despegar hacia algo mucho más grande, habiéndose recorrido ya una buena parte de su país.

Viagra Boys

Los suecos Viagra Boys son una de esas bandas de garage que no tienen ningún tipo de pudor a la hora de mostrar sus influencias y dejarse llevar hacia un lado de lo más salvaje. Con su LP debut Street Worms, publicado el año pasado, lograron centrar todos los focos en el carácter voraz de su música, siendo conscientes de cómo es posible alcanzar un apartado de lo más desgarrador manteniendo intactas sus señas de identidad. Debido a ello, la crudeza toma sus composiciones de lleno, logrando al mismo tiempo unos cambios de ritmo de lo más endiablados, donde todo parece que se va a desbocar de un momento a otro pero enderezando siempre sus temas para que la energía presente no se acaba de disipar sin apenas enterarnos.

 

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *