Especial

Dorian Wood nos desvela sus cinco discos imprescindibles

Por -

Dorian Wood regresará el próximo mes de octubre a nuestro país para presentarnos los temas de su nuevo EP The Dirty Roof EP (Atonal Industries, 2014) que verá la luz el próximo 29 de septiembre. Un músico que provoca en el público lo que muy pocos consiguen. Una capacidad para plasmar en sus canciones un cúmulo de emociones intensas de una forma diferente y totalmente brillante. Dorian Wood es uno de esos genios que surgen en contadas ocasiones y que llevan su música al siguiente nivel. Esto es lo que ocurrió en Rattle Rattle, su último trabajo hasta la fecha. Un disco exuberante en la forma, profundo en el contenido y emocionante en lo sentimental que nos abrió los ojos ante todo esa esencia teatral que contiene su música. Profundizando un poco más en los gustos de Dorian, le hemos pedido que nos desvele cuáles son sus cinco discos imprescindibles y esto es lo que nos ha respondido.

 

Sinead O’ Connor – I Do Not Want What I Haven’t Got

Recuerdo haber comprado el cassette cuando estaba en el colegio en Costa Rica. Eramos pocos rebeldes en mi colegio, y aunque mucha de nuestra furia fue representada por la musica metal de ese entonces, siempre volvía yo al refugio de la furia callada de este disco. No existe otro que ha impactado tanto a mi vida como este disco.


 

Nina Simone – Emergency Ward!

El disco lleva solo tres canciones, y una de ellas es casi de 19 minutos: una variacion a la cancion ‘My Sweet Lord’ de George Harrison unida a un poema de protesta titulado ‘Today is a Killer’. Grabada en directo con banda y coros. El disco entero es una iglesia llena de rabia, y cubierta de cenizas y mucho, mucho sudor. De este disco cargo mis pilas y me pongo cachondo.

 

U2 – Zooropa

Antes de que se convirtieron en las mierdas perfumadas que son hoy, U2 crearon una obra maestra que siempre exisistirá entre el idolatro y la perdida de la razón. Lleva fuerte la mano dura de Brian Eno. Es un corazon en hielo que aún palpita. Un estado de coma maravilloso. Recuerdos de mota y masturbación cuando vivia en Silver Lake.

 

George Michael – Listen Without Prejudice, Vol. 1

Otro producto de la rebeldia de un artista sobrepopular. La voz de George Michael nunca ha sonado tan pura y fuerte, y estas canciones pintan cuadros muy tristes e inciertos que me llevan a mi adolesencia en Costa Rica, con un deseo de expresar mi sexualidad pero definido por la angustia de no poder hacerlo. La cancion ‘Cowboys and Angels’ necesita convertirse en un neo-clásico. Si no, me muero.

 

Joanna Newsom – Ys

El equivalente de caer en un pozo sin fin y dejar que la marea negra lo lleve a no se donde. Joanna es un talento fenomenal, y junto a Van Dyke Parks, han creado una serie de universos en donde se unen a contar la historia de Ys, el reino perdido. Recuerdo escuchando este disco en mi apartemento viejo en Glassell Park, relajado en mi cama con dos hombres preciosos, mirando al sol echar tintas anaranjadas contra mi pared.

Fotografía a cargo de Pablo Almansa
Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *