Entrevistamos a

Wild Beasts

"Siento que es un disco algo paranoico en muchos sentidos, como una reflexión sobre la vida en la ciudad."

Por -

Tras llevar tiempo siendo el ojito derecho de la crítica, Wild Beasts han conseguido un gran éxito comercial con Present Tense (2014, Domino). Son un grupo original al que es difícil sacarle parecidos y que cada vez está más cerca de alcanzar su cénit. Con motivo de su próxima gira española, charlamos un rato con Tom Fleming, cuya aportación al grupo varía dependiendo de la canción: tan bien se desenvuelve como frontman como le deja el peso del micrófono a su compañero Hayden Thorpe y se dedica a tocar el bajo, la guitarra o los teclados. Elocuente y divertido, Tom nos habló sobre la grabación del disco, la importancia de sus letras y la escena musical británica.

Present Tense no solo ha sido vuestro disco más aclamado por la crítica, sino que lo ha hecho muy bien en las listas de ventas, alcanzando el top 10 en el Reino Unido. ¿Qué siente un grupo cuando se consigue un éxito tan grande? ¿Os veis llegando aún más lejos?

Bueno, es una de esas cosas que nunca te esperas ni te preocupas demasiado por ello, pero está claro que sienta bien conseguirlo, es algo muy difícil. No creo que se nos diese bien hacer canciones de pop accesible aunque lo intentásemos, así que sería duro llegar incluso más alto en las listas, pero estaría bien, claro.

Corristeis un riesgo eligiendo a Leo Abrahams y Lexxxx en vez de a Richard Formby, con el que habíais trabajado en vuestros otros discos. ¿Crees que esto ayudó a crear el sonido que habéis conseguido en el disco?

Queríamos conseguir un sonido distinto, y hemos tenido la suerte de que los dos productores que escogimos tienen habilidades complementarias. Lexxx está interesado en usar la última tecnología y sacar el mejor sonido posible, mientras que con Leo se trata más de potenciar la forma tradicional de componer y grabar canciones. Creo que trabajaron muy bien juntos, la verdad. Fue un trabajo bastante intenso y estoy muy agradecido por la forma en la que suena el disco.

Grabasteis el disco en un studio cerca de los Cotswolds (montes cercanos a Oxford) y también en una especie de estación de ferrocarril en el sureste de Londres, ¿no? ¿Crees que todo esto también os ayudó a hacer un disco así?

Nos ayudó a nivel práctico, sin duda. Siento que es un disco algo paranoico en muchos sentidos, como una reflexión sobre la vida en la ciudad, y creo que está muy bien reflejado en el sonido del propio álbum, que a su vez fue influido por los localizaciones en las que fue grabado.

Uno de los momentos más memorables del disco lo tenemos en ‘Wanderlust’, el primer single, cuando cantáis: “In your mother tongue, what’s the verb “to suck”?” (En tu lengua materna, ¿cómo se dice “chupar”?) Leí que era una especie de toque de atención a otros grupos ingleses por imitar el acento americano en sus canciones.

Sí, es algo así, es una invitación a ser real, queríamos remarcar eso, que la música se trata de hacer algo real, no de conseguir algo lo más rápido posible para conseguir la fama. También es una especie de llamada a estar cercano a tus raíces.

Entonces, teniendo en cuenta este espíritu ingles; ¿creéis que es importante que se note de dónde venís en vuestra música, como ya hicieron los Smiths o los Kinks, por poner dos ejemplos claros?

Sí, sí lo creo, pienso que la mejor música siempre dice algo del lugar que te rodea. Puede que no sea bueno buscarlo y hacerlo deliberadamente todo el tiempo, pero sí me parece muy importante tener una voz que represente al sitio de donde vienes.

Es como tener una especie de responsabilidad, ¿no?

Exacto. Somos muy afortunados de poder hacer que esto sea nuestro trabajo y somos responsables de hacer algo importante con esta oportunidad.

Pongamos que tienes que elegir un par de artistas de tu país que han cambiado tu forma de ver la música. ¿Cuáles serían?

Es una pregunta bastante difícil, la verdad. Me encanta la música que me recuerda a Londres, como Burial o Kode9, me parece que suena mucho a mi ciudad. No solo me gusta porque despierta ese espíritu evocativo en mí, también creo que son unos pioneros.

¿Qué opinas de la música británica de hoy en día?

Como ha pasado siempre, creo que la música inglesa es mucho más interesante que lo que los propios ingleses decimos que es. Creo que la tradición inglesa es muy importante dentro de la europea; entender ese sentido de hacer música que viene de un lugar húmedo y frío. Pero tampoco hay una necesidad de hacer siempre ese tipo de música; podemos salir a la calle de vez en cuando.

La fama que habéis conseguido no solo viene por vuestra música, las letras también han jugado un papel importante. Es evidente que les dais importancia, pero, ¿hasta qué punto?

Creemos de verdad que las letras son importantes, tienen que hacer algo, queremos que envíen un mensaje y que no sean únicamente palabras que cuadren con la melodía de la música. Trabajamos con las letras como si fuesen un instrumento más, definitivamente son parte de la música.

Cada vez hay menos grupos que crean en la importancia de las caras B, pero vosotros sois de los pocos que las reivindicáis ahora mismo. ¿Cómo te sientes ante su desaparición?

Hoy en día hay una demanda constante de contenido, lo cual es muy irritante si quieres mantener la calidad de tu trabajo. Se supone que las caras B son oportunidades para pasarlo bien, no tienen por qué ser increíblemente consistentes, sino que puedes jugar más con los sonidos y tomarte menos en serio.

Ha pasado bastante tiempo desde la última vez que venís a España. Aprovechando vuestro hueco en el cartel del Dcode de Madrid: ¿la música de Wild Beasts funciona mejor en festivales que en vuestros conciertos?

Bueno, es difícil decirlo, está claro que preferimos tocar en nuestros propios concertos, más que nada porque sentimos al público como nuestro, pero cuando llevas tanto tiempo de gira comienzas a tratar todas las actuaciones por igual. Lo que sí cambia es el número de personas que te están mirando.

Quería preguntarte por una canción algo vieja, ‘All The King’s Men’, de vuestro segundo álbum Two Dancers (2009, Domino). Es una canción fantástica; ¿cómo surgió el concepto de hacer ese falsete tan teatral al principio de las estrofas?

La canción es una sátira, trata sobre hombres horribles tratando a las mujeres como si fuesen mierda. Queríamos imitar a un hombre poniendo voz de mujer para que la canción estuviese adecuada a la letra.

¿Sabéis ya cuál va a ser vuestro próximo paso cuando acabe la gira? Os disteis un pequeño descanso antes de grabar Present Tense porque llevabais cuatro años seguidos sin parar.

Sí, espero que podamos descansar algo, porque la gira acaba en diciembre. Llevamos todo el año por todas partes, la verdad. Siento que esta es la segunda fase del grupo, ya que con los tres primeros discos todo pasó muy rápido. Ahora estamos más consolidados y podemos tomarnos las cosas con calma.

Alberto

Madrid, '94. En contra de muchas cosas y a favor de unas cuantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *