Especial

Los 10 artistas revelación de la próxima edición del Primavera Sound

Por -

Si por algo ha destacado siempre el cartel del Primavera Sound es por tener la oportunidad de acercar a nuestro país bandas de lo más emergentes y transgresoras que en otras circunstancias no veríamos por aquí. Esta edición no iba a ser una excepción, encontrándonos seguramente ante la letra pequeña más multicultural de sus últimas ediciones. Sintiendo muy de cerca como el camino abierto el año pasado dentro de los sonidos latinos está para quedarse, las propuestas más desconocidas del festival se extienden desde el j punk más destructivo hasta el trap con gran mensaje social. Toda una exhibición de cómo abarcar el espectro musical más pujante, intentando no dejarte nada en el camino. Debido a ello, nos hemos puesto manos a la obra a la hora de escoger 10 formaciones que creemos que van a ser las grandes revelaciones del festival.

Automatic (jueves 4 de junio)

La banda de Los Ángeles nos sorprendió el año pasado con su LP debut Signal, dando rienda suelta a unos sonidos relacionados con la new wave donde también se deja filtrar la elegancia psicodélica un tanto yé-yé. Así es como sus canciones resultan totalmente electrizantes y con un punto de nerviosismo muy bien encerrados en sus sintetizadores. Sin esquivar tampoco los dictados del post punk menos invasivo, aquel donde los cambios de ritmo son frecuentes, lo de Automatic acaba por resultar una acertada muestra de canciones enfocadas a revelar tus reflexiones más desconcertantes. Todo un ejercicio de combate contra uno mismo, salir airoso en la batalla y de paso encontrar una nueva perspectiva sobre tus pensamientos intrusivos.

Beach Bunny (viernes 5)

El buen estado en el que se sigue manteniendo el power pop más aguerrido del sello Mom + Pop vuelve quedar evidente con trabajos como el de Beach Bunny, la formación de Chicago que ha publicado un radiante LP debut de melodías totalmente impetuosas. Siguiendo la tradición de bandas como Hop Along, Great Grandpa o Charly Bliss, pueden presumir de haber encontrado un claro camino dentro de las guitarras de efecto más efervescente y ese poder entusiasmante que provoca el mirar hacia una cara más punk cuando los estribillos lo requieren. Buena parte de la culpa la tiene una Lili Trifilio capaz de lograr momentos totalmente efusivos a través de su entrega, rescatando toda la banda en su conjunto esa estética universitaria un tanto estrafalaria de principios de los 2000.

Ela Minus (jueves 4 de junio)

Desde Colombia, Gabriela Jimeno ha sabido desenvolverse en aquellos terrenos donde el pop acaban abrazando la influencia techno de una forma casi imperceptible. Demostrando desde el 2015 como sus composiciones pueden mirar hacia lo etéreo y luminoso como es el caso de ‘Small Moves’, pero también hacia los ritmos más cerebrales como los encerrados en ‘Ahead’, el abanico de posibilidades logrado resulta de lo más amplio y fascinante. Integrando muy bien los sonidos de 8 bits, las cajas de ritmos más entrecortadas y los momentos de comedido éxtasis minimal, lo de Ela Minus se enmarca dentro de esas noches de fiesta donde atraviesas un montón de situaciones hasta encontrarte en un ambiente totalmente reconfortante.

Faye Webster (jueves 4 de junio)

A pesar de su corta edad, Faye Webster ya ha tenido tiempo de hacer un montón de cosas en el mundo de la música y todas ellas muy bien. Con tres LPs en su haber, ha sabido como remover los esquemas propios de la canción americana hasta acercarse a un pop metamórfico que conserva al mismo tiempo una gran calidez. A través de una instrumentación sobria sobre la que poder ir divagando a través de los problemas cotidianos y sentimentales, Faye es capaz de reflejar momentos donde todo parece que se hunde como es el caso de ‘Hurts Me Too’ con una honestidad brutal. Compartiendo de este modo su intimidad de una forma envidiable, aún no nos podemos hacer una idea de cuál será su próximo camino a seguir.

Girl in Red (jueves 4 de junio)

La artista noruega comenzó en el 2018 a mostrarnos sus canciones de claro corte ambiental e intimista, encontrándonos en el pop de cámara su mejor aliado para mostrarnos los altibajos propios de esa post adolescencia que se intenta exprimir al máximo. Con el número de acordes precisos y esa languidez que acaba emocionando con cada estrofa, sus composiciones poseen un gran efecto hipnótico con el que sentir como sus construcciones cíclicas no siempre se perciben como tal. En su más reciente EP Chapter 2, ha logrado incorporar un mayor abanico de efectos para dirigirse hacia lo atmosférico de una forma más enérgica y demostrarnos como es capaz de conectar una vez más en las distancias cortas sin darnos cuenta.

Killavesi (jueves 4 de junio)

Desde Chicago, Killavesi lleva más de cinco años bombardeándonos con sus certeros temas sobre como el rap puede ser la mejor escapatoria frente a todos los problemas que se te acumulan. Ganándose cada vez un hueco más importante dentro del panorama estadounidense, sus trabajos siempre buscan crear el impacto preciso y cuestionar los sistemas de poder más férreos. Buena muestra de ello resulta su más reciente American Idol publicado el año pasado, abriendo la puerta a unas bases más oscuras, retorcidas y con ese poder de acompañarlo todo de una forma más combativa. Una artista todoterreno que no se amolda en ningún momento a las tendencias propias del género sino que intenta remover sus propias influencias.

Lila Tequila (jueves 4 de junio)

Afincada en California, Lila Tequila representa esa cara del trap que refleja todos los recovecos de una sociedad esclavizada por el sexo y dinero. Su hiperactividad en Soundcloud en estos últimos dos años ha desembocado en su primer trabajo Mona Lisa, sabiendo muy bien cómo dar rienda suelta a un reggaeton agresivo, de ritmos cortantes y con ese carácter altivo que tan bien combina con sus letras. Demostrando una vez más su talento a la hora de quitar las máscaras al personal en cada una de sus estrofas, es capaz de poner en jaque las actitudes más hipócritas y brillar sobremanera. Toda una combinación tan explosiva como la bebida de la que toma nombre, escupiéndotela a la cara y continuando con lo suyo como si nada.

 

Oklou (jueves 4 de junio)

La artista francesa poco a poco ha ido zafándose del halo misterioso que la envolvía, dando el gran salto hacia un tipo de pop electrónico que juguetea con las melodías más siniestras que se puede encontrar en la radiofórmula. Incorporando a su propuesta influencias propias del R&B más secuencial o incluso de los ritmos trap menos esquivos, Oklou prefiere no ceñirse a ningún género en concreto. Demostrando la importancia que tiene la electrónica más comedida en sus composiciones, todo lo que nos ha entregado hasta el momento se enmarca dentro de esa necesidad de ir desvelando escenas totalmente sugestivas con las que indagar un poco más si cabe en aquellos misterios que entrañan sentimientos no tan lejanos entre sí como pueden ser el miedo y el amor.

Otoboke Beaver (jueves 4 de junio)

En toda edición del Primavera Sound no podía faltar esa banda que sienta los cimientos del punk de la forma más alocada posible. Este es el caso de las japonesas Otoboke Beaaver, toda una revelación en materia de guitarras pesadas, ritmos frenéticos y voces gritonas con las que agitar al personal. Sin tomarse prácticamente un respiro a la hora de concatenar sus muros de sonido altivos, en sus canciones muestran todos sus malestares, amplificando esa necesidad de soltar todo el lastre posible en sus letras. Reflejando los efectos devastadores de la cara más deshumanizada del progreso tecnológico, lo de este cuarteto resulta toda una bofetada en la cara a todos aquellos que dicen que el punk no ha sabido adoptarse a lo contemporáneo.

Pelada (jueves 4 de junio)

El dúo colombiano-canadiense integrado por Chris Vargas y Tobias Rochman ha sabido innovar sobremanera el apartado rap latino, encontrándonos en sus letras un auténtico altavoz para denunciar comportamientos machistas y sexistas. A través de sus mensajes donde ponen en jaque todos aquellos comportamientos que implican seguir cualquier estereotipo de género, lo arrojadizo de sus temas se enfatiza gracias al buen uso de sus bases house. No en vano su primer LP cuenta como título de lo más apropiado como es Movimiento para el Cambio, sintiendo muy de cerca como las historias de Pelada resultan crudas, cercanas y con ese poder de convocatoria a la hora de despertar conciencias al mismo tiempo de entender lo necesaria que resulta la canción política.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *