Especial

Crónica fotográfica de Los Punsetes y Confeti de Odio en Madrid

Por -

La demoledora sátira de Los Punsetes se hizo, el viernes pasado, un hueco en el corazón de una Riviera cargada de electricidad. En su recorrido a los temas que vienen de consolidarlos como uno de los grupos más icónicos de la escena nacional, no olvidaron homenajear a su estética, tan suya, tan feroz. También Confeti de Odio (Lucas de la Iglesia) se descubrió, en su tierna melancolía, ante un público devoto y entregado. La tristeza de unas letras sumidas en el desconcierto, en la desolación, pero dueñas de un lirismo puro y cuidado. La combinación perfecta para una noche envuelta en la onírica e ininterrumpida vehemencia de un grito que estalla hasta ahogar la voz. Furia, desacato, coraje y pasión, en ritmos suaves y diáfanos. En su sencillez, euforia. En sus tinieblas, luz. Una magia contagiosa y veloz. Y todo ello sin que nos diésemos cuenta.

María Rozados Balboa
María Rozados Balboa

Me gustan muchas cosas y a veces escribo sobre ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *