Especial

Los 10 conciertos del FIB que no deberías perderte

Por -

Un año más el FIB se antoja como el festival veraniego por excelencia del Mediterráneo. Encontrando una vez más el equilibrio entre artistas internacionales y nacionales, el cartel presentado se antoja de lo más completo en todas sus líneas. Desde nombres con gran poder de convocatoria como es el caso de Lana del Rey, hasta una serie de grupos como Cherry Glazerr o Yellow Days que están marcados a encabezar nuevas generaciones de artistas en sus respectivos géneros. Adaptándose también a los tiempos a través de formaciones que apuntan hacia una dirección en constante ebullición como es la propia del rap, sin lugar a dudas nos encontramos ante un festival que siempre sabe muy bien como centrar sus focos en absolutamente todas las bandas del cartel, logrando que cada una tenga un protagonismo especial. Basándonos a través de nuestros gustos musicales, os dejamos con una selección de artistas que no pensamos perdernos en la próxima edición del festival.

 

Black Lips

Resulta siempre todo un placer que los Black Lips se pasen por nuestro país, sea con la excusa o no de presentar nuevo trabajo. En esta ocasión es el segundo motivo, ya que hace un par de años publicaron Satan’s Graffiti Or God’s Art?, un disco que los volvía a reafirmar como la banda capital del garage evolutivo pero que conserva toda la suciedad en su propuesta. En un trabajo de 18 temas, que aunque bien es cierto contenía algún que otro interludio, los de Atlanta se lucieron a la hora de mostrar todo el siniestro gamberrismo que los caracteriza, al mismo tiempo de mostrar su lada más inspirada y al mismo tiempo resacosa en canciones como ‘Crystal Night’. La sensación de que la formación siempre tiene buenas ideas, estén o no relacionadas con crear estruendo, es una constante en este trabajo. Desde la forma de ahogar sus penas en alcohol con la tabernaria y sureña ‘Wayne’, hasta el duelo de pistolas de ‘Squatting in Heaven’ dónde sacan a relucir su cara más art punk. En definitiva, un disco a la altura de una trayectoria que también se escribe en sus directos.

 

Bifannah

Los vigueses Bifannah representan muy bien aquello de heredar unas influencias muy marcadas para acabar contextualizándolas y deformándolas a su antojo. Esto es lo que nos encontramos en su homónimo debut EP y en su LP debut titulado Maresia (The John Colby Sect, 2017), reflejando unas canciones que viajan hacia ese lado del pop psicodélico sesentero donde todo parece desgastado por el sol. Ese viaje temporal se traduce en la propia forma de tratar el sonido, convirtiéndolo al mismo tiempo en algo incluso exótico a través de la adicción de vientos o unos teclados muy perennes. De este modo nos ponen en la cabeza aquellas bandas que sin quererlo revindican una actitud comprometida con todo lo que supuso la eclosión psicodélica, como bien puede ser el caso de Allah-Las, Jacco Gardner o Levitation Room. Sin embargo Bifannah se mueven en ambientes donde las dinámicas son mucho más importantes a la hora de aportar la expresividad y énfasis correctos a los temas, ya que en ningún momento adoptan una actitud cabizbaja ni plomiza, sino que son capaces de sacar a flote los temas a base de un sonido de lo más brillante en todo momento.

 

Carolina Durante

Carolina Durante han sabido muy bien como marcar los tempos dentro de toda la vorágine en la que se han visto inmersos en poco más de este último año. Por ello han esperado hasta llegar el momento preciso para tener un LP de lo más sólido con el que respaldar su buen bagaje recogido en los diversos EPs y singles mostrados hasta la fecha. Todo esto ha propiciado que el fenómeno logrado por el grupo no se haya logrado disipar con el paso de los meses sino todo lo contrario, demostrando una personalidad capaz de conectar con un público joven de lo más variado. Después de todo lo que les hemos escuchado hasta el momento, incluido este LP debut, resulta bastante absurdo entrar en el debate de las influencias, ya que sin lugar a dudas la mayor influencia del grupo es sus vivencias inmediatas de corte generacional y entresijos asociados a todo lo que dan de sí las noches. Alcanzando un lenguaje de lo más llano, pero que al mismo tiempo sabe cómo reflejar de una forma pasional todos los conflictos tanto interiores como los relacionados con el entorno, Carolina Durante logran plasmar el reflejo de una generación sin necesidad de hablar de ella misma.

 

Cherry Glazerr

Cherry Glazerr siguen creciendo a la par de postularse como una de las bandas de rock norteamericano más polifacéticas y esenciales del panorama actual. Todo ello llega en base al trabajo de una Clementine Creevy que ha sus 22 años ha facturado ya cuatro discos con la banda, demostrando mucho carácter a la hora de encontrar los caminos acertados por los que dirigir al grupo. Con un proyecto donde siempre ha destacado la aguda voz de la artista, más acostada a géneros como podría ser el dream pop, siempre ha existido ese buen contraste entre las guitarras que se mueven por los terrenos del rock más etéreo sin esconder en ningún momento una buena herencia del explosivo formato punk que formaciones como White Lung siempre han exhibido. Así es como en todo momento han sabido no dejarse llevar hacia la cara más agónica de sus composiciones, encontrando el punto perfecto entre el grito sentimental y esos momentos de rutilancia bien representando en el torrente guitarrero.

 

Disco Las Palmeras!

La formación de origen gallego Disco Las Palmeras! ha logrado una auténtica reinvención en su cuarto trabajo titulado Cálida (Sonido Muchacho, 2018), situándose justamente en un nuevo apartado que permite reconocer los pasos dados a lo largo de su trayectoria pero que apuesta de lleno por una cara mucho más pop. Si con su anterior trabajo Asfixia, se sumergieron de la mejor forma posible en un shoegaze voraz, que a su vez se superponía a toda la rutilancia exhibida en sus dos primeros discos, en esta ocasión han decidido que lo mejor es oxigenar los temas y mostrar nuevos contrastes entre ellos. Seguramente parte de este nuevo giro también tenga que ver con la grabación efectuada al lado del productor Erik Wofford (Explosions in the Sky, the Black Angels) el pasado verano en Austin, logrando sacar unos matices más precisos y haciendo que incluso las guitarras que apuntan en la dirección más resonante puedan tener un mayor protagonismo melódico.

 

Ezra Furman

Ezra Furman está de regreso ante de lo que nos pensábamos, mostrándonos una vez más su particular rabieta punk tan necesaria en los tiempos que corren. De esta forma el próximo 30 de agosto verá la luz a través de Bella Union Twelve Nudes, un trabajo que supondrá la continuación de Transangelic Exodus, disco que publicó y presentó el año pasado en el Primavera Sound. Resulta de lo más ilusionante como parece que el norteamericano ha dado definitivamente el salto hacia un público mayor, portando importantes mensajes sobre el mundo queer a la par de participar en la banda sonora de la popular serie de Netflix Sex Education. Como aperitivo de todo lo que está por llegar, ya podemos escuchar ‘Calm Down AKA I Should Not Be Alone’, el primer adelanto de este trabajo donde el músico saca a relucir un lado más agresivo que al que nos tenía acostumbrados últimamente, reflejando como el tiempo no frena su cara más aguerrida.

 

Fontaines D.C.

Cada vez resulta más difícil destacar en terrenos de un género como es el post punk, donde la moda del revival parece más que viva en nuestros días. Pues bien, Fontaines D.C. sin lugar a dudas son una de esas formaciones que ha encontrado un camino de lo más particular, moviéndose con una particular oscuridad a la par de saber muy bien cómo lograr que su propuesta suene de lo más sobria en todo momento. Solo así es posible lograr un trabajo como Dogrel, sintiendo muy de cerca como su capacidad para sacar matices precisos de sus guitarras resulta de gran valor. A lo largo de estas composiciones el grupo nos muestra auténticos torbellinos sonoros muy bien aderezados con situaciones donde un mayor carácter recitado hace acto de presencia, alcanzando un semblante de lo más serio y solemne en todo momento. Consolidándose definitivamente en el circuito europeo, ahora llega el momento en el que los irlandeses impongan su reinado.

 

Gus Dapperton

El norteamericano Gus Dapperton encabeza la nueva generación de jóvenes capaces de trascender en el mundo pop con ideas basadas en las experiencias más cotidianas pero transformadas en hechos que acaban por tornarse de lo más singulares. En el poco más de un año de trayectoria del músico, nos hemos encontrado con unos cuantos singles, dos EPs y un LP que justifican de buena forma el crecimiento mediático que ha ido experimentando de forma acelerada, encontrándonos con unas canciones que ponen la vista en el synth pop ochentero pero revistiéndolo todo de una capa mucho más cálida. Sus poses de freak y estética muy asociada a la década mencionada anteriormente, constituyen unos rasgos característicos ideales para acompañar a sus canciones, divagando de este modo entre unas melodías que difuminan la barrera entre el R&B más apegado a los géneros urbanos. Así es como en su LP debut Where Polly People go to Read logra unas canciones que poseen un carácter más espiritual sin olvidar el frenesí sintético que no deja de revestir un tratamiento puramente Lo-Fi de todo lo que acompaña a sus temas.

 

Kokoshca

Kokoshca siguen avanzando con un nuevo trabajo El Mal (Sonido Muchacho, 2018) en el que reflejan una absoluta madurez, logrando un disco cuyas canciones se encuentran totalmente cohesionadas entre sí, no a modo de historia que transcurre de principio a final, sino como una obra llena de actitudes vitales, reivindicaciones de corte político de lo más analíticas y por supuesto su poso tan romántico como fatídico. De este modo esta nueva entrega cuenta con las múltiples caras del grupo, más revueltas que nunca y al mismo tiempo más asentadas, abarcando desde la capacidad para helar la sangre hasta el canto más optimista que en esta ocasión no se encuentra aferrado al fervor de la noche. Por lo tanto podríamos decir que han logrado un trabajo donde la lírica cala más que nunca, esmerándose en ofrecer el reflejo más fiel posible del lado más agridulce de la vida, ya que la mayoría de los temas siempre se mueven en ese filo de los recuerdos que acaban por originar sentimientos encontrados.

 

Yellow Days

El proyecto personal del joven George Van Den Broek va camino de convertirse en una auténtica referencia del soul más apegado a las características Lo-Fi más encantadoras. Con su LP debut titulado Is Everything Ok in your World?, el músico ha realizado un perfecto ejercicio de cómo dejar que su voz con aroma clásico tomase el protagonismo para empezar a divagar a través de unos teclados llevados incluso hasta el sonido dixie. Aguantando en todo el momento el peso de los temas, sin que estos lleguen a eclosionar por completo, el carácter comedido encerrado en su música sirve para que el clímax hipnótico no decaiga en ningún momento. Al igual que ocurriese con otros talentos en su momento como King Krule, estamos convencidos que lo de Yellow Days también llegará muy lejos.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *