Entrevistamos a

Owl Captain

"Mi intención era unir dos mundos dispares como el rock y la música electrónica sin abandonar los elementos propios de cada estilo. "

Por -

Gonzalo Ruiz acaba de embarcarse en un nuevo proyecto que lleva por nombre Owl Captain. Tras su paso por formaciones como La Casa del Árbol, Mechanismo o Being Berber, ha llegado el momento de dar rienda suelta a sus composiciones. Para ello, acaba de publicar su primer LP The Insides of being The Owl Captain, un conjunto de canciones que sirven de sucesoras a su primer EP Nights. Lo que nos encontramos dentro de estos trabajos está relacionado en parte con la resaca de rock alternativo noventero norteamericano más cercano al emo, aunque eso sí, la evolución respecto a esos sonidos resulta total. Para ello, las cajas de ritmo y sintetizadores resultan fundamentales, dejando que las influencias post-rock también circulen libremente. Aprovechando lo reciente de su nuevo lanzamiento, entrevistamos a Gonzalo.

Escuchando tu trabajo me he llevado gratas sorpresas, la primera de ellas lo bien que juegas con los cambios de intensidad a lo largo de los temas. ¿Consideras que este recurso es una parte importante de tu música?

Más que un recurso importante, es algo a lo que recurro instintivamente y que me sale sin darme cuenta. Es mi forma de darle forma a las canciones y hacerlas interesantes, sobre todo para mí mismo. Mis canciones no son especialmente cortas y sin esas subidas y bajadas serian un rollazo.

 

También me llama la atención como vas superponiendo varias capas de guitarras como es el caso de ‘The Cvlt’, siendo esto algo muy propio del post-rock. ¿Tu forma de componer los temas está relacionada con la adición de diferentes capas de sonidos o sigues otros patrones muy diferentes?

Realmente en ‘The Cvlt’ solo hay una guitarra durante todo el tema, el resto son cajas de ritmos y sintetizadores. Estos recursos más, que formar parte de mi forma de componer, pertenecen más al arreglo de las canciones, al vestido y el maquillaje. El cuerpo de la canción suelo hacerlo casi siempre en casa con la guitarra acústica.

Los coros son algo que también potencia muchas partes de tus canciones, encontrándonos en ellos algo muy visceral, que huyen de la sutileza. ¿Tuviste en todo momento claro el enfoque que querías darles?

El tema de los coros hooligans era algo que tenía muy claro, pero que hasta que no estuvo entero grabado el disco, no me di cuenta de que tenía tanta presencia y recurría tanto a ello. Aun así, era algo que si tenía muy claro, me gustaba la idea de presentar partes donde se oyera a mucha gente gritando a pleno pulmón huir de la intimidad y soledad del songwriter.

"El tema de los coros hooligans era algo que tenía muy claro, pero que hasta que no estuvo entero grabado el disco, no me di cuenta de que tenía tanta presencia y recurría tanto a ello. "

El título del trabajo concuerda muy bien con la sensación de haberte vaciado a la hora de dar forma a todos los aspectos del mismo. ¿Tienes la sensación de que al ser un proyecto personal el camino recorrido ha sido mucho más dificultoso que en tus anteriores trabajos?

Sin duda. El 100% de este disco representa lo que yo quiero en este momento y además lleva un peso muy personal por lo que comentas de encargarme de todos los aspectos que rodean la música, que creo que es lo que deberían hacer todos los músicos. Por supuesto el afrontar todo esto en solitario no es lo mismo que cuando un grupo de 5 personas divide tareas. Ha sido un proceso largo, duro y cansado, pero del que al hacerlo solo te sientes mucho más orgulloso del resultado final.

Se podría decir que este primer trabajo de Owl Captain es un disco esencialmente de guitarras, sin embargo hay canciones en las que incorporas teclados y algún que otro elemento sintetizado. ¿Te hubiese gustado conseguir un disco únicamente de guitarras o te pedían las canciones más elementos a mayores?

Para mi viniendo de un entorno totalmente guitarrero es un disco que sí, tiene guitarras, porque es mi instrumento principal y compongo con ella, pero tiene muchísima electrónica y sintetizadores. Mi intención era unir dos mundos dispares como el rock y la música electrónica sin abandonar los elementos propios de cada estilo. Tener una guitarra acústica sobre una caja de ritmos y un sintetizadores y terminar el tema haciendo ruido y cercano al posthardcore y hacer que todo case y no sea una mezcla rara.

 

Seguramente ‘Monument’ sea la canción que más rompe con el resto del trabajo, no solo por el brillante pero sutil saxofón final, sino más que nada por su desarrollo electrónico. ¿Tenías ciertas dudas acerca de si encajaría con el conjunto del trabajo?

Fue la última canción que compuse para el disco y bueno, con la electrónica hay un factor esencial y es que cuanto más vas haciendo, más aprendes a utilizar los distintos recursos y más quieres indagar y jugar con ellos. El riff principal del bajo y la capa de sintetizadores vienen todos de una misma idea que compuse y grabé en el móvil en el estudio durante la grabación de Nights, pero el tema no lo desarrolle hasta un par de meses antes de entrar a grabar el disco. De hecho toda la sección final se me ocurrió y la compuse a una semana de entrar a grabar, aunque si tenía claro que quería invitar a Andrés a grabar un solo de saxo de alguna forma.

"Ha sido un proceso largo, duro y cansado, pero del que al hacerlo solo te sientes mucho más orgulloso del resultado final."

Has paso por bandas como La Casa del Árbol que difieren musicalmente mucho de lo que vienes haciendo ahora. ¿Cómo encajas tu actual proyecto con grupos de corte tan acústico como el anteriormente mencionado?

Siempre digo que de todos los proyectos en los que he estado me llevo algo. En unos he aprendido a jugar con la electrónica, como en Being Berber, en otros como Mechanismo aprendí a trabajar los juegos de voces, a ensayarlos, y en otros como La Casa del Árbol aprendí todo lo de un grupo no debe hacer, con mayúsculas, musical y extramusicalmente.

En referencia a tu primer EP, tengo la impresión de que no difiere tanto respecto a este primer LP en sonido sino más en sensaciones, siendo Nights una obra de corte más oscuro. ¿Desde dentro has notado alguna transición o giro muy marcado de un trabajo a otro?

Cada uno percibe de forma muy distinta las cosas, para mi hay un par de temas que no se alejan tanto porque tienen el punto rockero que tenía el EP, pero el resto no me parece que tenga nada que ver. El otro día en una entrevista me decía un compañero que le parecían mundos aparte. Para mí la transición no es tanta. No me gusta repetirme y siempre quiero probar cosas nuevas. Ya cuando grabé el EP me hubiera gustado incorporar elementos electrónicos, pero no tenía ni el equipo ni los conocimientos para hacerlo. Además la producción siempre ayuda a encaminar los temas y en aquel EP, con Brian a los mandos, dejé que todo virase hacía el guitarreo.

Tengo curiosidad por saber cómo presentarás este nuevo trabajo en directo. ¿Cómo vas a estar acompañado encima del escenario?

En los conciertos me acompañará mi maravillosa bandaza que forman: Dani de Turistas, Hans y David de Trono de Sangre y Marco, que también toca conmigo en Being Berber. Todos tocamos de todos así que los conciertos son muy visuales y amenos. En el escenario hay dos baterías, 5 sintetizadores, un bajo, dos guitarras y percusiones. Una locura que parece una mudanza cuando llegamos a las salas.

"No me gusta repetirme y siempre quiero probar cosas nuevas. Ya cuando grabé el EP me hubiera gustado incorporar elementos electrónicos, pero no tenía ni el equipo ni los conocimientos para hacerlo."

Del mismo modo me gustaría saber cuáles van a ser tus planes de futuro. ¿Crees que podrás conseguir una gira de presentación por buena parte de la península e incluso el extranjero?

El plan es ese, y ya están empezando a cerrarse fechas para presentarlo en distintas ciudades y algunos festivales. Es un proyecto pequeño aun y queremos hacerlo bien e ir poco a poco, así que no hay prisas.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Perros o gatos?

Del mismo modo tengo una para ti a cargo del grupo gallego Dois. Dice así: ¿dónde residen las risas?

¿Las risas? En cualquier parte, en la ironía, en momento que solo has visto tú o en tu propia cabeza porque estás como las maracas.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *