Especial

Crónica fotográfica de Mediapunta en Madrid

Por -

La delirante furia de Mediapunta inundó de una rabia desatada y fugaz los escasos metros cuadrados del Café La Palma. Sonaron tan feroces como inciertos. Se retorcieron hasta dejar de tener sentido, hasta empaparnos de su caos y su amargo ardor. Nos sumergieron en la vertiente más pura y cruel del inconsciente, haciendo de nuestras dudas una oda a la incoherente pero sutil vivencia de los días. Una experiencia compartida en torno a una incógnita común. Una noche sin márgenes ni respuestas, que brilló por su indefinición y armoniosa ferocidad. Resonando hasta lo imposible, hasta lo incierto. Rescatando lo de dentro de entre los escombros.

María Rozados Balboa
María Rozados Balboa

Me gustan muchas cosas y a veces escribo sobre ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *